¿Quieres un libro sobre psicología? Te ofrezco 5 claves

Leer es un gran placer y hay infinidad de libros en el mercado. Sin embargo, si lo que te interesa es la psicología es importante que tengas algunas cosas claras, ya que te vas a encontrar muchas decepciones en el mercado.

Te voy a dar 5 claves, que no son nada del otro mundo, pero son las que yo sigo para no llevarme sustos ni tirar el dinero.

Antes de seguir, te animo a que entres en el blog y puedas curiosear lo que hemos escrito hace tiempo sobre diversos libros. 

Aspectos a tener en cuenta

Recuerda que estas claves son basadas en mi opinión y mi filosofía a la hora de escoger literatura psicológica.

Esto es importante, porque quizás para ti no resulten del todo útiles, pero solamente te recomiendo que tengas algunos parámetros claros, porque si no vas a perder mucho dinero.

También te invito a que visites librerías pequeñas, yo encontré la joya de António DamásioEl error de Descartes, me gustó tanto que ¡incluso hablamos sobre él!. Como decía, encontré esa maravilla en una tiendita de barrio, por lo que haz caso de ese dicho «no juzgues a un libro por su portada«.

La editorial del libro

Hay editoriales muy conocidas en el mundo de la psicología. Una de las que más me gusta es Gedisa, ya que tiene una muy buena e interesante sección de libros sobre psicoanálisis, psicología positiva y filosofía. Otra opción muy interesante también puede ser Kairós, que suele tener obras muy interesantes en relación a la psicología infantil.

Lo que sí es verdad, es que cuando veo un libro de alguna de estas dos casas sé que tiene muchos puntos para ser una buena compra. Sin duda, hay que mirar más cosas, pero por lo menos parte de un buen nivel. La cuestión es que te fijes si de la misma editorial hay más libros de la temática que estás buscando, sino es así, entonces suena raro.

Esto no significa que no sea de calidad, simplemente que es importante que mires las demás claves con atención. Estas dos opciones son mis preferencias, esto no significa que no me fíe de ninguna otra opción, ni mucho menos.

Autoría

Es verdad que no siempre quién escribe sobre lo mismo, un claro ejemplo puede ser Massimo Recalcatti, que puede escribir desde libros muy orientados a las nuevas formas de relación filio – paternal o sobre el sistema educativo, pero nunca nos lo imaginaremos hablando desde un prisma neurológico o sistémico por ejemplo. Primeramente, porque esas no son sus áreas de estudio.

Este es un ejemplo de tantos otros, pero es importante que tengas en cuenta que si quién ha escrito ese libro normalmente no ha redactado nada sobre ese tema, posiblemente quizás no sea la mejor opción. Ten en cuenta, que son consejos, si lo ojeas y te llama mucho la atención, ¡quizás sea una joya!

Es evidente que las personas se pueden formar, estudiar y/o investigar sobre nuevas temáticas, pero normalmente no suelen hacer quiebros muy grandes, es decir, grandes cambios. Como siempre, hay excepciones a las reglas, ya que Alice Miller pasó de ser una psicoanalista enamorada de la obra de Freud a detestarla y trabajar de manera hermética y solitaria.

En definitiva, yo te recomiendo que mires qué suele escribir habitualmente la persona que tienes delante. Puede ser que sea su primera obra, pero seguro que en dicho caso tiene alguna investigación o por lo menos en la solapa pondrá un breve resumen de su trayectoria profesional.

Enfoque teórico

En múltiples ocasiones hemos hablado sobre las distintas corrientes que existen en psicología y la importancia de cada cuál.  Es importante tener claro sobre qué nos interesa leer, ya que si cogemos sin pensar nos podemos llevar alguna que otra sorpresa.

Además de llevarnos un libro que quizás no enfoque a la persona que no concuerde con nuestra formación, lo que significa que es muy probable que no nos vayamos a enterar de lo nos cuentan; cabe la posibilidad de que las bases de dicho material no tengan ni pies ni cabeza.

Por una parte, nos podemos encontrar ante un conjunto de ideas sin ningún valor o fake news que se llaman actualmente o un discurso que parece coherente, interesante e incluso que quizás concuerde con nuestra filosofía. Sin embargo, aunque parezca muy jugoso, quizás sea una mentira o carezca de los matices necesarios, como por ejemplo es la psicología feminista.

Referencias

Si eres habitual del blog sabrás de antemano que para mí uno de los primeros aspectos que más crítico es la ausencia de referencias en cualquier libro. Puede ser que el escrito sea antiguo y entonces las referencias estén desactualizadas, pero aún así, sigue pudiendo ser un buen material. Un ejemplo es Psicodrama. Una obra muy antigua, pero no por ello ha perdido su interés.

Es importante que mires que las referencias tengan o la mayoría no más de 5 o 6 años de antigüedad en relación a la fecha de publicación del libro. Es decir, que si está publicado en 2022, la mayor parte de las referencias deberían rondar el año 2017 o 2016. Si son todas mucho más antiguas, te tiene que oler bastante raro. Sin embargo, hay dos excepciones, aquellas obras que se dedican a hacer una recopilación histórica de un tema, que entonces se entiende o cuando es un tema que se ha quedado en el tintero hace tiempo. Si no cumple estas condiciones, significa que está muy desactualizado, incluso cuando se publicó.

Si te tienes muchísimo interés en este apartado, te recomiendo que les eches un vistazo a los títulos de los trabajos citados. Si la mayoría tienen títulos relacionados o que por separado se pueden relacionar con la temática de la publicación, demuestra que quién lo haya redactado ha hecho un gran trabajo de investigación.

Opiniones de otras personas

Actualmente todas las personas miramos las opiniones de otras personas respecto a cualquier producto y los libros no son menos.

Evidentemente puedes buscar referencias en espacios especializados como puede ser este blog o en páginas mucho más globales como Amazon por ejemplo. Es verdad que las diferencias son notables del análisis y punto de vista, pero aún así siempre te puede resultar muy interesante.

En este caso, si tu próxima adquisición literaria no cuenta con ninguna valoración no tiene por qué significar nada. Puede ser desde que nadie ha querido invertir tiempo en escribir sobre la misma o que es demasiado reciente y no ha dado tiempo a que las personas que la han comprado hayan podido hacerse una idea o composición de lugar. En este caso, fíate de tu propio olfato.

Teniendo todas las anteriores claves en mente, seguro que esta última no es tan relevante y tu propia intuición te guiará correctamente. Recuerda que ésta algunas veces te juega malas pasadas, como nos recuerda Fritz Perls y tan bien lo pudo recoger Pedro de Casso en su último libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: