Infidelidad¿La muerte de una pareja?

El mundo de las parejas siempre  es complicado, ya que la comunicación entre dos personas nunca está fuera de conflictos. Uno de los más clásicos es la infidelidad, entendida como la ruptura del acuerdo de la pareja respecto a otras personas. Actualmente las parejas posibles son muy variopintas, lo cuál permite nuevas formas de vivir el amor, pero la infidelidad sigue estable.

Ahora vamos a pasar a hablar de las posibles infidelidades que existen hoy en día y también qué posibilidades hay para dicha pareja. A su vez, hablaremos sobre cómo podemos ir haciendo el duelo, sea de la ruptura o para recuperar la confianza, y así poder seguir con nuestras vidas.

¿Qué entiendo por pareja?

Antes he comentado que en el mundo actual existen diversas opciones de pareja, desde la monógama, entendida como dos personas que solamente tienen relaciones sexuales entre ellas, sean de la orientación que sea. Otras opciones son aquellas de corte polígamo o también conocidas como parejas abiertas. Estas últimas son aquellas, cada cual con sus peculiaridades, permiten que haya otras personas. En todos los casos, dichas personas tienen una relación especial y de un nivel superior a la que tienen con otras personas.

En resumen, una pareja tiene que ser un conjunto de mínimo de dos personas en la que el lazo que les une es de un mayor nivel que el que se tiene con otras amistades. Debido a la naturaleza tan especial de dicha unión, tenga las normas que tenga, siempre cabe la posibilidad de que haya una infidelidad, ya que ésta sería replicar dicho lazo especial con otra persona.

Tipos de infidelidad en las parejas

Una infidelidad es una vulneración de las normas que tengan en la relación. Puede ir desde mandar una foto a otra persona o tener una relación sexual con alguien distinto a tu pareja. Todo depende de la naturaleza de la relación.

Sé que esto es bastante lógico, pero es importante tener una cosa clara, sobre infidelidades no se puede hacer una tesis doctoral, es decir, depende de cada persona. Sé que lo he repetido en muchas ocasiones, pero es importante que recuerdes que los libros de autoayuda sobre este temática no suelen ser muy fiables, aunque sean los escritos por Albert Ellis.

Lo lógico es que si tienes alguna duda sobre si vas a romper la confianza y el trato de la pareja lo primero es que lo consultes. Es verdad que la frase coloquial mejor pedir perdón que pedir permiso puede darte grandes alegrías, pero también traerte muchos problemas. A pesar de que existe bastante bibliografía científica que apoya la teoría de que es importante de que vivir en pareja para prevenir problemas de salud, aunque si no tienes pareja, también hay bibliografía que recuerda que puede ser una opción saludable.

En cualquier caso, me parece importante que te des cuenta de que si te estás planteando ser infiel a tu pareja, quizás sea el momento de poder hablar sobre las normas de la pareja, quizás prefieras una relación abierta, es decir, puedes tener encuentros sexuales con otras personas además de tu pareja, una relación polígama, etc. Lo mejor es que puedas hablar y saber si la otra persona prefiere también cambiar la naturaleza de la pareja. Total, es una decisión que es vuestra y la decisión que toméis no es irreversible.

Razones para ser infiel

Daniel Gottman es de los psicólogos más importantes en el estudio de las parejas. Además de utilizar metodología cualitativa a la hora de recabar datos, como entrevistas, grupos focales, análisis del discurso, etc.; también utiliza datos cuantitativos, nivel de cortisol en sangre, número de interacciones entre las dos personas, etc. Es decir, que no es una persona que se ha levantado una mañana y ha decidido escribir algo y ten  seguro de que también odia los discursos pseudocientíficos.

Este autor lo tiene bastante claro, las infidelidades se dan cuando en una pareja las necesidades emocionales no se cubren. En la sociedad muchas veces se achaca a la falta de relaciones sexuales, pero la falta de sexo suele ser uno de los motivos menos habituales para romper las normas. No se busca tener un orgasmo o estar con una persona concreta, sino más bien poder sentirse mirado, querido y apreciado.

En definitiva, si la tentación de romper las normas o los cristales, como diría Platero y tú, quizás lo que tienes que hacer es sentarte con tu pareja y expresarle que quizás echas de menos tener más interacciones amorosas, ser mirado, etc. En definitiva, puedes buscar la forma de romper la pareja y tener que hacer un duelo o poder expresarte con él, ellos, ella o ellas, y conseguir que la salud de la pareja pueda mejorar.

¿Y ahora qué?

¿Se puede seguir con la relación

Después de una infidelidad la pareja puede seguir viva. Sin lugar a dudas la pareja está herida, pero no de muerte. Durante un tiempo vais a necesitar hablar, hablar y volver a hablar del tema. Lo que sí es verdad es que vais a correr el riesgo de estar en un estado de reproche constante, lo cual no os va a ayudar a poder avanzar absolutamente nada.

Si tienes dudas sobre  si estás en este punto, hazte la siguiente pregunta, ¿Cuándo hablamos del tema salgo peor o puedo calmar un poco mi dolor? Si la pregunta es afirmativa a la primera, posiblemente estés en el punto que os estáis haciendo más daño que bien. Si os estancáis en este punto, la ruptura está servida, ya que en vez de regaros con algo de vida solo os estáis dando golpes mutuamente. Para salir, lo mejor que podéis hacer es solicitar cita con un terapeuta o intentar conseguir descubrir una forma más creativa de poder expresar vuestro dolor.

Tenéis que tener en cuenta el hecho de que tendréis que dedicar mucho tiempo a poder cuidaros mutuamente, que puede ser desde volver a conoceros, saber de vuestros intereses comunes, etc. Uno de los aspectos más importantes para poder superar la infidelidad, es poder también en vuestras conversaciones rescatar los aspectos positivos de la pareja y sanos. Desde experiencias divertidas, viajes gratificantes, etc. Quizás al principio sea artificial, pero poco a poco se irá naturalizando y de esa manera podréis ir mitigando el dolor producido por la infidelidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: