¿Nuestra personalidad es medible?

¿Quién soy? es una pregunta muy habitual, viene desde los orígenes de la filosofía. En este caso, Gordon Allport percibió que había un problema a la hora de describir la personalidad.

En su época había dos posibilidades para poder describirla:

Estructuras clínicas, descritas por Sigmund Freud, método que sigue vigente en el psicoanálisis; y el método de Carl Rogers, que consistía en escuchar a la persona y no buscar características genéricas.

Estos dos métodos no le convencían en absoluto, por lo que decidió que tenía que desarrollar un nuevo método, ahora veremos cuáles son las características

Bases de la teoría del rasgo

Como bien decíamos antes, Gordon Allport desarrolló un modelo teórico que permitía describir la compleja personalidad de cualquier persona en distintos elementos, los llamados rasgos de personalidad.

Existen diversos modelos teóricos en esta corriente, desde el biologicista desarrollado por Hans Eysenck hasta el modelo léxico de Catell. Seguramente el primero estaría en una gran discusión con António Dámasio, pero es verdad que la biología es innegable a la hora de hablar de nuestra psique.

El modelo de Raymond Catell fue un modelo que no prosperó, ya que buscaba basarse en el léxico y a diferencia del modelo que prosperó, Catell afirmaba que no había rasgos individuales, sino que eran generales a todas las personas. Podríamos compararle con los arquetipos jungianos, aunque con muchos matices.

Estos modelos no deciden los criterios por ciencia infusa, sino que se basan en la metodología cuantitativa y una herramienta estadística. Lo que consiguieron fue presentar muchísimas preguntas en forma de cuestionario y pasarlo a muchísimas personas. Después de recoger las respuestas se pasan por un programa estadístico para poder ver cuáles de éstas son las que sobran, más información crucial recogen, etc.

Sin embargo, todo este trabajo no se acaba aquí, después de estudiar las respuestas los investigadores también compartían los resultados con las personas para saber hasta que punto había una concordancia entre lo que decía el test y lo que sentían las personas. ¿Muy distinto a los test de Facebook, no?

La personalidad descrita en rasgos

Como decíamos antes, el modelo que prosperó fue el de Allport, ya que él entendía que cada persona tenemos unos rasgos de personalidad concretos, pero el objetivo era conseguir muchos datos de la persona y luego poder traducir esas características personales a constructos más genéricos.

Estos rasgos o constructos de personalidad más famosos son los siguientes:

Neuroticismo

Extraversión o Sugerencia

Apertura a la experiencia

Cordialidad o Amabilidad vs Antagonismo

Responsabilidad vs Negligencia

Estas características siguen vigentes, podemos encontrar en la entrevista que le hicimos a Rafael Pardo, autor del maravilloso libro Felicidad tóxica; y es más autores tan importantes como Martin Seligman, padre de la psicología positiva, han seguido este modelo para poder su propio cuestionario sobre fortalezas. Tienen otros rasgos y una gran dudosa calidad, pero la cuestión es que se siguen rigiendo por este modelo teórico.

Test de personalidad más famosos

Aquí os dejo un breve recopilatorio de los test de personalidad más famosos que te puedes encontrar en el mercado.

MMPI2: Este es un test muy extenso y con una muy buena fama. Se suele utilizar en recursos humanos, ya que da una información muy interesante sobre la persona, es más, tiene hasta su propia escala de mentira. No es una variable que nos diga si somos mentirosos o no, sino que indica si nuestros son realistas, puede ser por una gran ansiedad o porque queramos mentir.

Los cinco grandes: Este es un test más corto que el anterior y las dimensiones de la personalidad que exploran son las que hemos presentado anteriormente. Este suele ser muy conocido, ya que permite entrelazar los distintos rasgos de personalidad, es decir que permite ver una relación entre neuroticismo y apertura.

16 PF, aquí te dejo el manual de corrección si has conseguido los tests por otros lados: Este test fue desarrollado por Catell, que exige que haya un mínimo de nivel académico, ya que se estudia la personalidad en base a expresiones léxicas.

Si te te interesa alguno de estos instrumentos tenéis los links en los nombres de cada instrumento. Yo no soy un gran conocedor de estas herramientas, por eso no os presento muchos más de talles. Sin embargo, es imprescindible que quién los aplique y corrija sea una persona experta en psicología, para que se puedan interpretar correctamente. 

Recuerda que cualquier test es una fotografía de tu personalidad en un momento concreto de tu vida. No te lo puedes tomar como algo inequívoco y fijo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: