1516 fue el final de las alucinaciones en Alemania

Antes del año 1516 en Alemania en la elaboración de cerveza se podía hacer con cualquier ingrediente. En concreto, en la Edad Media se abusaba bastante de la belladona, que ingerida en grandes cantidades producen alucinaciones muy variadas. Esta curiosa planta, era muy utilizada en esta época para poder ampliar los iris de las mujeres, ya que esta práctica se consideraba que las embellecía mucho. No es algo tan extraño, solamente hay que ver cómo la industria del maquillaje hace un gran hincapié en sacar productos que remarquen el contorno de los ojos.

¿Qué pasaba antes de 1516?

Todo el mundo sabe que en Alemania el consumo de cerveza es parte de su cultura. Antes de la ley de pureza del rey Guillermo IV, la sociedad alemana tenía la mayor cantidad de registro de alucinaciones de todo Europa. El número de personas que decían ver unicornios, hadas varias, etc.

Esto no quiere decir que todos los relatos mitológicos sean producidos por el consumo de alimentos alucinógenos. Es más, tanto como Jose María Álvarez como Antonio Escotado han dejado muy claro muchas veces que el consumo de las drogas normalmente eran controladas siempre. El mejor ejemplo pueden ser las sociedades latinoamericanas, en dónde solamente podían fumar o consumir alcohol las personas más adultas y en momentos concretos. Si te interesa conocer un poco más de este aspecto, hay una obra llamada Las enseñanzas de Don Juandel polémico autor Carlos Castaneda.

¿Tuvo algún efecto en la sociedad alemana tanta alucinación?

Todo el mundo conocemos los relatos que nos dejaron en herencia los Hermanos Grimm y el estudio que nos dejó Bruno Bettelheim sobre estos, en su clásico libro Psicoanálisis de los cuentos de hadas.

En Salem mataron a multitud de mujeres acusadas de brujas y en Alemania lo que sucedió es que hubo tal cantidad de denuncias en todos los pueblos y tan pocas pruebas de que de verdad hubiera criaturas mágicas, personas haciendo hechizos, etc.; que una vez dejaron de ejecutar sentencias varias, decidieron estudiar el caso.

¿Las alucinaciones sirvieron de algo?

Gracias a estas alucinaciones tenemos diversos cuentos fantásticos que han sobrevivido hasta nuestros días y también demuestra lo importante que es la sociedad en la que nos encontramos para poder entender las alucinaciones.

En el clásico libro de Oliver Sacks Alucinaciones explica como sus pacientes, salvo aquellos aquejados de parkinson, tenían alucinaciones muy diversas dependiendo de sus orígenes. Es más, cuenta el caso de un hombre en cuya cultura en navidades se habla con los muertos de la familia. Éste hombre acude muy angustiado a su consulta con esta queja y él le explora y no detecta ninguna enfermedad mental. Investiga un poco la cultura de la persona y al encontrarse con esto y comentarlo con él, su angustia desaparece.

 Fernando Martín Aduriz  nos diría que el hecho de encontrar una explicación ante esta falta de falta, la ansiedad cesa.

¿Te interesa el mundo de las drogas y alucinaciones?

Si te interesa el mundo de las drogas, te recomiendo enormemente leer Historia general de las drogas del gran estudioso Antonio Escohotado.

El uso de las alucinaciones no solamente ha sido famoso en las prácticas chamánicas, sino que autores como Carl Jung o Fritz Perls tenían una gran estima en la ayuda que podía propiciar para el autoconocimiento personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: