Los cuentos de hadas, ¿nos podrían ayudar a entendernos?

Los cuentos de hadas son eternos y así lo demuestra esta magnífica obra, Psicoanálisis de los cuentos de hadas. Originalmente fueron recopilados por los Hermanos Grimm entre finales del siglo XVIII y el XIX. Si fueran relatos sobre hadas, ogros y brujas sin ningún trasfondo, podrían haber resultado interesantes en su época y al de poco tiempo haber dejado de existir. Sin embargo, si preguntamos a alguien sobre Caperucita Roja o la Cenicienta, seguro que los conocen o le suenen como mínimo. 

Es verdad que Disney ha transformado todo lo relacionado con la fantasía en burdas historias, pero la realidad es que los cuentos originales servían para poder superar eventos traumáticos o dolorosos. Sin embargo, Psicoanálisis de los cuentos de hadas nos ofrece una visión distinta a la habitual.

Como el propio nombre indica, la teoría sobre la que se sustenta es de corte psicoanalítico, que pretenden explicar el por qué de la importancia leer cuentos a los niños y a las niñas y también da pistas de por qué de vez en cuando seguimos leyendo o recordando esos clásicos cuentos. Puedes descargar un resumen del libro de manera gratuita aquí.

Antes de empezar con los puntos positivos y negativos, es importante recordar que el contenido del libro está basado en la teoría psicoanalítica, por lo que os recomiendo avanzar con paciencia. Os lo digo por experiencia, yo no soy experto en psicoanálisis, pero buscando algunos términos concretos en Internet pude seguir el relato perfectamente.

Aspectos positivos…

Este libro nos ofrece un recurso muy interesante para trabajar con adultos como con infantes. No solo me refiero a la psicología clínica, evidentemente en la rama educativa solamente será para menores. Los cuentos de hadas en adultos puede servir para dar el último empujón que necesita la persona para darse cuenta de algún detalle, etc.; que le permita seguir avanzando. A su vez, también el leer un viejo cuento de la infancia siendo adulto le puede permitir evocar algún recuerdo o sensación que le permita poder entender mejor como funciona su mundo interior. 

Con los menores, los cuentos de hadas son o la llave para abrir cerraduras o para encontrar cerraduras. Así puesto parece algo contradictorio, pero al leer el libro entiendes que no. El libro te explica que el menor puede necesitar el cuento de hadas para poder encontrar una solución a sus angustias o una explicación a situaciones que esté sintiendo. A su vez, también puede encontrar en los cuentos nuevas emociones, hacerse preguntas sobre cómo funciona el mundo, etc.; es decir, encontrar misterios por resolver.

Es más, estos cuentos posiblemente sirvan para poder ayudar a desarrollar una base mucho más segura en nuestros hijos e hijas. En algún momento quizás se puedan utilizar para el proceso terapéutico, ya que quizás también pueda ayudar a movilizar sentimientos reprimidos

Da igual si eres una persona adulta y no te dedicas a estar con menores, de manera voluntaria, profesional o porque son tu progenie, los cuentos de hadas te pueden servir este libro para poder comenzar o seguir tu camino de auto-conocimiento. Encontrarte con los cuentos de la infancia, también puede hacer que vuelvas a ella y disfrutes «como un enano».

Aspectos negativos…

A pesar de que la obra no es demasiado antigua, 42 años, la forma en la que está escrita sí lo parece. En algunos momentos es un poco rimbombante y lenta, aunque por suerte no es de la época victoriana, ¡así que no os asustéis!

A su vez, el autor repite muchísimas veces las mismas ideas.Tiene cierto sentido, ya que quiere enfatizar la importancia de los cuentos, pero puede llegar a resultar muy pesado. En la selección de los cuentos tampoco atina siempre. Hay varios que reflejan las mismas ideas, por lo que yo acabé pensando «¡Que ya me lo sé!». Es verdad que hay muchas variantes de los cuentos de hadas, pero no todos pueden dar mensajes únicos. 

Por otra parte, el lenguaje que utiliza algunas veces no es nada cercano a un público no versado en psicoanálisis. Es verdad que no es algo constante durante todo el libro, pero aun yo teniendo algunos conocimientos de psicoanálisis tuve que hacer varias búsquedas en Google par poder entender todo.

Valoración Final…

El libro es una joya para cualquier persona. Los profesionales de la psicología podemos encontrar recursos muy económicos y muy útiles para cualquier población. Da igual que seas de la rama cognitivo conductual o de la sistémica. Los cuentos de hadas son una parte de nuestra infancia, ¿por qué no darle un poco de voz?

Padres, madres, docentes, etc.; podéis encontrar una mina de oro en recursos muy interesantes para ayudar a los y las menores a avanzar con las distintas etapas que les toca vivir. Es verdad que si sospechamos de la existencia de una psicosis grave, quizás no sea la mejor elección. Algunas veces es mejor caminar despacio antes de correr. 

¡En caso de que encontréis vuestro cuento, no dudéis en comentar qué os ha parecido!

Si te interesa comprarlo, pincha aquí

A %d blogueros les gusta esto: