El Camino del Ser, una joya del humanismo

El libro de esta semana, El Camino del Ser, es del famoso autor Carl Rogers, del cual ya hemos presentado hace tiempo una obra suya, Grupos de encuentro, puedes descargar el resumen del libro aquí.

En este caso el autor nos presenta una serie de charlas, parecido al libro de John Bowlby, salvo que en este caso no da explicaciones muy técnicas sobre su teoría. En este caso, da pinceladas sobre la comunicación, la terapia centrada en el cliente, aspectos sobre la educación y sobre el futuro. En definitiva, pistas para poder conseguir conocer a nuestro verdadero ser, fácil ¿no?

Aspectos positivos…

El libro es sencillo de leer, además de ameno. Al ser distintas conferencias se hace dinámica la lectura y adaptada a cualquier persona del público. El autor es consciente que todo su público no son personas expertas en psicología y además, le interesa que cada ser de esas charlas se vaya movido. 

En este libro se hacen pequeños acercamientos a la teoría rogeriana, como la congruencia o la terapia centrada en el cliente. A su vez, como describe su experiencia de ser escuchado es digna de ser leída, posiblemente te sientas identificado o identificada con ella.

La visión sobre la educación que tiene el autor, además de las investigaciones que presenta, de su época, demuestra que la perspectiva humanista aplicada en el ámbito académico se pueden conseguir grandes beneficios. 

Aspectos negativos…

Su perspectiva sobre el desarrollo de las personas me parece un poco utópico, ya que una y otra vez hace hincapié en la totalidad. Mis dudas nacen por la perspectiva lacaniana sobre la totalidad, que no existe. Es bonito pensar que hay una posibilidad de ser al 100%, sin embargo esto es imposible. No hay más que mirar a la psicosis

Su perspectiva sobre el futuro, por desgracia no es tan realista como es actualmente, ya que no ha resultado ser tan buena como la veía él. Según él iba a haber muchas personas jóvenes con grandes ideales para cambiar el mundo y sin tener la presión de conseguir montones de dinero, y me temo que no es así. Es verdad que hay personas jóvenes que han sido líderes de grandes causas, pero no es algo global.

Un defecto clásico de Carl Rogers es que algunas veces se enrolla demasiado con detalles y esta vez le pasa lo mismo. No llega a ser pesado, pero sí que riza un poco más de lo necesario el rizo. Tiene su sentido, porque le encanta ser entendido, pero en ese afán da demasiados detalles. 

Valoración final…

El libro es una joya de la psicología, seas de la corriente que seas, puesto que me parece un rasgo imprescindible para cualquier terapeuta, el ser sincero con el cliente y también tener en cuenta a la persona que tiene en frente, la congruencia. Me da igual que seas un ferviente seguidor de Skinner o Albert Ellis, pero Rogers siempre tenía muy claro que había una persona delante de él y eso es algo primordial, seas de la corriente que seas.

Si te interesa la terapia grupal, te puede interesar el saber que se puede hacer un grupo con más de 800 personas y que lejos de ser infructuoso, para la mayor parte de las personas fue todo un éxito. Es verdad, que eso sólo lo puede hacer un maestro de grupos del nivel de Carl Rogers o Irvin Yalom, no vale cualquiera. 

Es verdad que no explica al 100% su teoría y que en momentos puede resultar un tanto utópico, pero la verdad es que ha sido un placer leerlo. Si combinas este libro con el de grupos de encuentro o acudes a nuestro documento descargable sí que tendrás una visión bastante global de su forma de pensar y de trabajar, un valor seguro. 

Si te interesa comprarlo, puedes hacerlo aquí.

6 respuestas a «El Camino del Ser, una joya del humanismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: