¿Para pedir cita tengo que estar al 100% mal?

cita

He escrito hace tiempo sobre los distintos modelos psicológicos que hay actualmente así como las ideas clave que hay que conocer para escoger correctamente a la persona a la que te acompañe. Sin embargo, hoy vamos a ver cuándo puede ser buena idea solicitar cita con un profesional.

Situaciones más habituales

Evidentemente  cada persona es un mundo y las razones por las cuáles puede acudir una persona a terapia son muy diversas y particulares, pero a continuación mostraré los tipos de citas más habituales que me encuentro en mi día a día en la consulta.

Tipos de cita

Tristeza

Una razón muy habitual suele ser la sensación de tristeza. No siempre por qué tiene que ser una depresión, sino una sensación de vacío o de encontrarse sin mucha energía durante tiempo.

Hay personas que estiran esta situación hasta situaciones insospechadas, como por ejemplo acabar llorando todos los días o ante cualquier situación un tanto estresante. Mi recomendación es que si ves que tienes un sentimiento de tristeza o de malestar que se sucede más de una semana o no se le puede atribuir una causa concreta, quizás sea buena idea pensar en acudir a dónde un psicólogo.

Enfado

Esta demanda no suele ser tan explícita o tan público, parece que una persona solo puede asistir a una cita psicológica por estar triste. También existen los momentos en los que nos puede invadir una gran ira o enfado.

Es posible que siempre hayas sido una persona que se enfada con rapidez o que incluso sueles estar airada, pero si ves que en tu ambiente te están diciendo que estás más borde de lo habitual o más irascible de lo que se esperaría de una situación, quizás es hora de preocuparte un poco.

Tanto para situaciones en las que una persona se encuentra triste o enfadada, quizás el origen no está tan claro. Puede ser el efecto de un trauma sucedido en la infancia o por alguna situación que quizás se ha quedado inconclusa y te esfuerzas en intentar cerrarla

En definitiva, no intentes buscar un argumento o una solución rápida que consiga tapar los síntomas que estés sintiendo. Los síntomas siempre hay que atenderlos, sino quizás puedan encontrar vías novedosas vías de aparición.

Ansiedad

La razón magna para solicitar cita en una consulta de psicología suele ser la siguiente «Siento ansiedad» o «Comienzo a rascarme sin poder parar«. Quizás sea esta tu situación. Si no tienes claro si es tu caso, te invito a que medites sobre el título de esta obra: La ansiedad que no cesa.

No esperes a que esa sensación se agrave o intentar taparla con medicamentos o conductas que no te terminen convencer, como comenzar a comer, beber, fumar sin medida. No te pretendo asustar, pero sí recordar que cuanto más estires la situación quizás te resulte más difícil poder seguir avanzando.

Razones varias

Este apartado lo dejo en honor de todas las personas que se atreven a solicitar cita con el pretexto de querer conocerse a una misma por ejemplo. Éstas suelen ser personas muy valientes, ya que nunca es un camino sencillo reconocer al ser que nos habita, la sombra de la que tanto hablaba Jung en sus textos.

La causa más interesante que he tenido en mi sofá fue una persona que me dijo: «Paul, necesito aprender a ser feliz. Sé que lo soy, pero no sé qué debo hacer ahora». Sin duda, un reto interesantísimo y que deja claro que sobre la felicidad hay ríos de tinta escritos, pero pocas certezas. Un claro ejemplo sería Felicidad tóxica, sin duda una gran e importantísima obra.

Análisis transaccional, la terapia basada en la comunicación

análisis transaccional

Hace mucho tiempo estuvimos hablando de Eric Berne, el padre del análisis transaccional. Esta corriente terapéutica tenía como objetivo actualizar al psicoanálisis, ya que éste tiene un lenguaje complicado y no accesible a todo el mundo. A su vez, se veía como un problema la difícil explicación de algunos de sus conceptos. Tiene su origen a finales de 1950, es decir, mediados del siglo pasado.

Ahora iremos viendo poco a poco en qué consiste este enfoque terapéutico que no consiguió calar en los círculos psicoanalíticos, pero sí que tuvo muy buena acogida en los círculos humanistas.

¿Cuáles son las bases del análisis transaccional?

Psicoanálisis

El padre de este enfoque terapéutico tenía una extensa formación en la corriente desarrollada por Freud, es más, le admiraba mucho. Sin embargo, a la luz de las críticas que le fueron lloviendo a lo largo de todo el siglo XX por parte de las corrientes más novedosas, como pudo ser Watson con el conductismo o la terapia sistémica, él quiso «modernizar» esta corriente.

Se basó en los trabajos de varios autores, pero el más famoso fue sin duda René Spitz. Si os acordáis, fue un psicoanalista francés que se dio cuenta de que los niños y niñas que se habían criado en un orfanato no salían igual de dañados emocionalmente. Con su mente científica se decidió a hacer observaciones sistemáticas de qué es lo que pasaba en estos lugares.

Se dio cuenta de que el simple balanceo de la cuna por parte de la institutriz era el elemento decisivo para una mejor o peor salud mental. Es más, descubrió que cuanto más cercanos a la institutriz estaba el o la bebé, menos síntomas depresivos tenía y viceversa. Todos estos datos y otros muchos que no he presentado, le permitieron desarrollar el concepto de depresión anaclítica y demostrar la influencia tan grande que tiene la infancia en nuestro ser adulto.

Neurociencia

Sobre esa época se comenzaron a hacer estudios con el cerebro muy interesantes, pero de dudosa garantía ética. En este caso, Eric Berne utilizó los estudios de un famoso médico de la época, Wilder Penfield, quién descubrió que si se estimulaba ciertas partes del cerebro cualquier persona podía tener un recuerdo bastante lúcido. Es más, cuanto más se estimulaba esa zona concreta, más nítido se volvía ese recuerdo.

Fueron los primeros estudios sobre la memoria. Este autor afirmaba que el cerebro era capaz de recordar con todo lujo de detalles cualquier evento de forma global, es decir, con sonidos, sensaciones, imágenes, olores, etc. Esto actualmente se sabe que no es tan certero ni tan fantasioso. Es verdad que el cerebro tiene una gran capacidad memorística, pero rellena algunas lagunas con datos que le concuerdan con lo sabido y sentido.

¿Qué tiene de revolucionario este enfoque?

Análisis transaccional en terapia de grupo

Este enfoque se utilizó sobre todo en los enfoques de carácter grupal para así poder demostrar el éxito de su corriente. A su vez, quería descartar la idea de algunos psicoanalistas clásicos que solo atendían a unos pocos pacientes al año y en condiciones bastante estrictas.

Es decir, copió la fórmula de éxito de la psicometría, los tests psicológicos, que obtuvieron su gran fama gracias a la segunda guerra mundial. Se comenzaron a utilizar de manera sistemática para poder saber qué militares podían estar más o menos alterados por la guerra, para decidir si las personas migrantes que entraban en Estados Unidos eran inteligentes o no, etc.  Actualmente todo este tipo de prácticas están mucho más reguladas y con un código ético muy férreo, pero todas y todos sabemos que siempre se han hecho barbaridades en nombre de la ciencia

Teoría de la personalidad

A diferencia de su corriente de origen, el análisis transaccional tiene la teoría de que hay tres grandes «instancias» en cada persona: Padre, Adulto y Niño. Supuestamente no son equiparables al Súper Yo, Yo y Ello freudiano, pero las diferencias son mínimas como se verán a continuación.

El Padre sería el conjunto de introyectos recibidos de manera directa e indirecta en nuestro núcleo familiar y también por los medios de comunicación. En cierta manera, Eric Berne se dio cuenta de que la influencia de la violencia televisiva era muy grande, aspecto que después desarrolló el ya fallecido Albert Bandura.

Todas las consignas que nos han explicado de manera directa, indirecta y también las incoherencias que hemos percibido de nuestros progenitores serán lo que conformen este aspecto. Se explica, que hay aspectos tan discordantes que lo que tiene que hacer la persona es reprimirlo. Se llama así en honor a uno de los primeros pacientes de Eric Berne que decía que de vez en cuando se sentía él mismo y otras veces Padre.

El Adulto es el conjunto de experiencias que ha tenido la persona, conocimientos, subjetivos y académicos, que se han ido adquiriendo y el equilibrio que se ha podido hacer con todo ello.  Sería el punto que puede dar el equilibrio a las otras dos instancias. Podríamos describirlo como una especie de cóctel entre experiencias externas e internas.

El Niño hace referencia a todas las experiencias sentidas. Todas las explicaciones que nos hicimos sobre lo que ocurría, qué nos gustaba, que no nos gustaba, etc. Como todo mundo infantil, lo que se «guarda» en esta caja es volátil con una gran carga emocional y de carácter impulsivo.

Lo más interesante viene ahora. Eric Berne se dio cuenta de que en muchos momentos en nuestras interacciones no hablamos de Adulto a Adulto, es decir, de una instancia equilibrada a otra equilibrada, si no que en algunos casos hablamos desde el Padre, deberías, tendrías que; al Niño, yo quiero, yo deseo. Con este esquema está claro que el conflicto está servido, ¿no?

¿Te interesa leer algo?

Aquí te dejo algunas referencias por si te interesa conocer más aspectos del análisis transaccional, entre ellos un libro que fue Best Seller en su época.

¿Dónde están las monedas? Vínculos de descendencia y ascendencia

monedas

¿Dónde están las monedas? Es un libro de corte gestaltista que viene a explicar la importancia de poder saber encajar los reveses con los que nos vamos a encontrar en nuestro día a día con nuestras madres y padres. Posiblemente te recuerde a la Relación hurtada de Francisco Peñarrubia, pero tiene bastantes diferencias ahora veremos cuáles.

Joan Garriga es un autor que ha escrito varios libros de diversos cortes, pero la base siempre es la misma, Gestalt y constelaciones familiares. Este último término es lo que más problemas me da a mí y la gran diferencia entre el anterior libre mencionado. Hace tiempo hablábamos de un libro que mezclaba una pseudociencia con datos científicos. Si os interesa estas «líneas de conocimiento» os recomiendo comenzar leyendo Ingenuos para que tengáis más datos con los que viajar.

Aspectos positivos…

El libro súper sencillo de leer. Es más, la mitad del libro es un cuento cortito, pero que ilustra muy bien sobre qué va el libro. Igual al leer eso de »cuento» piensas en que resultará infantil, pero no tiene nada que ver con los cuentos de hadas. Lo bueno de este formato es que nos deja claro a qué se refiere con las monedas y la importancia que tienen en nuestra vida.

El autor de una forma muy sencilla nos explica el aforismo lacaniano «Amar es dar lo que no se tiene a alguien que no es«. Evidentemente cualquier psicoanalista lacaniano se tiraría de los pelos, ya que faltarán muchos matices, pero nos sirve para hacernos una idea sobre la importancia de no buscar las monedas perdidas en otras personas.

Los padres de la teoría del apego, John Bowlby y Mary Ainsworth, posiblemente estarían interesados y bastante de acuerdo con las opiniones y conclusiones que marca el autor. Es decir, es imprescindible poder poner en palabras las heridas que hayamos podido sufrir a lo largo de nuestra vida. Esto va a propiciar que podamos desarrollar una base segura y así estaremos con más recursos para poder confiar en las personas que nos rodean.

Aspectos negativos…

El primer punto del que tenemos que hablar es de las constelaciones familiares... Es una pseudociencia reconocida mundialmente, ya que una cosa es la psicología sistémica y es verdad que hay problemas generacionales, mas no hay energía raras ni cosas extrañas.

Si Alice Miller pudiese leer este libro posiblemente se volviese a morir al instante o quizás fuese a la casa de Joan Garriga a gritarle cuatro cosas, como hizo con Boris Cyrulnik y la resiliencia. Las personas que hayáis leído El cuerpo nunca miente, si no lo has hecho descarga el resumen aquí. Una cosa es que haya que ver qué hacemos con las monedas que nos han entregado y habrá qué ver cuáles nos han entregado, pero no hace falta honrarlos continuamente. Una persona que haya sufrido maltrato infantil, no creo que tenga nada que honrar.

Como en otros muchos casos, echo de menos leer referencias. Esto no es sólo una manía mía, es necesario ver de qué fuentes bebe el o la autora. Es más, yo tuve un profesor que nos dijo que algunas veces en los artículos era más importante las referencias que lo que contaba

Valoración final…

Este libro nos recuerda dos aforismos muy importantes, «Amar es dar lo que no se tiene a alguien que no existe» y «Ser una madre/padre suficientemente bueno«. Hace dos referencias a dos grandes autores psicoanalistas, pero con un lenguaje muy sencillo y cercano.

Sin embargo, este libro también tiene muchos problemas y uno de ellos es monetarios. El concepto de las monedas son muy interesantes y muy ejemplificadores, mas tiene su teoría grandes fallas.

En definitiva ¿Dónde están las monedas? es una buena opción para poder reflexionar sobre la crianza de nuestros hijos e hijas, pero léelo con cuidado. Habrá cosas muy interesantes, pero insisto en que hay curvas varias.

¿Qué te ha parecido a ti? 🤓Te leo🤓

¿La risa cura de verdad? Risoterapia, verdades y mitos

risoterapia

En muchas ocasiones hemos oído que la risa cura o es la mejor medicina para el cuerpo, sin embargo ¿hasta que punto la  risoterapia es realmente útil? Hemos visto en el cine algún que otro guiño a esta práctica a la hora de recordar a la figura de Patch Adams en la famosa película de Roobin Williams.

¿Para qué sirve la risoterapia?

Es verdad que oxigenar es algo muy bueno para el cuerpo y también para el cerebro y es más, también tiene efectos analgésicos. Actualmente corrientes como la gestalt apuestan por la técnica del clown. En este blog hemos hablado sobre Alain Vigneau y su libro Clown Esencial, lee el resumen aquí.

La risoterapia es verdad que puede ser una buena herramienta para poder reducir el dolor físico e incluso para poder aumentar nuestra sensación de bienestar psicológico, no olvidemos los peligros del exceso del positivismo.

Mitos de la risoterapia

Sin embargo, podrás encontrar afirmaciones un poco extrañas como que la risoterapia te podrá ayudar con cualquier problema. Recordemos que las frases tan genéricas o absolutistas suelen ser un buen indicativo de una noticia falsa o muy incompleta.

Lo que sí se sabe es que puede ser un buen complemento para tratamientos dolorosos y también puede permitir el mejorar nuestra salud física y mental. Otra cosa es que gracias a la risa podamos solucionar otros problemas. El ejemplo más claro es el del estrés o la ansiedad, las grandes enfermedades de los mundos más tecnológicos. Podrán ayudar a reducirlos y quizás también a tener una válvula de escape para momentos claves, pero ni ayuda a gestionar mejor estos eventos ni entender que papel juegan estas circunstancias en nuestro día a día.

Si te encuentras en una situación muy estresante, evidentemente el reír te resultará útil, ¿a quién no?. Esto es una cosa, como hacer un pequeño alto en el camino, mas la presión a la que estamos sometidos seguirá estando presente riamos o no. La risoterapia es una buena opción de desahogo o catarsis, pero dista mucho de ser una terapia como tal. Tampoco es una pseudoterapia como tal, ya que sí que tiene beneficios demostrados, mas como tal no cura nada.

Entonces… ¿para qué sirve la risoterapia cómo tal?

Esta herramienta puede ayudarte en momentos de picos de ansiedad y de estrés para poder bajar estos niveles, sin embargo no creas que será una solución efectiva a largo plazo.

Si tienes alguna enfermedad muy dolorosa, quizás pueda ser un buen complemento y en el mejor de los casos, siempre con la debida recomendación médica, puedas reducir el consumo de analgésicos, lo cuál siempre es una buena opción.

Es parecido a la hipnosis, sea clásica o ericksoniana, ayuda a gestionar alguna situación, pero no le da espacio a la emoción que está por ahí rondando, podríamos pensar que es un parche.

Mi recomendación final es que al igual que en este libro, toméis con cuidado la participación de estos talleres, ya que la risoterapia puede ser un camino útil, pero no una terapia como tal.

Algo para leer

Aquí te dejo un par de recomendaciones bibliográficas por si te interesa conocer más de esta herramienta:

¡gesundheit!: Por La Buena Salud del Individuo, El Sistema Médico, Y La Sociedad a Través de Servicios Médicos, Terapias Complementa: Por La Buena … Terapias Complementarias, Humor Y Alegría Este libro tiene de interesante que está escrito por el autor más famoso de la corriente risoterapéutica, Patch Adams. El médico/payaso que revolucionó la medicina.

Risoterapia y calidad de vida: 69 ejercicios de risoterapia para vivir más y mejor: Este libro tiene un enfoque muy interesante, ya que te da pautas para tú día a día, por lo que ni si quiera necesitas asistir a algún taller. Puedes hacerlo en tu propia casa, ¿cómodo verdad?

Taller práctico de risoterapia: Tener unas pautas sobre cómo llevar un taller siempre es útil. En este caso lo importante es que sólo está en formato Kindle, un poco rollo, pero ahí está.

Espero que te haya gustado este post y de paso que aproveches a reírte que en cualquier caso es algo muy sano e importante. ¡Comenta tus opiniones sobre esta corriente¡

¡Hoy hablamos sobre la terapia Gestalt!

terapia gestalt

Sobre la creación de Fritz y Laura Perls, la terapia Gestalt, se han escrito ríos de tinta, los más interesantes son los empezados por Pedro de Casso, su último libro es una joya. Sin embargo, en este caso hemos querido resumir todo lo que se ha escrito y dicho sobre esta terapia de manera muy breve en un podcast. Como es breve hay algunos aspectos que no tocamos, pero así dejamos material para futuros posts y podcasts.

Sé que te interesa escucharlo, así que lo puedes hacer ya en Ivoox, Spotify, Itunes o en Youtube.

 

El potencial oculto en la Gestalt de Fritz Perls

potencial

En este caso vamos a hablar del libro que escribió antes de fallecer, que ha sido un regalazo de la editorial Kairós. Antes ya hablamos de una obra de Fritz Perls, ¿os acordáis?. En este caso vamos a hablar del potencial que tiene la forma de trabajar del padre de esta terapia, bastante distinto de la que nos contó su discípulo.

Hablar de Pedro de Casso es mencionar a uno de los mejores estudiosos de la figura y de la obra de Fritz Perls, un verdadero maestro de su potencial. Una obra imprescindible para cualquier persona que esté aprendiendo sobre Terapia Gestalt. Sin embargo, al igual que la liosa prosa de Fritz Perls, también este libro lo ha heredado.

Aspectos positivos…

El libro hace una maravillosísima introducción a toda la obra de Fritz Perls. A lo largo del libro el autor nos va a ir desgranando todos los aspectos teóricos de la Terapia Gestalt. A diferencia de lo que dice Claudio Naranjo, esta corriente sí que tiene teoría, no hay más que ver a Laura Perls.

Hay pocos libros que consigan mezclar neurospsicología y el humanismo. Los últimos descubrimientos parecen otorgar cada vez más apoyo al concepto del awareness, pilar fundamental de esta corriente. En la actualidad, la psicología cognitivo conductual bebe cada vez más de este pilar, no hay más que ver las terapias de tercera generación.

Pedro de Casso, consigue romper con la idea de que solo la experiencia es lo que vale. Es más, Fritz y Laura Perls en varias ocasiones explican que no todo lo que sentimos es verdad, como bien se explica en este libro. El objetivo del proceso terapéutico es conseguir diferenciar aquello que es fruto de nuestros mecanismos de defensa y lo que es real.

Aspectos negativos…

Al principio decíamos que la forma de escribir de Fritz Perls era muy liosa, muy distinta a la que podemos encontrar en la obra de Sigmund Freud, lo digo por experiencia. A la hora de explicar su obra, el autor sigue su metodología. Dicho de manera más clara, es muy lioso seguir el hilo de su prosa y cuando lo consigues, ves que los conceptos se repiten una y otra vez.

El libro me dio una gran decepción, una gran retahíla de argumentos a favor del eneagrama, de la meditación de cuarto camino y del proceso Hoffman. Reducir la personalidad a nueve rasgos es muy complicado y sobretodo, que nadie ha conseguido demostrar qué tenga algo de veracidad. A su vez, el proceso Hoffman está basado en una «forma de trabajo» de un sastre que era vidente… ¿muy bien no suena no?

Antes decíamos que hace una gran relación con la neuropsicología, pero hasta que llega a explicar la relación existente entre la Terapia Gestalt y los nuevos descubrimientos, recorre el camino desde la formación del universo hasta cómo se ha ido desarrollando el cerebro. Es muy interesante, pero se hacen muy pesado y denso.

Valoración final…

Si estás estudiando la Terapia Gestalt o ya eres un consagrado terapeuta, creo que esta obra va a complementar muy bien a lo que escribió Francisco Peñarrubia o Albert Rams. Es imprescindible entender bien la obra de Fritz Perls para poder saber cómo se trabaja de verdad en esta corriente. A su vez, una vez más se podrá dar cuenta de que el psicoanálisis y la gestalt tienen muchos más puntos en común de lo que se quiere admitir.

Hay que tener cuidado, ya que en este río se han colado muchos afluentes confusos. Afluentes que apoyan cosas muy extrañas y cercanas a conceptos tan peligrosos como: psicomagia. Evidentemente no tengo la verdad absoluta y mucho menos conozco todos los secretos del universo, mas no creo que todo sea controlable, como se propone en el libro. Para eso prefiero recurrir a Rafael Pardo y su excelente obra. Este autor tan moderno, nos recuerda, entre otras muchas cosas, que el potencial humano existe, pero hay que tener cuidado.

En definitiva, te animo a adquirirlo, pero ten mucho cuidado con contaminarte con esas opciones tan poco fiables y sobretodo, acientíficas. El mismo Pedro de Casso, demuestra una y otra vez que no hay que confiar en la intuición de una manera loca, hay radica su gran potencial.

Puedes comprarlo aquí.

 

Resumen del libro «Grupos de encuentro»

grupos de encuentro

Carl Rogers nos dejó un legado muy importante, la cofundación de la corriente humanista en la psicología. Fue contemporáneo de Fritz y Laura Perls, pero nunca participó de la fundación de la corriente gestáltica. En este caso vamos a hablar sobre el libro Grupos de encuentro.

Si te interesa poder un breve acercamiento al libro para saber si te va a resultar interesante, puedes echar un vistazo a este resumen que te  he preparado. La descarga es totalmente gratuita, por lo que no tendrás que pagar nada.

¿Qué te vas a encontrar?

Un documento que explica el contenido del libro con comentarios de un psicólogo titulado especializado en psicología general sanitario. Encontrarás enlaces diversos a libros, temáticas e información de interés que te puede complementar la lectura.

¿Por qué descargar el resumen Grupos de encuentro?

Es una forma de apoyar el proyecto y a su vez de conseguir un documento que te va a dar una visión, breve, pero realista del libro Grupos de encuentro.  La idea es que tengas un recurso útil, realista y que te permita saber si te resulta interesante comprar el libro o por si el contrario no es de tu interés.

Lo puedes descargar gratis aquí. Si te interesa investigar otros resúmenes, ¡hay otros más!

Grupos de encuentro, un breve acercamiento

encuentro

Grupos de encuentro es un clásico de Carl Rogers, sobre el cual hemos hablado largo y tendido, ya que es uno de los padres del humanismo. Es verdad que fue un psicólogo muy importante, ya que pasó desde el psicoanálisis más ortodoxo hasta la terapia centrada en la persona. Su propio punto de vista terapéutico muy interesante y que puedes conocer un poco más en este libro.

¿Qué encontrarás en este documento?

Yo te traigo un resumen del libro, no es el libro como tal. Te animo a que lo compres, pero entiendo que ahora quizás quieras saber de qué trata en más detalle o que no te llegue el dinero. Es una forma sencilla  y clara de poder tener una noción bastante fiable sobre en qué consiste este libro.

¿Por qué un breve acercamiento al libro «Grupos de encuentro»?

 

De este libro hemos hecho una reseña escrita y otra hablada, en formato podcast.  Si todavía necesitas más información sobre el libro, te presento un breve resumen que he hecho.

Esto significa que te vas a encontrar un documento sencillo de leer con muchos enlaces dentro del texto para que puedas exprimir al 100% el texto, aunque no es el texto original, que siempre será mejor.

Por lo tanto, recuerda que este documento es la selección mía de fragmentos del libro Grupos de encuentro, no el texto original.

El link deseado

 

Puedes descargarlo aquí.

Jacob Levy Moreno, el padre del psicodrama

Hemos hablado de este autor hace tiempo, cuando reseñamos el libro Psicodrama y también cuando presentamos la terapia de grupo. Tiene un currículum parecido al de Viktor Frankl, ya que  también era psiquiatra, además de educador.

Sus aportaciones a la psicología han sido muy variadas desde la psicometría, teorías de personalidad y también su teoría el psicodrama. A su vez, también tuvo una gran influencia en Fritz Perls, sobretodo se observa en su forma de trabajar los sueños, también explicado en este libro de Yalom.

Otro de los aspectos más relevantes de este autor, son las críticas a Sigmund Freud. En el prólogo de su icónico libro el propio editor dice que bebe más del psicoanálisis  de lo que quiere admitir.

Sus obras son las siguientes:

Karen Horney

Esta autora ha salido en varios posts anteriores, como una de las más famosas analistas de Fritz Perls o por tener una influencia clarísima en Albert Ellis.

Karen Horney fue una psicoanalista bastante atípica, puesto que consiguió ver las brechas de la teoría freudiana, en relación a la envidia del pene. Esta autora fue clave para poder dar una vuelta de 180º a la visión psicológica de la mujer. A su vez, rechazó la idea de que biológicamente hubiera grandes diferencias, tesis avalada por la neuropsicología, sino que tendría que ver más con el ambiente y educación.

Además de ser importante para el psicoanálisis y para una nueva visión del papel de la mujer, también se le considera una de las madres del humanismo.

Una de sus teorías más importantes es la de la «tiranía de los deberías», que viene a hablar sobre los problemas derivados entre el Yo ideal y el yo real, no confundir con la terapia de esquemas. Esta idea se acercaría más al concepto de «verdadero self» de Donald Winnicott.

Si te interesa saber más sobre la autora, prueba a leer alguno de estos dos libros: