¿En vacaciones se puede cuidar la salud mental?

Estamos en pleno verano y es muy posible que tengas la suerte de estar ya de vacaciones o estés contando los días que te quedan para poder alterar un poco tu día a día. Esta alteración puede ser desde cambiar de país, de idioma o de actividades rutinarias. Para muchas personas el irse a otros países o aprovechar a hacer actividades muy atractivas que en la vorágine del día a día nos es imposible, es un reto muy interesante. Sin embargo, nuestra salud mental se puede ver perjudicada con tanto cambio.

Salud mental, ¿Qué es eso?

Actualmente hablar sobre el cuidado de la salud mental es algo que está en boga y en la boca de muchísimas personas. El escuchar o leer sobre ir a terapia ya no es tan secreto como antes. Es más, cada vez hay más personas famosas que están publicando mensajes de apoyo para ir a terapia.

Pero cuando hablamos de salud mental, sea en vacaciones o en el día a día, también hay que tener en cuenta la calidad del sueño, rutinas, gestión emocional… Desatender cualquiera de estos aspectos solo va a conseguir que te perjudiques gravemente.

Estos prejuicios pueden ser en forma de enfermedades psicosomáticas o cualquier otro tipo de situación adversa que no te permita disfrutar de tus vacaciones, sean del estilo que sean.

Sin lugar a dudas, si crees que es necesario que acudas a terapia, no dudes en pedir cita, ya que cuanto antes comiences el proceso antes comenzarás a encontrarte mejor.

Como cuidarla en vacaciones

Hemos hablado ya suficiente sobre qué es la salud mental, pero también es importante saber cómo podemos cultivarla y cuidarla durante este período tan distinto al de la vida habitual.

Ahora vamos a ir a por los aspectos más importantes, aunque confía en tu propia intuición a al hora de escoger las áreas que necesites atender con más ahínco.

Es decir, si tú sabes que tus primeros síntomas son a la hora de entristecerte, agobiarte, estar con más ansiedad…; es tener estreñimiento, alteraciones en la comida, aumento o deceso del sueño y ese larguísimo etcétera que todo el mundo conocemos; presta más atención a dichos aspectos y ya está.

Nadie mejor que tú podrá decirte cuáles son aquellas señales que te indican que algo no funciona como debería. En tu mano queda el poder atender las señales que tienes delante de tus narices o ignorarlas.

La importancia de algunas rutinas

Uno de los grandes placeres en el periodo de vacación es la pérdida de rutinas muy estrictas que seguramente tendrás durante todo el año. Levantarte a una hora más o menos fija, desplazarte siempre al mismo lugar de trabajo, etc.

Sin embargo, si te interesa no tener síntomas de ansiedad o un leve estado depresivo, es necesario tener un poco de organización para sentir que no vives en el caos absoluto.

¡Espero que disfrutes mucho estas vacaciones y que te sirvan para recargar pilas!

Una respuesta a «¿En vacaciones se puede cuidar la salud mental?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: