¿Qué es el ghosting? 5 claves para superarlo

Con el surgimiento de las redes sociales y la comunicación masiva online se ha visto que hay algunas prácticas muy detestables y dolorosas como es el ghosting.

Seguramente habrá aspectos que te suenen o te parezcan totalmente esperables, pero a pesar de ello, te recomiendo que te quedes, quizás aprendas algo nuevo. Si en algún momento ves que algo te mueve o que necesitas contactarme puedes hacerlo por los comentarios, en mi perfil profesional o escribiéndome a mi correo: paul@indautxupsicologo.es

Antes de comenzar, me gustaría poder dejar claro un aspecto, vivimos en una sociedad de usar y tirar. Es verdad que antes eran las cámaras de fotos, pero actualmente tenemos desde ropa hasta las personas. Es verdad que hay un gran auge de la defensa de los derechos humanos, pero a la vez estamos apostando por relaciones cada vez más superficiales y menos duraderas.

¿Qué es el ghosting?

Este anglicismo que con tanta fuerza ha entrado en nuestras vidas hace referencia a la práctica de ignorar a una personas con la que has estado hablando durante mucho tiempo y normalmente después de haber tenido una relación sexual. También es una forma de romper una relación de pareja, que por desgracia no se circunscribe únicamente a la adolescencia.

Esta práctica es un ejemplo de la dificultad para poder tener vínculos significativos y profundos. John Bowlby desarrolló la teoría del apego y su discípula, Mary Ainsworth, nos  demostró los distintos estilos de apego. Ahora creo que además de cuidar con mucho más cuidado la crianza de nuestras hijas e hijos, que no significa seguir ahogándolos en amor. 

¿Por qué es doloroso?

A la hora de romper cualquier relación, sea laboral, amistosa o amorosa, entre otras muchas, es necesario hacer un duelo. Quizás has pensado en los del antiguo oeste, pero no es ese tipo de peleas.

Cuando hablamos de duelo, nos referimos a la pérdida de un objeto amado. En este caso, el ghosting es tan doloroso, para quién lo hace como para el que lo recibe, porque no se puede cerrar el duelo. Es muy lícito que quieras romper con tu pareja, ya que esa idea de hasta que la muerte nos separe hace tiempo que se ha caído. Si en cambio tienes miedo a que la relación se rompa y quieres intentar salvarla, te invito a que leas Siete reglas de oro para vivir en pareja.

Lo que sucede cuando no se puede hacer un duelo, es que te quedas como un fantasma, con un gran agujero que te ata a la persona, mi interpretación de la palabra ghosting. Has visto una serie hasta la mitad y de repente desaparece la faz de la tierra. La curiosidad y la incertidumbre es tan irresistible como una luz a una polilla. El problema está en que nunca termina de caer el premio y esto para la persona ignorada es una fuente de dolor, como intentar llenar un cubo con agujeros.  

Ahora eso sí, la persona que ha hecho el ghosting no sale indemne. Por una parte, en cuanto sus pares lo sepan posiblemente tenga un castigo por su comportamiento. El castigo puede ser desde una reprimenda o que se corra la noticia como la pólvora y los rumores son una gran fuente de dolor. Además, el duelo tampoco se hace por la otra persona, por mucho que haya decidido convertirse en un fantasma.

Si te dedicas a hacer ghosting de manera habitual siento decirte que estás acumulando muchos duelos sin terminar y estos te van a dificultar poder tener relaciones sentimentales de calidad, ya que en el momento en el que veas que la otra persona no cumple tus expectativas querrás desaparecer. Ninguna persona, trabajo, lugar, etc.; van a cumplir tus expectativas ideales, ninguna.

5 claves para superarlo

Admitir que te han hecho ghosting

Se han hecho grandes chistes sobre uno de los pasos de alcohólicos anónimos, el famoso Hola, soy ____ y soy alcohólico. Es verdad que en multitud de series y películas se han hecho parodias. Sin embargo, poder anunciar que has sufrido un caso de ghosting te ayuda a aterrizar lo sucedido. Si lo piensas, pero no lo pasas por la palabra, lo que sucede es que solamente vive en tu mente.

El objetivo no es que te conviertas en una víctima o que inicies una caza de brujas contra la persona agresora, ya que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. (Es verdad que hay refranes muy machistas, pero hay otros que nos pueden enseñar muchas cosas y orientar cuando estamos en dudas). Lo que se busca es poder cortarle las alas a la fantasía e ir pudiendo esclarecer qué es lo que te duele y cómo, qué es lo que te enfada y qué puedes necesitar.

A su vez, el buscar el apoyo de tu red te va a permitir sentirte más acompañada o acompañado y que eres una persona merecedora de amar. Quizás te suene cursi o un cliché, pero es muy habitual escuchar si me ha sucedido, es porque no merezco amor. Me da igual que no hayas sentido o creído esto que comento, el cuidado de la comunidad es uno de los mejores bálsamos que puedes tener.

Palabras y más palabras

Es importante que hables sobre lo que ha sucedido, sobre cómo te sientes y los miedos que puedes tener. Cuantas más palabras puedas encontrar para describir como te sientes, te irás pudiendo vaciar de ese dolor y permitir seguir avanzando en tu vida. Esto es aplicable a cualquier situación, sea un caso de ghosting, haber perdido un trabajo o cualquier otra situación.

Sigmund Freud, ya dejó claro que la cura por la palabra es un método útil, sano y que da grandes resultados. Una de las máximas es di lo que se te pase por la cabeza, la famosa asociación libre. Lo que nos deja esta corriente es la importancia de poder encontrar las palabras que puedan ayudarnos a profundizar y también que la persona que nos escuche, dedique tiempo a escuchar para poder decirnos alguna palabra balsámica. 

En cualquier caso, sea ghosting, divorcio, etc.; si eres la persona que tienes que escuchar, recuerda que si no sabes qué decir, no digas nada, escucha. Esta clave fue una de las mejores frases que escuché de una profesora mía y la aplico a cada día en mi consulta. Poder decir una palabra acertada puede ser más sanadora que dos horas de discurso.

Ritual de despedida

Hoy en día tener rituales se asocia bastante rápido con el trastorno obsesivo compulsivo o también conocido como TOC. Sin embargo, la pérdida de rituales está siendo un grave problema. Estos nos permiten poder cerrar etapas o poder abrirlas. La famosa fiesta de los quince que suele ser muy habitual en los países latinoamericanos es parecido a los rituales que tienen todavía algunas poblaciones no tan desarrolladas. Esta fiesta permite diferenciar la infancia de la adultez. En vez de que sea algo etéreo, se hace algo que quede en el recuerdo y permita dejar claro que algo importante ha pasado.

En este caso, es importante que más allá de bloquearle a la persona, si así lo quieres, es que pienses un ritual de despedida de esa relación, aunque haya sido muy efímera. Hay algunos más famosos que otros, como el de escribir una carta y quemarla o enterrar un papel biodegradable y poner unas semillas, para hacer un símbolo de como se convierte en otra cosa.  Es importante, que el ritual tenga algo de transformador. No te recomiendo que hagas algo para recordar o reproducir, tiene que haber o un cierre definitivo o una transformación. ¡Dale rienda suelta a tu creatividad!

Prevención

Antes de comenzar necesito hacer un matiz importante. No quiero insinuar que los casos de ghosting se den por culpa de la persona agredida. Sin embargo, hay algunos aspectos que pueden permitir evitar esta práctica o por lo menos paliar los efectos.

Tener citas previas

En algunos casos la comunicación se da por entero por redes sociales y cuando por fin se conocen las personas en persona o tienen relaciones sexuales o a la siguiente. Es importante también poder tomar un cierto tiempo para ver si te interesa tener algo con dicha persona y también ver si hay incoherencias en su discurso, si te convence lo que sientes, etc.

Es importante también ser paciente, no hace falta correr, aunque nos bombardeen con el mensaje la vida son dos días o el tergiversado Carpe Diem. No quiero decir, que si la otra persona quiere correr en tener un encuentro sexual vaya a hacerte ghosting, pero sí es verdad que suele ser más habitual. Ten en cuenta que una relación, sea de la naturaleza que sea, exige cuidado, atención y cuidado.

Conoce su entorno

Poder conocer a sus amistades, sitios de interés, aficiones, etc.; te va a permitir tener una mayor conexión con la persona y por ende que si quiere ignorarte de manera flagrante le sea más complicado, porque hay mayores lazos de interconexión.

A su vez, a ti te va a dar la oportunidad de ver si te da confianza, te gusta, te interesa, etc.; la persona a la que estás conociendo. Quizás no te va a dejar de hablar, pero sí que luego te puedas arrepentir porque teníais valores totalmente distintos.

Ten claro qué buscas y qué busca la otra persona

La comunicación es algo fundamental. Ésta no es sólo hablar horas y horas sobre banalidades o sobre el último cotilleo que haya en el mundo, sino también poder expresar y escuchar qué quieres tú y qué quiere la otra persona. Si no hay un equilibrio entre lo que ambas partes buscáis el problema está servido. 

¿Y si me miente? Esto no tiene prevención ninguna. Tendrás que decidir si esa persona es digna de tu confianza o no. Hay personas que son muy hábiles a la hora de mentir y otras muy torpes. Si esto te preocupa, siento decirte que ha sido la preocupación de toda la humanidad. Hay algunos libros más o menos serios, pero la respuesta final es que no hay un método infalible, solamente pequeñas pistas, pero con poco éxito.

¿Y ahora qué?

Espero que no te haya asustado para buscar una nueva pareja o que si estás en una, tengas un miedo atroz ante la posibilidad de un caso de ghosting. Si tienes una pareja y estás agusto en ella, no hay nada que temer. Si te preocupa mucho, recuerda que hemos hablado sobre un muy buen recurso.

En caso de que hayas sufrido un caso de ghosting, te recomiendo que hagas el ritual de duelo. Dedícale tiempo y paciencia. Cuando lo hayas hecho, permítete un tiempo de barbecho. Te animo a que te sigas relacionando con tus amistades, familia, etc.; pero no busques con urgencia otra nueva pareja. Ese dicho un clavo quita otro clavo es peligroso e incluso puede darte más problemas que soluciones.

Si ves que se te hace muy cuesta arriba, no lo dudes y pide ayuda. Algunas veces el dolor puede ser tan grande que seguir adelante resulta complicado. ¡Si tienes dudas, recuerda que siempre me puedes preguntar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: