Los libros, los antiguos aliados para la salud

Los libros son los mejores aliados para la salud mental y los más baratos. Nos permiten liberarnos del estrés y también aumentar nuestra reserva cognitiva. Este concepto pertenece al campo de las neurociencias y una de las múltiples formas de desarrollarla es leyendo. La reserva cognitiva es un factor muy importante para prevenir cualquier demencia y también para mejorar la salud de nuestro cerebro. Es más, una de las corrientes de la terapia cognitiva conductual tiene como objetivo la biblioterapia, que consiste en escoger libros de autoayuda y así poder sanar.

Libros en la infancia

Bruno Bettelheim fue un psicoanalista muy importante a la hora de demostrar la importancia de los cuentos de hadas, puedes leer un resumen sobre el libro, en la infancia. No solamente sirven para ayudar a los niños y niñas a poder gestionar mejor las situaciones emocionales complicadas como también aceptar que los padres no son perfectos. Esto último puede ser muy fácil de entender para cualquier persona adulta, pero para los más pequeños no lo es tan sencillo. Melanie Klein ya lo expuso con su teoría sobre el pecho bueno y malo.

Sigmund Freud en su obra clásica sobre la interpretación de los sueños ya explicó que quedan residuos diurnos en los sueños, es decir, si vemos un documental sobre anfibios y su medio, es muy fácil que soñemos con alguna rana o estanques. Dormir teniendo los reinos de hadas por escenario, permite que la niña o el niño pueda dormir mejor. Estos escenarios dan un sinfín de posibilidades y lo que durante el día ha sido una molestia en los sueños se pueden solucionar rápidamente.

Libros en la adolescencia y adultez

Los libros en la adolescencia y en la adultez sirven para poder relajarnos y también poder gestionar mejor la ansiedad. Es verdad que leer también nos permite poder reflexionar sobre otros aspectos de nuestra vida, como por ejemplo «Las cuatro nobles verdades«. Es verdad que cualquier otro género literario también puede resultar de un gran interés para  poder evadirnos de la realidad y de nuestros problemas.

Además de todos estos beneficios, es innegable que la lectura permite aumentar nuestro vocabulario, cultura, etc.; recursos que nos van a permitir vivir una vida más feliz. Contar con más términos literarios a la hora de expresarnos, nos permite ser más exactos a la hora de mostrar nuestras emociones. Utilizar términos generales como siento una cosa o siento algo, nos puede ayudar en un momento para expresar algo rápidamente, pero no resulta útil para dar detalles. Esto mismo nos pasa cuando utilizamos los estereotipos.

Os dejo una breve lista de libros de psicología que os pueden resultar interesantes:

La ansiedad que no cesa

Siete reglas de oro para vivir en pareja: Un estudio exhaustivo sobre las relaciones y la convivencia

El caballero de la armadura oxidada

Inteligencia emocional

3 respuestas a «Los libros, los antiguos aliados para la salud»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: