¿Hay vida después de un accidente cerebral?

Hoy hablamos del nuevo regalazo de Gedisa Historias con alma, una obra que demuestra de manera realista que después de sufrir daño cerebral, sea de la naturaleza que sea, puedes seguir desarrollando tu vida.

Es importante que no confundas este libro con la sección de autoayuda, ya que la Dra. Irene tiene una amplia experiencia trabajando y acompañando a personas que se encuentran en esta situación. Si te esperas un texto muy azucarado o frases vacías de sentido, te vas a llevar una grata sorpresa. 

Aspectos positivos…

La recuperación de un ictus, derrame cerebral, etc.; siempre son complicadas y con difícil pronóstico, ya que hay muchos factores intervinientes en la recuperación, pero lo que está claro es que sí que hay vida. Ésta no será la misma que la que se llevaba antes, eso está claro. Esta es una de las claves que da el libro y me parece importante tenerla claro. Hay vida, sí, sin ninguna duda, pero no la misma de antes.

Otro aspecto que me parece muy importante a remarcar es el trato que demandan las familias. Sin lugar a dudas este libro debería de llegar a todos los despachos de todos los hospitales para que puedan incluir toda la información que las personas afectadas y sus familias exigen. Algunas veces son cosas tan básicas como avisar de que la persona tendrá cambios de humor o cosas más concretas de cada patología.

Me da la sensación de que los relatos han tenido muy poca alteración. Supongo que algo se habrá reescrito para que quede más coherente o cosas así, pero lo que está claro es que ninguna de las personas entrevistadas deja entrever que su progreso vital ha sido sencillo. Una constante clara durante toda la obra es la necesidad de esforzarse continuamente.

A su vez los capítulos son temáticos, al igual que los relatos. Esto tiene dos ventajas, por una parte te permite saltarte al capítulo del tema  que te interese y poder saber cómo se puede puede tener relaciones sexuales por ejemplo. Toca temas que normalmente no suelen estar presentes en guías o manuales, pero son aspectos importantes dentro de la vida de cualquier persona.

Historias con alma. Cuando el daño cerebral te cambia la vida utiliza una metodología de investigación poco conocida, aunque poco a poco se va presentando de una manera más clara. Estoy hablando como no, de la metodología cualitativa.

Aspectos negativos…

Los relatos son un tanto parecidos entre sí. Sin lugar a dudas, las personas que los cuentan, familiares o las y los pacientes mismos; tienen un mérito invalorable. Sin embargo, me hubiese gustado también que se hubiese recogido las realidades de aquellas personas que no han conseguido seguir con su vida. Quizás no en forma de relato, pero sí en estadísticas o algún dato parecido. Sobre todo, para prevenir a quién lo lea, no todo es posible y en algunos casos por mucho esfuerzo que haya, no se obtienen resultados.

Nunca se habla de manera clara sobre factores de protección bien conocidos como pueden ser los rasgos de personalidad, infancia, apoyo percibido, alimentación, etc. Es decir, el planteamiento es un tanto positivista. Cuanto más te esfuerces por hacer vida normal, tu cerebro lo agradecerá, pero no sólo éste es el único factor y en algunos casos no es ni el determinante siquiera.

Valoración final…

Si te interesan los accidentes cerebrales y cómo poder sobreponerse a semejante piedra en el camino este es tu libro. De una forma bastante realista te presentarán algunas claves actitudinales y conductuales que puedes tener para poder seguir desarrollando tu vida, con ciertos matices claro está.

En ningún relato he visto que pongan claramente qué factores han podido propiciar que una persona pueda desarrollar, afinar o recuperar habilidades que en un principio no estaban previstas según el pronóstico médico ofrecido. Esto puede dar falsas esperanzas a algunas personas. Por lo que mi recomendación es que tengas claro que tu vida ha cambiado, sigues pudiendo disfrutarla y es importante poder retar al pronóstico, aunque algunas veces éste sea fijo en algunos aspectos.

El libro es muy recomendable, a pesar del anterior punto. Es sencillo de leer, bien documentado y realista. Cumple otro objetivo, educarnos en relación a cómo se puede apoyar a una persona que haya sufrido un accidente cerebral.

Si te interesa comprarlo, sólo tienes que pinchar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: