¿Terapia basada en la teoría del apego? ¿Es posible?

La teoría del apego es muy famosa, ¿sabrías aplicarla en terapia? ¿Hacer que la relación terapéutica sea mejor? En el regalazo de parte de la editorial Desclée de Brouwer vais a poder encontrar las claves para poder mejorar muchísimo como terapeutas. En otras ocasiones hemos hablado sobre la obra de Irvin Yalom, El Don de la Terapia, que nos da claves para ser mejores terapeutas. Sin embargo, esta obra nos puede ayudar a mejorar nuestro trabajo a la hora de hacer la clínica o terapia coloquialmente llamado. 

Este libro, como pone en la portada, es una de esas obras imprescindibles que hay que tener en la biblioteca. Presenta las bases del apego y su evolución hasta la actualidad combinando artículos actuales y antiguos.

Aspectos positivos…

El libro hace un viaje espectacular sobre el desarrollo de la teoría del apego. El principio del libro permite que cualquier principiante en esta teoría pueda ser un buen iniciado, no experto, pero si estudiante avanzado. Si quieres ponerte los dientes largos, te invito a conocer también a Mary Ainsworth y a Peter Fonagy. La primera consiguió describir y demostrar la importancia de los estilos de apego en la vida adulta y el segundo desarrolló la teoría de la mentalización. Es decir, ponernos en la piel de otra persona o de nuestro bebé en este caso. 

El libro contiene bastantes ejemplos de situaciones habituales en terapia que ejemplifican perfectamente lo que se expone en el texto. Son situaciones hipotéticas y otras reales, muy bien esquematizadas y que después son utilizadas para enmarcar el texto. Si te interesa poder asomarte a estos casos hipotéticos, te puede interesar la magnífica obra de Carl Rogers

El autor y la autora no solo se centran en qué papel juega el apego en la vida de los bebés, sino que también hace una revisión sobre las implicaciones de los descubrimientos de la teoría en la terapia de pareja, familiar e infantil.

Aspectos negativos…

El libro comienza describiendo con detalle todos los procesos del apego, pero al pasar a mayores detalles vuelven una y otra vez a describir lo explicado anteriormente, para acabar mostrando matices nuevos de dichos conceptos. Es decir, hacen varios viajes de ida y vuelta para luego volver a avanzar. 

Los autores presentan muchísimas referencias, aunque cuando presentan a autores psicodinámicos como Bion, cuya teoría es complicada y falta explicar detalles de la misma. Si te interesa conocer algo más, Peñarrubia da varios detalles sobre la terapia de grupo de dicho autor en Círculo y Centro. No me refiero a su validez, que se demuestra en el libro, sino que si es un novicio o ignorante en su teoría, no se es capaz de entenderla al 100%.

Las autoras acaban el libro haciendo un breve resumen sobre los beneficios de la terapia para el desarrollo del apego. Sin embargo, yo creo que hubiera sido mejor elección acabar el libro con las implicaciones del apego en la vejez.

Valoración final…

El libro es muy necesario para cualquier psicoterapeuta o analista. Explica perfectamente como conseguir acompañar a una persona en su sufrimiento, aunque tenga afecciones en relación a su salud mental.

A pesar de que se pueda hacer pesado el hecho de que expliquen varias veces los beneficios de la mentalización o el comportamiento de los progenitores con una base de apego seguro, los matices que se le añaden justifican las repeticiones. No creas que es una cosa fácil de entender 

Finalmente, si quieres saber más sobre la teoría del apego o quieres mejorar tu labor como psicólogo o psicóloga, te recomiendo enormemente que te hagas con el libro.

Si te interesa comprarlo, puedes hacerlo aquí.

A %d blogueros les gusta esto: