Fake news científicas, ¿cómo puedo identificarlas?

Fake news seguramente será el término más conocido del mundo del periodismo por la gente de la calle. Si se ha hecho tan famoso es, porque hay muchísimas, demasiadas diría yo. Las fake news son esas noticias falsas que lo único que hacen es malinterpretar todo lo que se dice y «liar la manta».

Actualmente tenemos muchísimo acceso a la información gracias a internet. En esta época de pandemia es muy habitual encontrarnos delante de muchísimos artículos científicos. Sin embargo, una investigación también puede ser  una la fake news, sí, en la  ciencia también hay noticias falsas.

Uno de los datos más importantes en los que hay que fijarse es en que la noticia tenga referencias o mínimo la del artículo del que habla. Una referencia es muy sencilla de identificar, (Pérez y Pérez, 2020) o como dijo Fulanito Pérez y Menganita Pérez en 2020 o cualquier variante de esto. Es decir, siempre tienen que aparecer mínimo el apellido de la persona o personas que hayan hecho el estudio. Si no lo encuentras por ningún lado, comienza a oler muy mal, tienes una alta probabilidad de estar delante de una fake news.

De nada sirve que nos digan «Un estudio de la Universidad de Oxford ha encontrado…».  La Universidad de Oxford sacará al día muchísimos artículos científicos de muy distintas ramas, por lo que si no sabemos a cuál se refiere es imposible seguir investigando ese tema.

Segunda pista que nos lleva a saber que nos quieren tomar el pelo. Hay referencia, ¡bien!🤩 , pero hay que tener cuidado con las curvas en relación a los datos. Muchas veces aparece algo como «El equipo de investigación encontró que…». Ante esta frase hay muchos apellidos que buscar. El primero es saber si la metodología ha sido cualitativa o cuantitativa. Es decir, ¿cómo se ha hecho esa investigaciónEsto quizás parezca una excentricidad mía, pero es muy importante. Para saber de qué naturaleza es el estudio hay que fijarse en cosas como…

Tamaño de la muestra: Con esto me refiero a cuántas personas han participado en el estudio. Si son muy pocos, pero dejan claro que han utilizado una entrevista, grupo de discusión, etc.; entonces hablamos de metodología cualitativa. Es decir, utilizan sus opiniones, visiones…; datos subjetivos. Si en cambio son muchas personas, más de 300 personas, y han utilizado un test, genes, cantidad de saliva, etc.; es decir datos objetivos, seguramente hablaremos de metodología cuantitativa.

Las diferencias: No es lo mismo decir que hay una relación que hay diferencias estadísticamente significativas.

La relación significa que la causa A y la consecuencia B están unidas por algo. Un ejemplo práctico: Comer mucho está relacionado con un mayor sobrepeso, mas no es la causa directa. La causa del aumento de peso es que se ingieren más calorías de las que se queman. Además, para que el artículo en cuestión sea serio nos tienen que dar también la «fuerza» de la relación. Es decir, si esa unión es muy fuerte o muy suave.

Diferencias estadísticamente significativas aparece cuando podemos haber de causalidad, lo que viene siendo A causa B. Hacer ejercicio mejora la salud cardiovascular. Con este nombre tan rebuscado lo que quiere decir es que el resultado no se debe al azar, que no es aleatorio estas diferencias. Estas diferencias pueden ser pequeñas, medianas o altas, lo que indica su rango de «fiabilidad», evidentemente reflejan mucho mejor la realidad que aquellas que sean altas frente a las pequeñas.

Es muy importante leer bien la noticia o artículo. No es lo mismo leer que «Una serie de investigaciones» que «Un estudio hecho…». Por muy pionero y bien diseñado que esté el experimento es importante saber si hay más artículos que hayan encontrado lo mismo o algo similar o si es la primera vez que lo encuentran.

Quizás esto te parezca un poco extraño, pero un ejemplo muy claro fue la «evidencia» que apoyaba la idea de que el uso continuado del juego Braintraining. Los estudios tenían todo lo que anteriormente hemos comentado, salvo que todos ellos eran realizados por Nintendo o alguna empresa contratada por la compañía. Aquellas investigaciones realizadas por equipos independientes nunca demostraban esos resultados, curioso ¿no?

Si te interesa saber más sobre la metodología de la investigación te dejo un libro muy clásico, pero muy bueno.

Metodos de investigacion Psicologia y Educacion: Las tradiciones cuantitativa y cualitativa, hemos hablado hace tiempo sobre él y sigue siendo una joya.

3 respuestas a «Fake news científicas, ¿cómo puedo identificarlas?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: