¿Cuándo cortar con mi pareja?

cortar

En el año 2003 se publicó en castellano la icónica obra de Zygmunt Bauman Amor líquido. Era la primera vez que se teorizaba sobre la fragilidad de nuestras relaciones de pareja y el gran número de éstas que optan por cortar. Uno de los muchos factores a tener en cuenta es la cantidad de parejas que se tienen y luego las que optan por cortar o romper. 

Hoy no vamos a hablar sobre este libro, sino que vamos a llevar la atención a cuándo es mejor que una pareja deje de serlo, sea por decisión unilateral de una de las partes o por ambas o por todas ellas.

Antes de seguir…

Antes de comenzar a hablar sobre las distintos factores a tener en cuenta antes de romper la relación, me parece importante poder algunos matices.

Si te encuentras en una relación de maltrato, te recomiendo que puedas denunciarlo cuanto antes y que puedas aislarte de la persona agresora. Este post está dirigido hacia momentos de «crisis» en las parejas, pero cuando hay ausencia de todo maltrato.

En principio, el post estará más dirigido hacia las parejas formadas por dos personas solamente. Soy consciente de que hay otras opciones de parejas, pero no conozco tanto ni su naturaleza ni cómo sería la mejor forma para gestionar dicha situación.

Cuando digo «cortar» o romper» me refiero a que la relación no sigue adelante de manera definitiva, aunque en otro momento se pueda reiniciar. No me refiero a ciertos paréntesis que se pueden dar las parejas. Tampoco hablo de las relaciones esporádicas o en las que no hay compromiso. Otra cosa es que sea una relación con compromiso entre las personas y que no sean monógamas. Para esta última puede resultar útil el post, en las demás no sé cuán interesante puede resultar.

Cortar en época de tormenta…

«En tiempo de desolación nunca hacer mudanza, mas estar firme y constante en los propósitos y determinación en que estaba el día antecedente a la tal desolación» es una frase del padre de la orden jesuítica, San Ignacio de Loiola. Me parece que es una frase muy importante a recordar. No es buena idea, ni recomendable cortar con tu pareja en un momento en el que estéis mal o que tú no te encuentres bien (los matices recordad que están arriba).

Es necesario recordar que todas las parejas tienen conflictos. Estos son oportunidades para poder renegociar los acuerdos que tiene la pareja. Es verdad que un motivo habitual para cortar es la incapacidad de poder encontrar acuerdos comunes. Además de la comunicación, que es verdad que es importante, también tenemos que intentar reenamorar a nuestra pareja. No siempre es necesario hacer grandes gestos, puede ser tan sencillo como ir a bailar

Supongamos que a pesar de lo anterior, decides seguir adelante con tu idea. Tienes que tener en cuenta el hecho de que el duelo por la ruptura te va a resultar más complicado.  Ten en cuenta, que en mitad de una tormenta por mucho que grites apenas se oye, lo mismo pasa en mitad de una vorágine de conflictos. Va a resultar muy complicado el que os podáis escuchar mutuamente y poder entender el punto de vista de cada cual.

Es verdad que no es una ciencia exacta el duelo, por lo que las complicaciones y problemas son totalmente personales, depende de la historia de cada cual. Sin embargo, es una apuesta segura que será muy complicado salir con palabras que puedan sanar las heridas si escoges cortar en un momento de gran tensión. En varios momentos dirás cosas que quizás necesiten muchos matices para ser dichas, no serás capaz de escuchar y mucho menos de perdonar y ser perdonado.

Escoger nunca romper…

Otra opción, por extraña que pueda parecer, es procrastinar la decisión eternamente. Una forma muy habitual es el «nos vamos a dar un tiempo» o «somos pareja, pero estamos cada uno por su lado» o la versión más joven el denominado ghosting. Si no sabes lo que significa, es la palabra actual que se utiliza para definir la conducta evitativa de una persona a otra. Tienes una conversación habitual con una persona y, normalmente, después de mantener una relación sexual o conocerse en persona, una de las partes deja de responder a los mensajes e incluso quizás bloquear a la otra en todas las redes sociales.

Esta práctica parece que está siendo muy habitual entre las personas más jóvenes y no deja de ser una forma de escoger no cortar. Hay quiénes teorizan que es por cobardía, otras personas que es una forma de violencia, ya que parece que suele ser más habitual en las relaciones heterosexuales y de hombres a mujeres. Mi opinión es un poco distinta, sobre todo porque los vínculos que forjamos cada vez son más débiles. El contacto a través de las pantallas es muy distinto del de cara a cara.

A su vez, las nuevas formas de criar, parece que tampoco están permitiendo forjar lazos de apego seguro que puedan sostener la frustración y el dolor de tener que romper con alguien. Esto suele ser más típico de los estilos de apegos ansiosos o inseguros. Cada vez se escucha más en consulta a personas jóvenes que están muy enfadadas con sus progenitores, por mil razones distintas, pero en ningún momento se quieren hacer cargo de sus propias decisiones.

Si optas por esta modalidad, sea el ghosting o buscar vericuetos varios para evitar el cortar, ten por seguro que ambas partes vais a tener problemas para poder hacer el duelo. Es verdad que si nunca has querido a la otra persona o no has tenido algún vínculo con ella, es probable que no sufras y no tendrás duelo que hacer, pero sí que demuestra que no te has comportado de una manera bastante irresponsable.

En caso de que sí que tuvieras ese vínculo, el no romper, conlleva que nunca vas a dejar que la herida se cure. Quizás haga una pequeña postilla, pero tan endeble, que la herida seguirá supurando una y otra vez. Lo mismo le pasará a la otra persona, por lo que si sueles usar este método, quizás sea más beneficioso a medio y largo plazo el cortar de manera evidente. 

¿Es todo aceptable para evitar cortar?

Hay quiénes tienen un gran miedo a las consecuencias de romper con otra persona. Es más, hay matrimonios terriblemente desafortunados que perduran por el simple hecho de que lo que se perder. Recuerda lo que he dicho antes, en ningún momento estamos hablando de relaciones con violencia o con grandes dosis de peligro para una de las partes. 

Desde mi punto de vista como psicólogo, es importante reflexionar antes de tomar cualquier decisión y más cuando hablamos de las relaciones humanas. No es necesario que tengas que conocer los mecanismos de defensa de la persona, pero sí es importante que entiendas que las rupturas de pareja, amistad, trabajo, etc.; son parte de la vida.

Si evitas cortar tu relación con varios ámbitos de tu vida, es muy probable que estés repitiendo una forma de evitar el dolor. Sigmund Freud se dio cuenta de que la raíz de muchos de los males de las personas no era otra cosa que seguir repitiendo una forma de actuar una y otra vez lo que en la infancia sentimos que era la mejor solución.

En resumen, si escoges no cortar ningún lazo evitando a la persona lo único que vas a conseguir es hacer daño a la otra persona y a ti misma. Quizás asuste dar cobijo al dolor que conlleva tomar una decisión, pero evitarla siempre lo aumentará.

Algo de bibliografía por si te interesa…

Ya he hablado hace tiempo mucho tiempo de este libro Siete reglas de oro para vivir en pareja. Es un libro muy interesante que se basa en datos científicos de diferente índole para poder entender mejor lo que le sucede a una pareja. Si te interesa, puedes comprarlo aquí.

Si te interesa la obra clásica de Anna FreudEl Yo y los mecanismos de defensapuedes leer un breve resumen del libro antes de comprarlo, te podrás empapar un poco mejor de cómo las personas esquivamos el dolor y todos los caminos que escogemos. Quién sabe, quizás te ayude a entenderte mejor. Si te interesa, puedes comprarlo aquí.

Fernando Martín Aduriz, el escritor de la magnífica obra La ansiedad que no cesaexplica que algunas veces la puerta a la ansiedad no es otra que la no elección. Como elegir no cortar, ¿te suena? Es verdad que la ansiedad no es algo que uno pueda escoger tenerla o no, pero sí puedes mitigar un poco su presencia. Si te interesa, puedes comprarlo aquí.

Por último, te dejo un libro muy bueno que habla sobre la gestión de los conflictos. Tienes que tener en cuenta que las parejas son como los grupos, van cambiando poco a poco y es necesario que el sistema se vaya adaptando a todas las novedades, como tener que cortar o romper. Si te interesa, puedes comprarlo aquí.

Un antropólogo inocente, la otra cara de la investigación

antropólogo

Si quieres hablar sobre Nigel Barley tienes que tener en mente sí o sí su magnífica obra Un antropólogo inocente. Ésta habla sobre el proceso que tuvo que hacer este célebre científico en su estudio de caso de la población dowaya. Una población situada en Camerún.

Quizás dicho así no te resulte muy interesante, ya que los estudios, sean de la rama que sean, suelen ser densos y poco interesantes. Sin embargo, el autor prescinde de todo detalle técnico y aburrido y nos trae su  vivencia a la hora de recoger todos los datos  sacar las conclusiones. Toda la obra está regada de ironía y un montón de sorpresas. Pasemos a hablar un poco de ellas…

Aspectos positivos…

Lo he dicho antes y lo repito, Un antropólogo inocente tiene una gran dosis de humor. Si te gustan las obras del célebre Tom Sharpe, como Reunión tumultuosa o la saga Wilt, entonces te va a encantar esta obra. En ningún momento vas a sentir que estés leyendo un estudio tedioso y académico.

Freud describió el funcionamiento obsesivo en su célebre libro conocido como El hombre de las ratas. Si el padre del psicoanálisis siguiese vivo en la época en la que se publicó esta joya, seguramente se la hubiera recomendado a sus pacientes obsesivos. El autor, nos relata como va descartando sus hipótesis y como debe ir haciendo renuncias a sus conclusiones previas y aceptando su ignorancia. ¡Cualquiera diría que hubiera pasado por un proceso analítico!

En este caso el antropólogo nos demuestra lo estúpidos que nos hacen quedar cuando nuestros estereotipos toman la delantar

¿Puedo aprender algo de un antropólogo?

Aspectos negativos…

Odio la ciencia…

Valoración final…

¿A qué esperas a comprar esta joya?

1516 fue el final de las alucinaciones en Alemania

alucinación

Antes del año 1516 en Alemania en la elaboración de cerveza se podía hacer con cualquier ingrediente. En concreto, en la Edad Media se abusaba bastante de la belladona, que ingerida en grandes cantidades producen alucinaciones muy variadas. Esta curiosa planta, era muy utilizada en esta época para poder ampliar los iris de las mujeres, ya que esta práctica se consideraba que las embellecía mucho. No es algo tan extraño, solamente hay que ver cómo la industria del maquillaje hace un gran hincapié en sacar productos que remarquen el contorno de los ojos.

¿Qué pasaba antes de 1516?

Todo el mundo sabe que en Alemania el consumo de cerveza es parte de su cultura. Antes de la ley de pureza del rey Guillermo IV, la sociedad alemana tenía la mayor cantidad de registro de alucinaciones de todo Europa. El número de personas que decían ver unicornios, hadas varias, etc.

Esto no quiere decir que todos los relatos mitológicos sean producidos por el consumo de alimentos alucinógenos. Es más, tanto como Jose María Álvarez como Antonio Escotado han dejado muy claro muchas veces que el consumo de las drogas normalmente eran controladas siempre. El mejor ejemplo pueden ser las sociedades latinoamericanas, en dónde solamente podían fumar o consumir alcohol las personas más adultas y en momentos concretos. Si te interesa conocer un poco más de este aspecto, hay una obra llamada Las enseñanzas de Don Juandel polémico autor Carlos Castaneda.

¿Tuvo algún efecto en la sociedad alemana tanta alucinación?

Todo el mundo conocemos los relatos que nos dejaron en herencia los Hermanos Grimm y el estudio que nos dejó Bruno Bettelheim sobre estos, en su clásico libro Psicoanálisis de los cuentos de hadas.

En Salem mataron a multitud de mujeres acusadas de brujas y en Alemania lo que sucedió es que hubo tal cantidad de denuncias en todos los pueblos y tan pocas pruebas de que de verdad hubiera criaturas mágicas, personas haciendo hechizos, etc.; que una vez dejaron de ejecutar sentencias varias, decidieron estudiar el caso.

¿Las alucinaciones sirvieron de algo?

Gracias a estas alucinaciones tenemos diversos cuentos fantásticos que han sobrevivido hasta nuestros días y también demuestra lo importante que es la sociedad en la que nos encontramos para poder entender las alucinaciones.

En el clásico libro de Oliver Sacks Alucinaciones explica como sus pacientes, salvo aquellos aquejados de parkinson, tenían alucinaciones muy diversas dependiendo de sus orígenes. Es más, cuenta el caso de un hombre en cuya cultura en navidades se habla con los muertos de la familia. Éste hombre acude muy angustiado a su consulta con esta queja y él le explora y no detecta ninguna enfermedad mental. Investiga un poco la cultura de la persona y al encontrarse con esto y comentarlo con él, su angustia desaparece.

 Fernando Martín Aduriz  nos diría que el hecho de encontrar una explicación ante esta falta de falta, la ansiedad cesa.

¿Te interesa el mundo de las drogas y alucinaciones?

Si te interesa el mundo de las drogas, te recomiendo enormemente leer Historia general de las drogas del gran estudioso Antonio Escohotado.

El uso de las alucinaciones no solamente ha sido famoso en las prácticas chamánicas, sino que autores como Carl Jung o Fritz Perls tenían una gran estima en la ayuda que podía propiciar para el autoconocimiento personal.

¿Síndrome postvacacional? 90% subjetivo…

postvacacional

Todas y todos hemos oído en algún momento el famoso «Síndrome postvacacional«. En su día incluso se pensó en sacar fármacos específicos para la sensación de ansiedad, depresión e incapacidad para poder adaptarse de nuevo a la realidad.

Sin embargo, este conjunto de síntomas, que es la definición de síndrome, es en gran parte subjetivo y en una gran mínima objetivo. Con esto me refiero a que no se debe a ninguna lesión orgánica, reducción de neurotransmisores, etc. 

¿Por qué se da?

Este síndrome se da por una incapacidad para poder asumir la rutina diaria después de haber estado en un momento más o menos largo sin ella.

Quizás parezca un tanto simple, pero cuesta tiempo poder acostumbrase a una nueva rutina. Cuanto más compleja sea ésta, más esfuerzo se necesitará para poder acostumbrarte a ella. El mejor y más claro ejemplo es el de los trabajos de turnos.

Las personas que trabajan a turnos, sea en 2 o 3 modalidades, tienen problemas para regular los ritmos circadianos, regular comidas, etc. Necesitamos una rutina básica que le de un cierto orden y así también aumentar nuestra sensación de control.

Formas de prevenir el síndrome postvacacional

La mejor manera de no tener que sufrir este síndrome es acabar las vacaciones un poco antes de que tengas que volver al trabajo para así tener un tiempo para volver a acostumbrarte a tu casa, ambiente, horarios, etc.

Lo más importante es que tengas la opción de ir «aterrizando» de manera pausada en tu día a día. Una forma es poco a poco retomando los horarios que tenías antes, rutinas alimentarias, etc. Es decir, acostumbrar de nuevo al cuerpo y a la mente a tu vida previa de las vacaciones, de esta manera vas a conseguir prevenir el síndrome postvacacional.

¿Es necesario medicarse?

Mi recomendación es que no lo hagas. En caso de que te veas sobrepasado por la situación o que las sensaciones sean muy dolorosas te recomiendo que lo primero que hagas sea solicitar una cita psicológica, antes que medicarte.

El síndrome postvacacional sin lugar a dudas es complicado de gestionar, pero ni es imposible y al no tener una base biológica no es preciso tener que recurrir a la psicofarmacología.

¿Todo es emocional en el siglo 21?

emocional

A cada día que pasa aparece una nueva dictadura, la dictadura emocional. Cada vez nos vamos encontrando con más y más proyectos en dónde el foco de atención está puesto en las emociones o bien en su correcta gestión, en su inteligencia, etc. Sin duda, son importantes, pero actualmente hay incluso ¡flamenco emocional!

Hace tiempo, gracias a un regalazo de Gedisa pudimos ver la importancia del baile para una buena salud cerebralpero ya os aseguro yo que la autora no apoyaría nunca la idea de que pueda haber un baile con el objetivo de poder ayudar a gestionar las emociones.

¿De qué nos podemos fiar?

A mí me encanta el dicho «el sentido común es el más común de los sentidos». Fíate de tu intuición, es decir, no todas las cosas inventadas o heredadas durante la historia de la humanidad pueden servir para todo. Sin lugar a dudas, la escritura es un arte y un aspecto que tenemos que seguir cultivando, mas la escritura, por ejemplo, por sí misma no puede ayudarnos a gestionar nuestras emociones o calmarlas.

Es verdad que es un muy buen canal para poder poner en palabras un dolor o algo que nos pueda pesar. Sin embargo, escribir por escribir, solo sirve como método catártico. Insisto con la escritura, porque el mismísimo Boris Cyrulnik, que domina la pluma con gran arte, avisaba en su clásico Escribí soles de noche que ningún arte en sí mismo cura, sino que hay que darle una vuelta de tuerca más. Sino, solamente es revolver el dolor una y otra vez, algo parecido a lo que le sucedió a Alice Miller.    

También tienes que tener mucho cuidado con las pseudociencias, ya que normalmente suelen poner el foco en un aspecto excesivamente concreto, las emociones como habrás podido adivinar, y normalmente con el discurso «tú tienes la culpa»El aspecto emocional también es uno de los grandes feudos de la psicología positiva, ahora ya no está tan en boga, pero todavía quedan algunos focos importantes. En su vertiente más peligrosa y radical afirman que el positivismo es lo mejor, es decir, ver siempre el lado bueno de las cosas.

Gracias a Rafael Pardo y su magnífica obra Felicidad tóxica, vas a tener una visión científica, clara y asequible para todo el mundo que te permitirá conocer con más detalles el peligro que radica en este tipo de pensamientos y/o corrientes.

¿Además del aspecto emocional, qué hay?

Hablar sobre las emociones humanas y no hablar del cerebro y la biología humana en general es un gran error. Es verdad que no solamente somos hormonas, neurotransmisores, etc.; pero tampoco es todo emoción y sentimiento

El mejor ejemplo es el amor. El amor es una emoción que genera grandes cambios a nivel global del ser humano, sino mirad a Romeo y Julieta (extrañamente siguen siendo un ideal, extraño cuanto menos, de amor). Ha habido personas que han matado en su nombre, otras que han muerto y otras tantas que han comenzado revoluciones.

No se puede entender ningún aspecto emocional sin tener en cuenta nuestro estado biológico. Esto no es algo nuevo, sino que le pregunten a Wilhelm Reich, antes de enloquecer, o a Alexander Lowen, el padre de la bioenergética. Actualmente, se habla de psicosomática y de psicoinmunología. Es verdad que en ambas corrientes hay dos vertientes, aquella que acude más a lo psíquico como puede ser Pierre Marty o Luis Chiozza y también aquellas que atienden más a los aspectos biológicos o cerebrales. También las hay de una corte más intermedia, como la teoría Polivagal.

Esto tampoco es algo nuevo, ya que la importancia a los aspectos emocionales viene desde la antigüedad. La ayurveda, que tan de moda está ahora, o la medicina tradicional china son solamente algunos de los múltiples ejemplos que te puedes encontrar.  Te recomiendo que todo lo que leas y aprendas de estas corrientes, lo cojas con pinzas, ya que hay aspectos que no son del todo veraces.

¿Mente vs cuerpo o mente y cuerpo?

Para rematar todo lo anteriormente comentado, solo os quiero presentar de nuevo a António Damásio.  Éste científico es experto en neurociencias y también conoce muchos aspectos de las emociones. El libro más interesante, desde mi punto de vista, es el Error de Descartes, incluso he hecho un podcast sobre el mismo.

En este caso, él explica cómo las emociones y el cerebro están en comunión y plantea una hipótesis muy interesante sobre la comunicación cerebro y corazón. Lo mejor es que leas el libro para que te puedas enterar del  todo.

Bibliografía recomendada

Aquí os dejo algunos libros de los que he ido hablando a lo largo del post y que creo que te pueden orientar muy bien a la hora de tener que escoger de qué te puedes fiar o no.

Relación mente y cuerpo

¿En vacaciones se puede cuidar la salud mental?

vacaciones

Estamos en pleno verano y es muy posible que tengas la suerte de estar ya de vacaciones o estés contando los días que te quedan para poder alterar un poco tu día a día. Esta alteración puede ser desde cambiar de país, de idioma o de actividades rutinarias. Para muchas personas el irse a otros países o aprovechar a hacer actividades muy atractivas que en la vorágine del día a día nos es imposible, es un reto muy interesante. Sin embargo, nuestra salud mental se puede ver perjudicada con tanto cambio.

Salud mental, ¿Qué es eso?

Actualmente hablar sobre el cuidado de la salud mental es algo que está en boga y en la boca de muchísimas personas. El escuchar o leer sobre ir a terapia ya no es tan secreto como antes. Es más, cada vez hay más personas famosas que están publicando mensajes de apoyo para ir a terapia.

Pero cuando hablamos de salud mental, sea en vacaciones o en el día a día, también hay que tener en cuenta la calidad del sueño, rutinas, gestión emocional… Desatender cualquiera de estos aspectos solo va a conseguir que te perjudiques gravemente.

Estos prejuicios pueden ser en forma de enfermedades psicosomáticas o cualquier otro tipo de situación adversa que no te permita disfrutar de tus vacaciones, sean del estilo que sean.

Sin lugar a dudas, si crees que es necesario que acudas a terapia, no dudes en pedir cita, ya que cuanto antes comiences el proceso antes comenzarás a encontrarte mejor.

Como cuidarla en vacaciones

Hemos hablado ya suficiente sobre qué es la salud mental, pero también es importante saber cómo podemos cultivarla y cuidarla durante este período tan distinto al de la vida habitual.

Ahora vamos a ir a por los aspectos más importantes, aunque confía en tu propia intuición a al hora de escoger las áreas que necesites atender con más ahínco.

Es decir, si tú sabes que tus primeros síntomas son a la hora de entristecerte, agobiarte, estar con más ansiedad…; es tener estreñimiento, alteraciones en la comida, aumento o deceso del sueño y ese larguísimo etcétera que todo el mundo conocemos; presta más atención a dichos aspectos y ya está.

Nadie mejor que tú podrá decirte cuáles son aquellas señales que te indican que algo no funciona como debería. En tu mano queda el poder atender las señales que tienes delante de tus narices o ignorarlas.

La importancia de algunas rutinas

Uno de los grandes placeres en el periodo de vacación es la pérdida de rutinas muy estrictas que seguramente tendrás durante todo el año. Levantarte a una hora más o menos fija, desplazarte siempre al mismo lugar de trabajo, etc.

Sin embargo, si te interesa no tener síntomas de ansiedad o un leve estado depresivo, es necesario tener un poco de organización para sentir que no vives en el caos absoluto.

¡Espero que disfrutes mucho estas vacaciones y que te sirvan para recargar pilas!

Demostrar efectos paranormales y ganar 1000000$

paranormal

Hoy hablamos de un  jugoso premio que ofrece la fundación James Randi, que es nada más y nada menos que un millón de dólares para la persona que demuestre que existen fenómenos paranormales. Interesante, ¿verdad? La dura realidad es que todavía no ha habido nadie que lo haya podido demostrar.

Pero vayamos por partes…

¿Quién fue James Randi?

Este hombre fue un mago muy famoso, que nació en Estados Unidos en 1978 y falleció en el mismo país en 2020. Dicho así no parece que tenga mucha importancia, pero este hombre fue capaz de demostrar a muchos farsantes del mundo de la prestidigitación que afirmaban tener poderes especiales, como telepatía, premoniciones, etc.; lo que comúnmente se llama «efectos paranormales». 

Uno de los casos más famosos es el de Uri Geller un mago que afirmaba poder tener la capacidad de doblar cucharas con la mente, sí como si esto fuese Matrix…

En ningún momento quiso ir en contra del mundo del ilusionismo, pero sí en contra de aquellas personas que afirmaban tener grandes poderes especiales y lucrarse con dichas mentiras. Es más, Anthony Blake, mentalista muy reputado a nivel mundial, en varios momentos ha reiterado que no existe ninguna prueba de la existencia de algún poder paranormal, simplemente él utiliza algunos trucos, estrategias, para poder maquillar lo que en realidad pasa.

Es decir, en sus shows dice tener dichos poderes, pero solamente como herramienta o recurso dramático, nunca en su día o día. No se oferta como médium para conversar con los muertos por ejemplo, él siempre se ofrece como mentalista.

¿Tienes interés por presentarte?

Si crees que tienes pruebas irrefutables sobre la presencia de efectos paranormales entonces te recomiendo que te presentes, conseguirás una gran fama, la primera persona que consigue demostrar su existencia no es baladí, y una gran financiación para tus siguientes investigaciones.

Requisitos para presentarte

Tienes que tener un cierto eco mediático, es decir, tener presencia en programas de televisión. Actualmente también podría ser mundialmente famoso en Youtube o Twitch.

Entiendo que esto es necesario para tener cierta credibilidad. Varias personas pueden afirmar que se han sentido cercanas a sus seres queridos, que le han leído el pensamiento, etc.

Otro de los requisitos para poder presentarte es que una docente de universidad te de su apoyo.  Se entiende que una persona que tiene una formación muy buena y como mínimo un doctorado será capaz de poder detectar ciertas irregularidades o aspectos que se vean claramente falsas.

En caso de contar con estos dos requisitos, podrás ir a la fundación y explicarles en qué consiste tu experimento. Es verdad que primeramente debe superar algunas pruebas preliminares antes de que puedas presentarlo al 100%. Esto significa que tu prueba debe ser replicable, es decir, reproducible. Si solamente puedes leer una vez en la vida el futuro exacto de una persona, no podrás acceder al premio.

Después se publicitará tu nombre y quizás te conviertas en el primer ganador del premio más importante a la hora de hablar de fenómenos paranormales.

¿Por qué tanto interés por lo paranormal?

Al ser humano siempre le ha interesado mucho todo lo que tenga que ver con lo oculto. No hay más que ver la cantidad de libros que hay sobre diversas pseudociencias.

En la antigüedad los símbolos religiosos, como la danza de la lluvia, el templo de Delfos, etc.; estaban muy ligados a la sociedad y estos ocupaban un lugar central en sus vidas. Ofrecían respuestas y un orden a lo que sucedía. Si te interesa saber más, te recomiendo que leas esta obra de arte El antropólogo inocente

Actualmente la ciencia ha ocupado gran parte de estos lugares, pero todavía tenemos el hueco que nos ayude a organizar nuestra dimensión más transpersonal. Sin embargo, confiar en personas que son capaces de hablar con el más allá, si es que existe, que tienen poderes especiales para ver el futuro…

Está bien que busques respuestas en religiones o en corrientes filosóficas diversas, pero cultiva siempre tu pensamiento crítico. La frontera siempre debe estar en el momento en el que te exijan dinero, una obediencia ciega o te impidan acudir a la medicina contrastada y fiable, por ejemplo.

Cualquier aspecto paranormal no puede sustituir a la razón. Es verdad que internet o la electricidad dependiendo del siglo se consideraría un milagro o brujería. Para que la ciencia avance, es necesario tener una gran creatividad para vislumbrar un invento, pero esta creatividad no puede estar cegada por la ilusión de Nunca Jamás.  

¿Hay visos de que vaya a resultar exitoso?

Desde 1996 no ha habido ninguna prueba fehaciente respecto a la existencia de ningún poder o habilidad paranormal. Han pasado 26 años, actualmente estamos en el 2022, y no ha habido ni una sola investigación o persona que pueda tambalear el pilar del premio.

Dicho de otra manera, durante 26 años no ha habido ningún indicio de que haya habido alguien o alguna organización capaz de demostrar la existencia de alguna habilidad paranormal. Todo esto conlleva que lo más probable es que los efectos paranormales no existan, sean juegos mentales, manos muy rápidas o efectos informáticos muy logrados e interesantes.

Bibliografía

Te dejo una breve bibliografía que habla sobre estos temas para que puedas hacerte tu propia visión crítica:

¿Hay vida después de un accidente cerebral?

vida

Hoy hablamos del nuevo regalazo de Gedisa Historias con alma, una obra que demuestra de manera realista que después de sufrir daño cerebral, sea de la naturaleza que sea, puedes seguir desarrollando tu vida.

Es importante que no confundas este libro con la sección de autoayuda, ya que la Dra. Irene tiene una amplia experiencia trabajando y acompañando a personas que se encuentran en esta situación. Si te esperas un texto muy azucarado o frases vacías de sentido, te vas a llevar una grata sorpresa. 

Aspectos positivos…

La recuperación de un ictus, derrame cerebral, etc.; siempre son complicadas y con difícil pronóstico, ya que hay muchos factores intervinientes en la recuperación, pero lo que está claro es que sí que hay vida. Ésta no será la misma que la que se llevaba antes, eso está claro. Esta es una de las claves que da el libro y me parece importante tenerla claro. Hay vida, sí, sin ninguna duda, pero no la misma de antes.

Otro aspecto que me parece muy importante a remarcar es el trato que demandan las familias. Sin lugar a dudas este libro debería de llegar a todos los despachos de todos los hospitales para que puedan incluir toda la información que las personas afectadas y sus familias exigen. Algunas veces son cosas tan básicas como avisar de que la persona tendrá cambios de humor o cosas más concretas de cada patología.

Me da la sensación de que los relatos han tenido muy poca alteración. Supongo que algo se habrá reescrito para que quede más coherente o cosas así, pero lo que está claro es que ninguna de las personas entrevistadas deja entrever que su progreso vital ha sido sencillo. Una constante clara durante toda la obra es la necesidad de esforzarse continuamente.

A su vez los capítulos son temáticos, al igual que los relatos. Esto tiene dos ventajas, por una parte te permite saltarte al capítulo del tema  que te interese y poder saber cómo se puede puede tener relaciones sexuales por ejemplo. Toca temas que normalmente no suelen estar presentes en guías o manuales, pero son aspectos importantes dentro de la vida de cualquier persona.

Historias con alma. Cuando el daño cerebral te cambia la vida utiliza una metodología de investigación poco conocida, aunque poco a poco se va presentando de una manera más clara. Estoy hablando como no, de la metodología cualitativa.

Aspectos negativos…

Los relatos son un tanto parecidos entre sí. Sin lugar a dudas, las personas que los cuentan, familiares o las y los pacientes mismos; tienen un mérito invalorable. Sin embargo, me hubiese gustado también que se hubiese recogido las realidades de aquellas personas que no han conseguido seguir con su vida. Quizás no en forma de relato, pero sí en estadísticas o algún dato parecido. Sobre todo, para prevenir a quién lo lea, no todo es posible y en algunos casos por mucho esfuerzo que haya, no se obtienen resultados.

Nunca se habla de manera clara sobre factores de protección bien conocidos como pueden ser los rasgos de personalidad, infancia, apoyo percibido, alimentación, etc. Es decir, el planteamiento es un tanto positivista. Cuanto más te esfuerces por hacer vida normal, tu cerebro lo agradecerá, pero no sólo éste es el único factor y en algunos casos no es ni el determinante siquiera.

Valoración final…

Si te interesan los accidentes cerebrales y cómo poder sobreponerse a semejante piedra en el camino este es tu libro. De una forma bastante realista te presentarán algunas claves actitudinales y conductuales que puedes tener para poder seguir desarrollando tu vida, con ciertos matices claro está.

En ningún relato he visto que pongan claramente qué factores han podido propiciar que una persona pueda desarrollar, afinar o recuperar habilidades que en un principio no estaban previstas según el pronóstico médico ofrecido. Esto puede dar falsas esperanzas a algunas personas. Por lo que mi recomendación es que tengas claro que tu vida ha cambiado, sigues pudiendo disfrutarla y es importante poder retar al pronóstico, aunque algunas veces éste sea fijo en algunos aspectos.

El libro es muy recomendable, a pesar del anterior punto. Es sencillo de leer, bien documentado y realista. Cumple otro objetivo, educarnos en relación a cómo se puede apoyar a una persona que haya sufrido un accidente cerebral.

Si te interesa comprarlo, sólo tienes que pinchar aquí.

¿Qué vale más la teoría o la práctica?

teoría

El famoso psicólogo Kurt Lewin dijo una vez «No hay nada más práctico que una buena teoría». Este importantísimo psicólogo de los fenómenos grupales no dijo esta frase porque sí. Sin lugar a dudas él tenía claro que lo que está sucediendo actualmente no es un buen presagio ni para la ciencia ni para la sociedad en general.

Actualmente hay cada vez más personas que optan por ver vídeos en youtube, que en algunos casos no tienen ninguna validez, para hacerse una idea de lo que saben las personas que se han formado durante años.

Material de autoayuda

Hay multitud de vídeos, libros, charlas, etc.; que se autodenominan como terapéuticas o psicológicas con el apellido de autoayuda. El problema está en que estos materiales no suelen estar contrastados con teorías científicas o son tergiversaciones de diversas corrientes.

Insisto en que es importante saber distinguir la paja del grano y eso no siempre es sencillo. Te recomiendo que leas el post que dedicamos a las fake news de corte científico para que tengas unas pautas claras, sencillas y realistas para poder evitar ser engañada.

¿Por qué prefiero una teoría a la práctica?

Karl Popper afirmaba que una investigación que pueda desbancar a la anterior sería una mejor investigación y por ende así se puede mejorar cualquier teoría. Yo no soy de una opinión tan radical como la del filósofo, pero sí que es verdad que cualquier teoría guía nuestros pasos. En este blog intentamos presentar un espacio en dónde puedas saber qué puede merecer la pena y qué no.

Una teoría es capaz de explicar algunos fenómenos humanos y predecirlos. Es más, son capaces de orientar nuestro trabajo. Sin lugar a dudas, la intuición puede ser una buena aliada dependiendo en qué casos, pero nunca puede ser la herramienta definitiva. Nuestros sentidos nos pueden engañar de maneras distintas y ya sabemos que el lenguaje no verbal no es una herramienta infalible. (Si te interesa este campo, te recomiendo que investigues a Paul Ekman y sus experimentos).

La teoría sin práctica no tiene mucho recorrido, pero una práctica sin teoría es mucho peor. Puedes tener un «gran olfato» en cualquier ámbito, pero si no cuentas con un buen faro que te guíe es muy seguro que te encuentres con las rocas y te hundas. No hay que ir muy lejos, los juicios de Salem, los genocidios nazis basados en la idea de que las personas negras eran menos inteligentes que las blancas, que algunos rasgos físicos son mejores que otros, etc. Actualmente cualquier persona razonable condena todos estos actos bárbaros e injustificables, desde aquí también lo hago por si queda alguna duda; pero en la época en la que sucedieron estos actos hubo muchas personas que esbozaron razonamientos «médicos y biológicos» que justificaban todas las atrocidades.

¿De verdad podemos ser objetivos?

A aquellas personas que declaran tener la objetividad por bandera y no necesitar ninguna teoría, es decir, que su práctica está totalmente justificada, siento decirles que se equivocan. Da igual que lleven años meditando o que incluso sean el mismísimo Dalai – Lama, que la subjetividad es algo intrínseco al ser humano y nadie nos podemos escapar de ella.

Está claro que no existe una teoría perfecta o absoluta, ya que los seres humanos somos imperfectos. Sin embargo, cuando se discuten los resultados y se decide un camino u otro, es más probable que sea más cierto que si se elabora en un espacio cerrado. Una persona ella sola, por muy prudente que quiera ser si no es capaz de contrastar sus ideas con otras nunca podrá elaborar una teoría realmente veraz y útil.

Esto es lo que nos explica Boris Cyrulnik en su libro Escribí soles de noche respecto a la forma de trabajar de Alice Miller cuando decidió aislarse del mundo psicoanalítico. Esta autora tiene apuntes muy interesantes respecto a la importancia de la familia, cómo vivirla, etc.; que se recogen en El cuerpo nunca miente. Esta autora, pudo desarrollar aspectos teóricos muy interesantes a pesar de su ostracismo, ya que tenía un bagaje teórico y laboral muy extenso.

¿Qué pasa con la psicología basada en la experiencia?

Sin lugar a dudas, la psicología es la ciencia dónde más influye la experiencia. Da igual que sea desde la perspectiva cognitivo conductual, en dónde se da mucha importancia a nuestras conductas y también a nuestros pensamientos, pero en definitiva no dejan de ser nuestras experiencias; o la sistémica, que trabaja muy cerca de los roles que hemos tenido en nuestra familia, cómo la hemos vivido, etc.

Ahora os quiero presentar las principales corrientes psicológicas que trabajan con la experiencia.

La terapia Gestalt

La corriente terapéutica desarrollada por Fritz Perls y por Laura Perls es verdad que tiene su base en la experiencia de los pacientes. Los procesos terapéuticos desde esta perspectiva huyen de grandes teorías e intentan desarrollar técnicas para poder mejorar la capacidad de experiencia de la persona.

Sin embargo, Fritz estudió medicina, psicoanálisis y estuvo en varias clases de diversas universidades como oyente.  A su vez, hizo muchos años de procesos psicoanalíticos entre otras muchas cosas. Laura Perls por otra parte, era bailarina profesional, psicóloga y también tenía estudios sobre arte. A su vez, ella también se formó en psicoanálisis y también tuvo varios procesos propios. Con todo esto lo que quiero remarcar es que los fundadores de la corriente que aboga por la experiencia, tenían un gran bagaje teórico y muchas teorías en su mochila de recursos.

Claudio Naranjo, uno de los mayores exponentes de esta corriente en varios puntos del planeta, era psicólogo, médico y se formó en muchísimas disciplinas. A su vez, era un ávido lector, desde medicina tradicional hasta física.

El psicoanálisis

El psicoanálisis siempre ha prestado atención a cómo siente la persona y también como interpreta nuestro inconsciente lo que nos sucede, a nivel fisiológico, emocional y en nuestro entorno. El padre de esta corriente, Sigmund Freud, estudió medicina y se especializó en neurología. A su vez, estudió hipnosis, aunque luego la abandonó y también aprendió castellano por el placer de leer Don Quijote de la Mancha.

Una vez más, esta célebre figura de la historia de la psicología, necesitó de muchas teorías, que fue continuamente renovando, para poder describir aspectos subjetivos y poder entender también lo que a él le sucedía.

La escuela de la gestalt

Seguramente, habrás visto la famosa imagen en la que se puede ver una copa, o dos mujeres. Sino, puedes jugar a ver qué ves y que no.

Seguramente, se podrían sacar muchas conclusiones basadas en la práctica de la visión de esta imagen. Sin embargo, detrás de estas imágenes hay una gran cantidad de teoría, sobre todo desde el punto de vista neuropsicológico.

Conclusión

En definitiva, no se puede pretender hacer nada práctico sin entender la parte teórica que lo sustenta. Si quieres recorrer ese camino, es muy probable que te des de bruces muchas veces con varios muros y en el peor de los casos puedas hacer alguna barbaridad.

Un buen ejemplo es lo mal que acabó Wilhelm Reich y su teoría del orgón. Pseudociencia que le llevó a ser juzgado como estafador en Estados Unidos y a morir en la cárcel con su salud mental terriblemente deteriorada.

¿Qué son los sueños lúcidos y como tenerlos?

lúcido

Un nuevo regalazo de parte de Kairós, una de mis editoriales amadas como ya sabéis, nos presenta una joya para poder dar respuestas a muchas preguntas que se nos pueden presentar en relación a los sueños lúcidos. ¡Una joya muy interesante!

El mundo onírico ha fascinado a muchísimas culturas y autores. El más famoso fue Sigmund Freud con la publicación de su libro: «Interpretación de los sueños«. Dejó un gran interés en la sociedad sobre qué se puede hacer con ellos y en este libro podrás encontrar nuevas orientaciones.

Sueños lúcidos. Aprende a tenerlos  es la obra de la que os hablo y que personalmente he disfrutado mucho. Como un breve entrante os comento que es complicado escribir ciencia, ya que hay licencias literarias que no te puedes tomar y se puede hacer pesado su lectura. Sin embargo, Javier García Campayo, el autor del libro, consigue mezclar con una gran habilidad la divulgación científica al igual que las conclusiones que se recogen de tradiciones budistas o tibetanas.

Aspectos positivos…

El libro es sencillo de leer, es decir no tienes que saber nada sobre metodología científica, pero verás que el autor te va a explicar qué resultados son fiables, cuáles no tanto  y lo más importante, verás qué técnicas son más efectivas y cuáles no. Esto no es tan habitual, en los libros que se presentan datos científicos, muchas veces se les olvida decir cuán buena es la técnica.

Hay mucha literatura sobre psicología que solo presentan datos pseudocientíficos y más cuando se hablan sobre los sueños y más sobre aquellos que son lúcidos. Aquellos en los que te das cuenta de que estás soñando. Es fácil poder acabar pensando que encontrarás una gran verdad oculta en ellos, etc.; pero el autor recuerda que es un viaje personal, lo cual significa que no se puede hacer grandes generalizaciones.

Si tienes interés en tener desarrollar sueños lúcidos, en esta obra encontrarás diversas técnicas muy útiles y bien contrastadas para poder desarrollarlos. Es importante que tengas en cuenta que es un camino largo y puede resultarte tortuoso, pero poco a poco irás encontrando grandes beneficios.

Curiosamente hace una combinación muy interesante entre técnicas gestálticas y cognitivo conductuales.  En ningún momento lo menciona, pero la descripción que hace de atender las técnicas y atender al cuerpo. Es una buen ejemplo de cómo corrientes enfrentadas en muchos aspectos pueden combinar saberes y aumentar así el cuidado de la persona.

Aspectos negativos…

En algunos momentos se hace un tanto aburrido leer las descripciones tan detalladas de las técnicas, ya que algunas no difieren en demasía de las otras. Por otra parte, también hace muchas referencias a las mismas y siempre con la misma coletilla «luego hablaré de ellas». Esto está bien una o dos veces en el libro, pero una vez por capítulo como mínimo se hace cansado de leer.

A pesar de la gran calidad científica del libro, el autor algunas veces se decanta claramente por algunos argumentos no tan científicos, lo cuál afea un poco el relato. Es decir, se nota que el autor cede ante su gran deseo de que los sueños lúcidos tengan una parte transcendental para la vida de las personas.

Valoración final…

En definitiva, si te interesa el mundo de lo onírico y te gustaría poder ampliar tu lucidez aun cuando estás soñando esta obra seguramente será tu mejor aliado. Es importante que recuerdes que tener sueños lúcidos no es una tarea sencilla ni cosa de dos días, pero seguramente será un viaje muy entretenido y con sorpresas varias.

La única pega importante que se le puede sacar al libro es que en algunos momentos resulta pesado leer las técnicas, ya que están muy detalladas. En mi opinión podría ser más interesante poder prescindir de aquellas que claramente no tienen ningún éxito o que no tienen respaldo científico alguno. De esta forma creo que se haría la lectura más amena.

No creo que vayas a encontrar una gran verdad secreta en el mundo lúcido de los sueños, mas seguramente en todo el proceso sí que desarrollarás una conciencia bastante más ampliada y te ayudará a ser más feliz.

¿Recuerdas con asiduidad tus sueños? ¿Alguna vez los has tenido lúcidos? ¡Te leo en los comentarios!

Si te interesa comprar la obra, ¡puedes hacerlo aquí mismo!