Mejores libros para regalar sobre psicología

LIBROS

Están llegando las navidades y con esta época las dudas habituales ¿Qué puedo regalar? No tengo la idea magnífica, pero si tu ser querido le gusta leer y le gusta la psicología este tus post.

Regalar libros es una tarea complicada, ya que hay muchas opciones en las tiendas, editoriales, formatos, etc. En este post te voy a proponer muchas opciones en base a los criterios que suelo seguir yo, que son:

      • Editorial
      • Autoría

Si tienes alguna propuesta más, ¡no dudes en decirme!

Editorial

¿Por qué es importante saber la editorial de los libros?

Hoy en día el número de sellos editoriales es inmenso, por lo que saber escoger una casa especializada en psicología es importante, ya que lo que nos llegue a las manos o demos, será de buena calidad.

No es lo mismo comprar un destornillador de la marca Hasbro, que de una marca especializada en el mundo del bricolaje o construcción. Lo mismo ocurre con los libros de psicología, no es lo mismo buscar libros de autoayuda, que leer libros de psicología seria.

Da igual si la persona a la que vas a regalar es profesional de la psicología, estudiante o tiene esta afición. Seguro que encuentras el libro idóneo para regalar.

Lo que tienes que tener en cuenta a la hora de mirar la editorial, es ver qué ha publicado en otros libros sobre dicha temática, en este caso la psicología. Una forma sencilla puede ser usar el buscador de este mismo blog poniendo conceptos genéricos como «Psicología infantil«, «Psicología positiva«, «Psicoanálisis» o cosas más concretas como «Lenguaje no verbal» o «Como detectar mentiras» encontrarás diversos posts que te podrán orientar para no comprar pseudociencia y poder acertar al 100% con el regalo.

En caso de que no te de tiempo a buscar con detalle, te recomiendo que pongas en Amazon el nombre de la editorial y la palabra psicología, Nombre editorial Psicología, para ver si tienen más publicaciones sobre esta rama de la ciencia o si tienen únicamente ese libro.

Es verdad que esto no es una ciencia, algunas veces menos es más, pero en este caso, el que la casa que lo vende tenga experiencia siempre es un buen referente.

Mis recomendaciones

Seguramente ya sabrás que tengo una gran predilección por leer psicoanálisis y gestalt, pero la realidad es que leo un poco de todo, por lo que ahora te voy a recomendar en función de mis editoriales favoritas, pero de diversas corrientes.

Gedisa

Esta editorial tiene títulos muy interesantes de psicoanálisis, resiliencia y de psicología sistémica o también conocida como terapia familiar. Uno de los autores más conocidos en el mundo de la psicología y a nivel social es Boris Cyrulnik.

Te dejo aquí varios títulos:

Kairós

Esta editorial también ha editado muchos libros de psicología, pero en este caso se ha decantado más por otras ramas de la psicología. Las que vamos a destacar son: Psicología positiva, Psicología transpersonal Mindfulness. A su vez, dejaré un cuarto libro muy icónico.

Los títulos que te recomiendo son:

Desclée De Brouwer

Esta editorial cualquier persona profesional de la psicología conoce o debería, a nivel de Europa por lo menos. Tiene un catálogo de libros muy amplio y de gran calidad. Esta editorial también toca algunas corrientes anteriormente mencionadas, pero las más exclusivas suyas son: Manuales concretos para profesionalesManuales de corrientes terapéuticas concretas y Estudio del trauma. Quizás pienses que los dos primeros son similares, pero espera a ver mis recomendaciones y verás las diferencias…

Autoría

Al igual que en las novelas hay autorías muy famosas, como puede ser J.K. Rowling o Juan Gómez Jurado, que son personas que tienen fans por todo el mundo, lo mismo ocurre en psicología. En este caso, en vez de traerte a los archiconocidos, que es muy fácil que tengan todas las obras o las más famosas por lo menos, te traigo unos cuantos nombres muy conocidos en ciertos ámbitos.

Joël Dor

Este autor psicoanalista es de corte lacaniano, una corriente muy concreta, pero ha escrito muchas cosas sobre psicoanálisis en general. Si la persona a la que le quieres regalar le has escuchado hablar de Sigmund Freud, pero todavía no domina sus conocimientos,  los libros de este autor le pueden orientar muchísimo.

Lucy Vincent

Hay muchas obras que hablan sobre neurociencias y muchas son de una gran calidad, pero en este caso te presento a una neurocientífica que divulga de una manera concreta, explicando la función del cerebro en ciertos aspectos concretos de la vida de una persona.

Albert Ellis

Este autor, aunque en sus inicios fue psicoanalista, incluso se analizó con Karen Horney, ¡una de las analistas de Fritz Perls!; luego se decantó por la psicología cognitivo conductual. Albert Ellis, entre otras muchas cosas, escribió muchísimos libros, pero hubo una serie de ellos, que estaban dirigidos a poder acercar la psicología a la sociedad profana. Es verdad que los títulos de los libros pueden recordar a los de autoayuda, pero la realidad es que tienen veracidad y calidad.

Joseba Achotegui

No se puede hablar de la psicología social, sin mencionar la extensa obra de este magnífico autor. Todos sus libros están dirigidos a como entender las heridas que deja cualquier proceso migratorio, por lo que es adecuado para un gran número de personas, desde educadoras, trabajadoras y educadoras sociales, psicólogas y un larguísimo etcétera. Actualmente en casi todas los trabajos encontramos a personas migrantes, por lo que hay que saber cómo se pueden encontrar.

Los libros más interesantes, desde mi punto de vista son:

Hasta aquí llego con mis recomendaciones para las navidades de 2022. Espero que te resulten estos títulos y ¡que los libros que regales sean hechos con mucho amor!

Infidelidad¿La muerte de una pareja?

infidelidad

El mundo de las parejas siempre  es complicado, ya que la comunicación entre dos personas nunca está fuera de conflictos. Uno de los más clásicos es la infidelidad, entendida como la ruptura del acuerdo de la pareja respecto a otras personas. Actualmente las parejas posibles son muy variopintas, lo cuál permite nuevas formas de vivir el amor, pero la infidelidad sigue estable.

Ahora vamos a pasar a hablar de las posibles infidelidades que existen hoy en día y también qué posibilidades hay para dicha pareja. A su vez, hablaremos sobre cómo podemos ir haciendo el duelo, sea de la ruptura o para recuperar la confianza, y así poder seguir con nuestras vidas.

¿Qué entiendo por pareja?

Antes he comentado que en el mundo actual existen diversas opciones de pareja, desde la monógama, entendida como dos personas que solamente tienen relaciones sexuales entre ellas, sean de la orientación que sea. Otras opciones son aquellas de corte polígamo o también conocidas como parejas abiertas. Estas últimas son aquellas, cada cual con sus peculiaridades, permiten que haya otras personas. En todos los casos, dichas personas tienen una relación especial y de un nivel superior a la que tienen con otras personas.

En resumen, una pareja tiene que ser un conjunto de mínimo de dos personas en la que el lazo que les une es de un mayor nivel que el que se tiene con otras amistades. Debido a la naturaleza tan especial de dicha unión, tenga las normas que tenga, siempre cabe la posibilidad de que haya una infidelidad, ya que ésta sería replicar dicho lazo especial con otra persona.

Tipos de infidelidad en las parejas

Una infidelidad es una vulneración de las normas que tengan en la relación. Puede ir desde mandar una foto a otra persona o tener una relación sexual con alguien distinto a tu pareja. Todo depende de la naturaleza de la relación.

Sé que esto es bastante lógico, pero es importante tener una cosa clara, sobre infidelidades no se puede hacer una tesis doctoral, es decir, depende de cada persona. Sé que lo he repetido en muchas ocasiones, pero es importante que recuerdes que los libros de autoayuda sobre este temática no suelen ser muy fiables, aunque sean los escritos por Albert Ellis.

Lo lógico es que si tienes alguna duda sobre si vas a romper la confianza y el trato de la pareja lo primero es que lo consultes. Es verdad que la frase coloquial mejor pedir perdón que pedir permiso puede darte grandes alegrías, pero también traerte muchos problemas. A pesar de que existe bastante bibliografía científica que apoya la teoría de que es importante de que vivir en pareja para prevenir problemas de salud, aunque si no tienes pareja, también hay bibliografía que recuerda que puede ser una opción saludable.

En cualquier caso, me parece importante que te des cuenta de que si te estás planteando ser infiel a tu pareja, quizás sea el momento de poder hablar sobre las normas de la pareja, quizás prefieras una relación abierta, es decir, puedes tener encuentros sexuales con otras personas además de tu pareja, una relación polígama, etc. Lo mejor es que puedas hablar y saber si la otra persona prefiere también cambiar la naturaleza de la pareja. Total, es una decisión que es vuestra y la decisión que toméis no es irreversible.

Razones para ser infiel

Daniel Gottman es de los psicólogos más importantes en el estudio de las parejas. Además de utilizar metodología cualitativa a la hora de recabar datos, como entrevistas, grupos focales, análisis del discurso, etc.; también utiliza datos cuantitativos, nivel de cortisol en sangre, número de interacciones entre las dos personas, etc. Es decir, que no es una persona que se ha levantado una mañana y ha decidido escribir algo y ten  seguro de que también odia los discursos pseudocientíficos.

Este autor lo tiene bastante claro, las infidelidades se dan cuando en una pareja las necesidades emocionales no se cubren. En la sociedad muchas veces se achaca a la falta de relaciones sexuales, pero la falta de sexo suele ser uno de los motivos menos habituales para romper las normas. No se busca tener un orgasmo o estar con una persona concreta, sino más bien poder sentirse mirado, querido y apreciado.

En definitiva, si la tentación de romper las normas o los cristales, como diría Platero y tú, quizás lo que tienes que hacer es sentarte con tu pareja y expresarle que quizás echas de menos tener más interacciones amorosas, ser mirado, etc. En definitiva, puedes buscar la forma de romper la pareja y tener que hacer un duelo o poder expresarte con él, ellos, ella o ellas, y conseguir que la salud de la pareja pueda mejorar.

¿Y ahora qué?

¿Se puede seguir con la relación

Después de una infidelidad la pareja puede seguir viva. Sin lugar a dudas la pareja está herida, pero no de muerte. Durante un tiempo vais a necesitar hablar, hablar y volver a hablar del tema. Lo que sí es verdad es que vais a correr el riesgo de estar en un estado de reproche constante, lo cual no os va a ayudar a poder avanzar absolutamente nada.

Si tienes dudas sobre  si estás en este punto, hazte la siguiente pregunta, ¿Cuándo hablamos del tema salgo peor o puedo calmar un poco mi dolor? Si la pregunta es afirmativa a la primera, posiblemente estés en el punto que os estáis haciendo más daño que bien. Si os estancáis en este punto, la ruptura está servida, ya que en vez de regaros con algo de vida solo os estáis dando golpes mutuamente. Para salir, lo mejor que podéis hacer es solicitar cita con un terapeuta o intentar conseguir descubrir una forma más creativa de poder expresar vuestro dolor.

Tenéis que tener en cuenta el hecho de que tendréis que dedicar mucho tiempo a poder cuidaros mutuamente, que puede ser desde volver a conoceros, saber de vuestros intereses comunes, etc. Uno de los aspectos más importantes para poder superar la infidelidad, es poder también en vuestras conversaciones rescatar los aspectos positivos de la pareja y sanos. Desde experiencias divertidas, viajes gratificantes, etc. Quizás al principio sea artificial, pero poco a poco se irá naturalizando y de esa manera podréis ir mitigando el dolor producido por la infidelidad.

Síndrome del impostor ¡llévame preso!

impostor

Hoy hablamos sobre la sensación de que los logros conseguidos por una misma no son reales y pertenecen a otra persona. ¿Te suena? Quizás lo conozcas como el Síndrome del impostor. Antes de que sigamos ahondando un poco en este tema, lo primero que hay que decir es que este síndrome no tiene el reconocimiento como tal. Es decir, no está recogido como una enfermedad mental a nivel internacional y tampoco está recogido en ningún manual de salud mental.

Con esto no quiero decir que tu sensación sea inventada, sino que puedes coger un poquito de aire y quitarte la idea de que estás enferma de gravedad. A pesar de tener esa sensación de que no te pertenecen tus logros, puedes seguir progresando en tu carrera.

El origen de este síndrome

En 1978 dos psicólogas Clance y Imes hicieron un grupo terapéutico con mujeres exitosas y se encontraron con que a pesar de tener grandes logros en sus respectivos ámbitos, sentían que esos logros que les atribuían no eran verdaderos, que eran de otras personas. De esta sensación, las terapeutas acuñaron el término de Síndrome del impostor. Sin embargo, no fue hasta 2011 cuando llegó con mucha fuerza con el bestseller de la Doctora Valerie Young, un libro que explica y explora por qué las mujeres son la parte de la población que más presenta los síntomas de este síndrome.

Esto no quiere decir que si eres hombre y lo sientes, estés equivocado al identificarte con este síndrome o que estés pudiendo quitarle veracidad a estas investigaciones. Es importante recordar, que la tendencia de aparición del síndrome del impostor es mayor en la población femenina, lo cual no descarta que haya hombres que puedan presentarlo.

Si te interesa leer el artículo original, no te preocupes porque lo he referenciado al final del post. ¡Las normas APA son importantes! Aunque sea un rollo aprendérselas.

¿Qué es un síndrome?

Es muy habitual escuchar nombres de enfermedades, pero no siempre sabemos lo que significa. En este caso el término de síndrome es un conjunto de síntomas que pueden dar origen a una enfermedad o no.

Después del confinamiento se escuchaba mucho el término de Síndrome de la cabaña, que hacía referencia al deseo de no salir de casa por todo el miedo que pasamos durante varios meses, la cuantía dependió de cada país. Fue una explicación que se dio para poder acompañar a las personas, pero no se definió a nivel ni teórico ni práctico.

Otro síndrome muy famoso es el Síndrome de Ulises descrito y muy bien argumentado por parte de Joseba Achotegui. Este conjunto de síntomas depresivos, ansiosos e insomnio, suele estar presente en las personas migrantes. Esto demuestra lo que a nivel cultural ya se sabía, migrar no es sencillo y nunca es gratuito.

¿Todas las personas son propensas a sentirse impostoras?

El síndrome del impostor, suele estar más presentes en las mujeres, sobre todo en aquellas que han tenido éxito en sus ámbitos. Da igual que sea en el mundo empresarial, científico o social. Lo curioso es que las mujeres que padecen este síndrome no suelen ser herederas de empresas o contar con un punto de partida muy alto, como por ejemplo pertenecer a una familia acaudalada. 

Entonces… ¿por qué estas mujeres se sienten impostoras si normalmente es objetivo que su éxito se debe en gran parte a su esfuerzo continuado? Hay teorías diversas, pero es verdad que todas coinciden en que a nivel social los éxitos femeninos se suelen destacar menos y cuentan con menos reconocimiento. 

A su vez, se ha visto que una constante suele ser una baja autoestima. Estas personas se sienten impostoras ante sus congéneres en el momento en el que se les alaba por ciertos logros que superan la imagen que ellas sienten que tiene el resto de ellas mismas. Dicho de otra manera, me puedo sentir un impostor en el momento en el que me ponen más galones de los que creo que soy capaz de tener. 

Una forma de prevenir este síndrome es poder cuidar tu autoestima, desde ejercicio físico hasta tu propia salud mental. No hace falta tener un cuerpo apolíneo, sino que lo importante es poder hacer algo de ejercicio de manera que puedas generar neurotransmisores que te ayuden a regular tu estado de ánimo y mejorarlo.

Si a esto le añades el cuidado de tu salud mental, posiblemente tengas el suficiente conocimiento sobre tu persona como para poder darte cuenta de que cuándo asoma la cara del impostor o impostora y también como poder indicarle la salida. Es verdad que algunas veces el síntoma es parte de la estructura y no puede desaparecer, pero se puede limar.

¿Puedo hacer algo?

Si crees que tienes este síndrome, te invitaría a que busques a una amistad cercana y en la que confíes y le comentes como te sientes. No intentes contarle un relato racional, sino simplemente comenta como te sientes. Esto hará que el dolor de los síntomas disminuya bastante y te sea más factible poder seguir con tu día a día.

Si ves que la situación te está superando, te recomiendo que acudas a terapia. Como he dicho antes, este conjunto de síntomas quizás no vaya a desaparecer, pero cuanto más conciencia cultives en tu propia persona, la impostora podrá estar menos tiempo de protagonista y tampoco tanto tiempo jugando entre bambalinas.

Si te da miedo iniciar un proceso terapéutico porque quizás crees que vas a sufrir más  o que el resto de las personas no van a cambiar, te recomiendo que me escribas y podré responderte a todas tus preguntas. Si eres de las personas valientes, también puedes pedirme cita. Trabajo de manera presencial y de manera online.

Algo de bibliografía

Aquí te dejo la referencia del artículo que hemos mencionado antes, ¡que la literatura científica también es importante! 

      • Clance, P. R., y Imes, S. A. (1978). The imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention. Psychotherapy: Theory, Research y Practice, 15(3), 241–247. https://doi.org/10.1037/h0086006

Si prefieres ir a la primera obra en dónde se habla de este síndrome, tienes que leer entonces The Secret Thoughts of Successful Women: Why Capable People Suffer from the Impostor Syndrome and How to Thrive in Spite of It de la Doctora Valerie Young.

En caso de que el inglés no sea lo tuyo, no te preocupes, El síndrome de la impostora: ¿Por qué las mujeres siguen sin creer en ellas mismas? es el recurso que estabas buscando. Está escrito por Elisabeth Cadoche y Anne de Montarlot.

¿Conversar online es igual que en persona?

online

Hoy en día pensar en una conversación online es totalmente habitual, ya sea por mediante nuestro teléfono móvil o cualquier otro tipo de dispositivo con conexión a internet.

A causa de la pandemia el número de aplicaciones para poder ver a otra persona se ha multiplicado y su uso igual. Es más, hay empresas que todavía apuestan por el teletrabajo o por lo menos por aumentar el número de videoconferencias. Sin embargo, creo que es importante que nos podamos parar a pensar a ver si esta práctica tan presente en nuestra vida tiene tantos beneficios como nos dicen.

A pesar de que escribo en un blog, sigo pensando que Carl Sagan tenía mucho razón al decir «Vivimos en una sociedad extremadamente dependiente de la ciencia y la tecnología, en que casi nadie tiene unas mínimas nociones sobre ciencia y tecnología.» Esta lapidaria, pero cierta, frase la mencionó el importantísimo divulgador científico en 1996 en su última entrevista. Si te interesa conocer más sobre esta entrevista, aquí puedes ver el vídeo:

¿Qué perdemos vía tecnología?

Por mucho que nos hayamos acostumbrado a los entornos online y pasemos mucho tiempo usando videollamadas, tenemos que recordar que la comunicación no es similar. No nos podemos oler, aspecto fundamental como ya nos demostró  Lucy Vicent en su maravilloso libro Neurobiología del amor; Los secretos del enamoramiento y la bioquímica del deseo

A su vez, perdemos la opción de tocarnos. Puede parecer una tontería, pero si te fijas en cualquier libro serio sobre la comunicación no verbal se le da una gran importancia a la capacidad de poder sentir a la otra persona. No sólo el mero hecho de palpar la piel de la otra persona ayuda, sino que datos como temperatura, rugosidad, sequedad, etc.; de la piel facilita o entorpece la comunicación. La tecnología podrá avanzar mucho, pero lo online nunca llegará al nivel de la realidad.

Es evidente que la escucha y la visión no es la misma. Podemos ver parte del torso de la persona, pero nunca podremos verle tan bien  como cara a cara y lo mismo sucede cuando oímos. Por muy buenos micrófonos que se tengan o altavoces, siempre se corre el riesgo de que el internet falle, el ordenador no quiera trabajar, etc.

Ventajas indudables de la conversación online…

Está claro que la comunicación online ha revolucionado nuestra forma de relacionarnos. Está claro que cada vez más personas deciden viajar por el mundo, por lo que poder hablar o escuchar a una persona que está en Estambul desde Madagascar es una maravilla y un lujo. Es verdad que con los horarios tan caóticos que llevamos, es muy fácil que nunca encontremos tiempo para juntarnos y la opción de la plataforma cibernética ayuda mucho.

Desde reuniones de trabajo, hasta relaciones amorosas se dan gracias a la tecnología y la capacidad de nuestras sociedades para conectarnos vía internet con otra persona esté en dónde esté, o eso creemos. Aunque como todo, también existe una parte oscura del asunto y no hay más que ver algunas noticias.

Lo que se nos olvida de esta práctica…

Tanta pantalla nos hace mal. Esto es un hecho. No hay que hacer grandes reflexiones ni leer grandes compendios, solamente hazte esta pregunta. ¿Te cuesta más leer un texto en un folio o ver 4 minutos de vídeo? Me da igual que sea en una pantalla el folio o no. Seguramente tu respuesta será que te es más fácil la parte audiovisual.

Es un hecho, que nos cuesta cada vez más poder leer y comprender un texto, bien esté presentado en formato de papel o vía online, como ebook o proyectado en una pantalla. Las conversaciones orales nos cuestan cada vez más, solo hay que ir en el metro y ver cuantas personas conocidas van charlando tranquilamente entre ellas o cada cual mirando su pantalla.

Es verdad que hay algunos raros que seguimos leyendo, pero si eres una persona extraña de esas, seguro que habrás notado que hay épocas que te tira más ver un vídeo que leer. Es verdad que el leer exige más concentración, pero si fuese el único factor, las personas mayores que no han vivido apenas con las pantallas, no tendrían problemas en estar horas viendo la pantalla.

Es más, cada vez se usan menos palabras y más emoticonos, una vez más imágenes. Si te paras a escuchar conversaciones de personas jóvenes el número de palabras se reduce a una velocidad alarmante. El uso de las palabras nos permite poder explorar nuestro mundo racional y emocional. Ya nos lo dijo Freud: «La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas». Estas palabras datan del siglo pasado y hoy en día siguen siendo tan vigentes como cuando él las enunció.

No quiero decir que todo lo online sea malo, yo de hecho algunas veces tengo sesiones terapéuticas a través del ordenador. Sin embargo, creo que es importante recalcar y recordar la importancia de la expresión oral. Las palabras nos sanan. Quizás te suene a cliché, pero es una verdad como una catedral, sino echa un vistazo a las obras que hemos comentado de José María Álvarez o Massimo Recalcati. En todas ellas verás que la palabra es crucial para la salud mental.

Una vez más, te dejo en negrita y en grande la frase del padre del psicoanálisis, que creo que lo resume perfectamente mi sentir y pensar.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas

 

¿Todo es emocional en el siglo 21?

emocional

A cada día que pasa aparece una nueva dictadura, la dictadura emocional. Cada vez nos vamos encontrando con más y más proyectos en dónde el foco de atención está puesto en las emociones o bien en su correcta gestión, en su inteligencia, etc. Sin duda, son importantes, pero actualmente hay incluso ¡flamenco emocional!

Hace tiempo, gracias a un regalazo de Gedisa pudimos ver la importancia del baile para una buena salud cerebralpero ya os aseguro yo que la autora no apoyaría nunca la idea de que pueda haber un baile con el objetivo de poder ayudar a gestionar las emociones.

¿De qué nos podemos fiar?

A mí me encanta el dicho «el sentido común es el más común de los sentidos». Fíate de tu intuición, es decir, no todas las cosas inventadas o heredadas durante la historia de la humanidad pueden servir para todo. Sin lugar a dudas, la escritura es un arte y un aspecto que tenemos que seguir cultivando, mas la escritura, por ejemplo, por sí misma no puede ayudarnos a gestionar nuestras emociones o calmarlas.

Es verdad que es un muy buen canal para poder poner en palabras un dolor o algo que nos pueda pesar. Sin embargo, escribir por escribir, solo sirve como método catártico. Insisto con la escritura, porque el mismísimo Boris Cyrulnik, que domina la pluma con gran arte, avisaba en su clásico Escribí soles de noche que ningún arte en sí mismo cura, sino que hay que darle una vuelta de tuerca más. Sino, solamente es revolver el dolor una y otra vez, algo parecido a lo que le sucedió a Alice Miller.    

También tienes que tener mucho cuidado con las pseudociencias, ya que normalmente suelen poner el foco en un aspecto excesivamente concreto, las emociones como habrás podido adivinar, y normalmente con el discurso «tú tienes la culpa»El aspecto emocional también es uno de los grandes feudos de la psicología positiva, ahora ya no está tan en boga, pero todavía quedan algunos focos importantes. En su vertiente más peligrosa y radical afirman que el positivismo es lo mejor, es decir, ver siempre el lado bueno de las cosas.

Gracias a Rafael Pardo y su magnífica obra Felicidad tóxica, vas a tener una visión científica, clara y asequible para todo el mundo que te permitirá conocer con más detalles el peligro que radica en este tipo de pensamientos y/o corrientes.

¿Además del aspecto emocional, qué hay?

Hablar sobre las emociones humanas y no hablar del cerebro y la biología humana en general es un gran error. Es verdad que no solamente somos hormonas, neurotransmisores, etc.; pero tampoco es todo emoción y sentimiento

El mejor ejemplo es el amor. El amor es una emoción que genera grandes cambios a nivel global del ser humano, sino mirad a Romeo y Julieta (extrañamente siguen siendo un ideal, extraño cuanto menos, de amor). Ha habido personas que han matado en su nombre, otras que han muerto y otras tantas que han comenzado revoluciones.

No se puede entender ningún aspecto emocional sin tener en cuenta nuestro estado biológico. Esto no es algo nuevo, sino que le pregunten a Wilhelm Reich, antes de enloquecer, o a Alexander Lowen, el padre de la bioenergética. Actualmente, se habla de psicosomática y de psicoinmunología. Es verdad que en ambas corrientes hay dos vertientes, aquella que acude más a lo psíquico como puede ser Pierre Marty o Luis Chiozza y también aquellas que atienden más a los aspectos biológicos o cerebrales. También las hay de una corte más intermedia, como la teoría Polivagal.

Esto tampoco es algo nuevo, ya que la importancia a los aspectos emocionales viene desde la antigüedad. La ayurveda, que tan de moda está ahora, o la medicina tradicional china son solamente algunos de los múltiples ejemplos que te puedes encontrar.  Te recomiendo que todo lo que leas y aprendas de estas corrientes, lo cojas con pinzas, ya que hay aspectos que no son del todo veraces.

¿Mente vs cuerpo o mente y cuerpo?

Para rematar todo lo anteriormente comentado, solo os quiero presentar de nuevo a António Damásio.  Éste científico es experto en neurociencias y también conoce muchos aspectos de las emociones. El libro más interesante, desde mi punto de vista, es el Error de Descartes, incluso he hecho un podcast sobre el mismo.

En este caso, él explica cómo las emociones y el cerebro están en comunión y plantea una hipótesis muy interesante sobre la comunicación cerebro y corazón. Lo mejor es que leas el libro para que te puedas enterar del  todo.

Bibliografía recomendada

Aquí os dejo algunos libros de los que he ido hablando a lo largo del post y que creo que te pueden orientar muy bien a la hora de tener que escoger de qué te puedes fiar o no.

Relación mente y cuerpo

Soy psicólogo holístico y mezclo 5 enfoques ¿fiable?

holístico

Actualmente a la hora de buscar un psicólogo es muy probable que te encuentres con una vorágine de enfoques distintos. Normalmente yo los he presentado de manera separada, pero actualmente hay enfoques que se autodefinen como holísticos, un conjunto de enfoques distintos.

Este tipo de modelos teóricos suelen coger un poco de la psicología cognitivo conductual, otro poco de psicoanálisis, otro poco de gestalt, etc. ¿Pero todo esto es fiable, es decir tiene algún fundamento?

Origen de estos enfoques

La psicoterapia Gestalt cuando la desarrollaron Laura y Fritz Perls la concibieron como un enfoque en dónde pudieran encontrar espacio corrientes tan diversas como el psicoanálisis y todas las ramas del humanismo, como puede ser la terapia centrada en la persona, de Carl Rogers, o la Bionergética, de Wilhelm Reich y Alexander Lowen.

Sin embargo, estos dos autores eran expertos en psicoanálisis. Estuvieron muchísimos años formándose y trabajando desde esta perspectiva. Es más Laura se formó en la universidad con los teóricos de la Escuela de Gestalt.

Actualmente muchas de las personas que utilizan estos modelos no se han formado en ninguna de las corrientes en las que se basa el modelo. Esto significa que al definirse como holísticos, quieren hacer entender que cuentan con una visión más global del ser humano, pero no en realidad solo conocen herramientas parciales y sin mucho contexto de distintos enfoques.

Es verdad que hay escuelas holísticas que se preocupan de que el alumnado aprenda las bases de cada enfoque, pero esto no suele ser lo más habitual.

Problemas que pueden suceder con los enfoques holísticos

Antes he comentado que las patas de este enfoque se suele basar en las corrientes terapéuticas clásicas, humanismo, psicoanálisis y cognitivo conductual. Sin embargo, este enfoque a pesar de su globalidad, se olvidan de que tienen que contar también con el cerebro o la parte espiritual de la persona. Es decir, un enfoque holístico que no cuenta con todos los apartados del saber en relación al ser humano, no sé hasta que punto puede ser útil o fiable.

A su vez, beber de 5 fuentes diferentes a la vez es un tanto complicado. Haz el sencillo experimento en tu casa de probar a beber de dos vasos al mismo tiempo. Un fracaso importante. Desde mi punto de vista utilizar tantos enfoques sin conocerlos y sin haber leído las obras fundamentales es terriblemente complicado hacer algo de calidad.

El siguiente argumento seguramente te sonará muchísimo, ya que en este blog lo hemos repetido varias veces, incluso hasta la saciedad diría yo. El enfoque holístico defiende que se pueden hacer una única corriente terapéutica con todas las ramas, pero ya sabemos que la completud no existe.

¿Cuál es tu opinión respecto a este enfoque? ¿Te gustaría formarte o ser paciente de un terapeuta holístico? Te leo en los comentarios

Bibliografía

Ahora te dejo un pequeño listado de libros sobre psicología holística como tal. Si conoces alguno, ¡no dudes en decirme tu opinión!

¿Qué es el efecto nocebo? Enemigo acérrimo del placebo

nocebo

Es muy habitual hablar del efecto placebo, tanto en el mundo de la investigación como en el coloquial. Sin embargo, no nos podemos hablar de su gran némesis, ¡el efecto nocebo!

La diferencia es muy clara, el efecto placebo se presenta cuando creemos que un medicamento o intervención más o menos invasiva nos va a reportar salud  o mayor bienestar. Un ejemplo claro es de las pseudociencias, en dónde creemos que por hacer un ritual podemos sanar.  Si mejoramos, es por otros factores no por el ritual en sí o también nos podemos quedar igual. Los fármacos tienen una parte de efecto placebo, la confianza que ponemos en la persona que nos lo receta o el personal de la farmacia dónde lo compramos.

Sin embargo, también existe le efecto nocebo. Éste es justo al contrario, creer que algo no va a ser saludable, lo cual hace que en caso de que tenga algún efecto potencialmente saludable éste se reduzca o que algo que es inocuo resulte dañino.

¿Es importante conocer este efecto?

Nuestra mente algunas veces nos puede jugar malas pasadas. Tenemos desde las ilusiones ópticas de la clásica escuela alemana de la Gestalt, hasta el mundo onírico, en dónde hay personas que disfrutan de una gran libertad creativa y otras se encuentran sufriendo enormemente.

La psicología positiva ha hecho un gran hincapié en dar a conocer la importancia de poder pensar de manera positiva y los beneficios que tiene para la salud, aunque no nos olvidemos de ir con pies de plomo…

La sombra del efecto nocebo en los síntomas

Como ya se sabe muchísimos fármacos o todos tienen algún efecto secundario. Los hay cuyos efectos son muy probables y notorios, como la caída de pelo en la quimioterapia o aquellos que se presentan muy de vez en cuando como zumbido en los oídos al tomar ibuprofeno.

Sin lugar a dudas, cualquier fármaco nos puede generar alguna vez efectos secundarios y no siempre tiene por qué ser gracias al efecto nocebo, pero éste los puede amplificar en caso de que tengan que estar.

Otra forma de entenderlo puede ser gracias a Patch Adams, el padre de la risoterapia. La risa como tal no es una rama terapéutica, pero sí que puede ayudar a sobrellevar experiencias muy complicadas como los procesos oncológicos. Si te interesa investigar un poco más, te recomiendo este regalazo de Bibiana Ripol, Mi único sí. Es decir, si durante el tratamiento mantenemos una actitud pesimista y depresiva, tendremos peores resultados.

Mejoría reducida

Actualmente se habla mucho sobre los efectos del estrés tan dañinos en la salud y poco a poco se va hablando cada vez más sobre la importancia de aumentar nuestros niveles de oxitocina en nuestro día a día, la hormona del placer.

Esta hormona también puede aparecer mientras tenemos una charla amable y alegre. Esto es extrapolable a la confianza que podemos depositar en la persona que nos de el tratamiento. La bata blanca, por ejemplo, pone una distancia entre médico y paciente que puede aumentar este efecto.

Ámbito de la investigación

Sin duda, el efecto placebo en el mundo de la investigación ha sido ampliamente estudiado para así decidir cuándo un medicamento, tratamiento, etc.; es eficaz o no. Sin embargo, hay datos que demuestran que dependiendo de los detalles que tengan las personas pueden tener una reacción negativa ante el experimento.

Cuanto más sepamos sobre este efecto, podremos presentar los tratamientos de una manera más adecuada para así conseguir que el efecto nocebo sea lo más ínfimo posible y así aumentar los beneficios del mismo.

¿Conocías esta realidad respecto a las investigaciones? Si te dedicas a la investigación y puedes arrojar más luz sobre este tema, ¡estaré encantado de poder leer tus aportaciones en los comentarios!

¿Qué comprar en el día del libro de 2022?

día del libro

Hoy es el día del libro y no podía faltar nuestras recomendaciones literarias. Solamente he escogido 5, ya que sino tendría que hacer un post con todos los libros reseñados. Todas las obras tienen diversos puntos a favor y en contra, pero creo que estas 5 son las mejores opciones par el público en general.

A continuación verás los títulos y los porques…

Siete reglas de oro para vivir en pareja

Actualmente la tasa de divorcios es bastante alta  y no hay ningún proceso de duelo que sea indoloro para las personas, más si hay niñas o niños de por medio. Esta obra te permitirá cuidar tu relación de pareja y a ti mismo o misma a la vez que serás capaz de conocerte mejor y a tu pareja.

Es muy sencillo de leer y verás que está basado en datos científicos y bien contrastados, no son meras especulaciones o hipótesis sin fundamento alguno.

¿Por qué comprarlo en el día del libro?

Bien estés feliz en tu pareja o en una situación complicada, esta obra te servirá como la luz de un faro para conseguir superar los distintos baches por los que pasará tu pareja.

A su vez también te ayudará a  pulir aquellos aspectos que os hagan daño aunque os encontréis en un momento saludable y óptimo de la pareja. Nunca sobra el saber cómo poder arreglar diversas situaciones, ¿no?

Si quieres comprarlo, hazlo aquí.

Resiliencia en procesos de duelo

Todas las personas vamos a tener que pasar por diversos procesos de duelo sin lugar a dudas. Hay mucha literatura sobre los duelos, pero lo que le hace especial a esta obra es la perspectiva social desde la que enfoca la temática.

¿Por qué comprarlo?

Es de una editorial respetada y con buenos títulos, hablamos de Gedisa. El segundo punto a tener en cuenta es que está escrito desde un punto de vista divulgativo, por lo que no es necesario tener muchísimos conocimientos sobre psicología.

Si te interesa comprarlo, hazlo aquí.

La ansiedad que no cesa

La ansiedad es un síntoma que está en boga actualmente entodas las personas. Sin duda, el día del libro es una ocasión tan buena como cualquier otra para poder hacerte con un libro serio y útil para poder mejorar los síntomas que puedas tener de ansiedad.

Esta obra está escrita por un psicoanalista lacaniano muy cercano a José María Álvarez, lo cual significa seriedad, fundamento y en este caso cercano al público.

En este libro vas a poder encontrar algunas pistas que te podrán guiar para poder entender a qué se debe tu ansiedad y por otra parte cómo poder aprender a bailar con ella.

¿Por qué comprarlo?

Te vas a encontrar con muchas opciones para entender esta sintomatología, pero lo malo es que te puedes arriesgar a encontrar con algunas con grandes pistas pseudocientíficas.

Es una obra que tendrás que leer con cuidado, pero que seguro que te ayudará mucho a entenderte mejor y a tu inconsciente.

Si quieres puedes comprarlo aquí.

El error de Descartes

António Damásio es un neurocientífico de gran renombre, no solo por sus investigaciones, sino también por la gran capacidad divulgadora que tiene. Esto significa que no hace falta ser experto en la materia ni muchísimo menos. Te recomiendo que lo compres en el día del libro para poder entender el papel que juega la intuición a la hora de hacer cualquier elección.

¿Por qué comprarlo?

Si tienes interés en comenzar a leer algo sobre la relación al cerebro este es un buen principio la verdad. El día del libro puede ser tu oportunidad para comenzar tu andadura por las neurociencias. Podrás conocer el papel del cerebro en el amor, en la educación o incluso la importancia de bailar para poder mejorar nuestra salud.

Si quieres comprarlo, lo puedes hacer aquí.

Confianza y temor en la ciudad. Vivir con extranjeros.

Zygmunt Bauman es un filósofo mundialmente famoso y de una gran importancia. En este caso hace una reflexión y análisis muy interesante e importante sobre la convivencia con personas extranjeras. Es un estudio distinto al que hizo Allport en su época.

¿Por qué comprarlo?

El racismo está en boga hoy en día, muy tristemente. Sin embargo, en este día del libro tienes la oportunidad de conocer el deseo y necesidad de romper la endogamia social y por otra parte el miedo que podemos tener a juntarnos con otras personas.

Si quieres puedes comprarlo aquí.

¿Qué es la resiliencia? ¿Un concepto del siglo 21?

resiliencia

En este blog hemos hablado mucho sobre el concepto de la resiliencia. Este concepto, en psicología, lo atribuimos al psicólogo perteneciente a la psicología positiva, Boris Cyrulnik.

Actualmente está bastante de moda, se ha escrito bastantes cosas sobre ella. Algunas muy interesantes, como puede ser Escribí soles de noche o Resiliencia en procesos de duelo. Sin embargo, ¿de verdad es tan novedoso este concepto o viene de antiguo ya?

Origen del término

Esta palabra viene del latín, que en esta lengua sería: «resalirentia«, que hace referencia a la capacidad de una persona que después de saltar se queda igual.

La resiliencia en física

En la ciencia de la física este concepto hace referencia a la capacidad de cualquier objeto para volver a su estado original después de que se le aplique una fuerza. El mejor ejemplo es el de una esponja, por mucho que la aprietes siempre vuelve a su posición original.

Es verdad que depende de la presión, etc.; quedará más o menos magullada, pero sin duda ejemplifica muy bien este concepto. ¡Te invito a que busques una esponja y juegues a aplastarla, verás cómo aguanta lo que le pongas!

Resiliencia en psicología

Normalmente atribuimos a Boris Cyrulnik el descubrimiento de este concepto tan importante, pero también se lo debemos a Michael Rutter, sin embargo no parece que fue acogido por Martin Seligman en su seno y quizás de ahí que en las universidades no le estudiemos.

En esta rama de la ciencia la palabra hace referencia a la capacidad de cualquier persona para poder salir de una situación o vivencia de carácter traumático con éxito y con nuevos aprendizajes. La definición de éstas podría ser la heredada por el psicoanálisisUna experiencia con un contenido emocional tan fuerte que deja una impronta en la psique humana». Una definición parecida dio Sigmund Freud en sus escritos

Para poder sembrar la resiliencia en cualquier niña o niño es importante tener claro que un mundo emocional lo más desarrollado posible le dará muchos asideros sobre los que apoyarse. Esta estabilidad va desde unas pautas de comportamiento concretas hasta una buena salud de la pareja, ya que ésta será un ejemplo valiosísimo de en qué consiste el amor.

Sin duda, la genética juega un papel importante en la resiliencia, ya que no es lo mismo una genética que te predisponga a una mayor estabilidad emocional que una que haga lo contrario. Es importante que vuelva a leer la frase anterior, PREDISPONGA, es la clave. Es decir, que ayude a, pero nunca determinará un destino. La suma del ambiente más el anterior factor mencionado serán quiénes decidan las cartas.

Teorías en en las que se basa 

La resiliencia no se basa solamente en los escritos de Martin Seligman, sino que también bebe de la teoría del apego, de la psicología cognitivo conductual, el psicoanálisis y de la terapia sistémica sobre todo.

Teoría del apego

De esta corriente, descrita por John Bowlby y Mary Ainsworth, lo que más se recoge es la importancia de una base segura. Cuanto mejor sea el sostén que podamos ofrecer a nuestras hijas o hijos más fácil les será a estos poder hacer frente a cualquier dificultad.

En caso de que creas que no tuviste la oportunidad de haber desarrollada una buena base segura, te invito a que conozcas esta obra, que es un compendio científico muy interesante y completo que expresa la importancia de trabajar desde la perspectiva del apego en psicoterapia.

Psicología cognitivo conductual

De esta rama, podemos rescatar el mindfulness, derivado de la importancia que le dan a estar en el aquí y en el ahora y también sobre la importancia que se le tiene que dar a las conductas.

Es innegable que las conductas humanas son importantes, así nos lo demostraron Skinner o Watson. Cuanto más concuerden lo que le decimos con lo que hacemos le daremos una coherencia emocional también a nuestra pequeña criatura.

Psicoanálisis

Desde esta rama vamos a rescatar muchísimos conceptos. Desde las estructuras clínicas hasta la importancia de las palabras que uno utiliza, ya que éstas son las que expresan nuestro mundo interior, ¡sino fijaos en los lapsus!

Los progenitores que nos han tocado han dejado huellas imborrables en nuestro ser, pero es importante que las podamos atender con cuidado y mimo, ya que como toda herida es frágil.

Terapia sistémica

La influencia del saber sistémico es innegable en este caso, ya que nuestra familia de origen también nos va a dirigir en nuestro día a día. La filosofía de nuestra familia, pautas, estructura, etc.; todo esto es vital para entender la resiliencia.

Es importante no confundir las técnicas de esta corriente como por ejemplo, el genograma, con algunas perversiones de este saber que nos podemos encontrar en las constelaciones familiares por ejemplo o en la biodescodificación, por ejemplo.

Bibliografía a consultar

Te dejo algunos libros que te pueden resultar interesantes para poder entender mejor este concepto, que insisto, a pesar de que esté muy de moda ¡es más antiguo que el castellano mismo!

Te presento la reseña que hicimos en su día. Es una obra muy interesante, sobre todo si tienes interés en la escritura. ¿Te interesa comprarlo?, ¡hazlo aquí!

En esta obra se ofrecen datos muy interesantes sobre la importancia para cuidar y favorecer el vínculo entre la madre y la criatura al igual que el del padre y ésta. Ambos son importantes, pero distintos. Si quieres comprarlo, puedes hacerlo aquí.

En este caso, vamos a poder encontrarnos una obra preciosa que nos demuestra la importancia de poder cuidar los lazos afectivos bien sea con nuestra pareja o sobre la importancia de cuidar y mantener nuestra red social lo más sana posible. ¿Te has enamorado de la obra?

¿Cómo trabajar el duelo desde una perspectiva social?

duelo

Hace tiempo escribimos sobre el regalazo que nos hicieron desde Kairós, Soportar lo insoportable, que trataba sobre cómo poder hacer frente a una situación tan compleja como es tramitar la muerte de nuestro hijo o hija. En este caso Gedisa nos ofrece una nueva perspectiva, entender el duelo desde la perspectiva social, otro regalazo de esta importante editorial, y potenciando la resiliencia.

El prisma utilizado no es solamente la única diferencia que nos encontraremos en este libro, también una visión mucho más amplia de lo que es el duelo. Antes de comenzar a reseñar el libro, me parece importante hacer una última apreciación introductoria.

Esta obra tiene un elemento especial, ya que una parte es de corte psicológico y la otra de Trabajo Social. Esto es importante, ya que no yo tengo ningún conocimiento sobre esta disciplina, por lo que mi opinión será desde mi conocimiento psicológico.

Aspectos positivos…

El libro tiene un enfoque bastante claro, aunque nunca lo mencionan directamente y es la psicología cognitivo conductual. Me parece positivo que tengan un enfoque concreto y que las explicaciones ofrecidas, cómo trabajar con la persona, aspectos a los que atender, etc. En los casos en los que no se tiene claro cómo se ha de trabajar, acaban presentando graves contradicciones o liando a la persona.

Si no tienes muy claro que es la resiliencia y no quieres acudir a grandes manuales o leer multitud de artículos, esta obra te va a resultar de gran ayuda, ya que en unas pocas páginas recogen muchísima bibliografía que te hará de hoja de ruta en el intrincado camino del duelo y la resiliencia.

Tiene un lenguaje sencillo y claro. Es verdad que quizás necesitas saber algo de psicología para percatarte de algunos matices, pero sin duda es más asequible para el público profano que los textos de Boris Cyrulnik, padre de la resiliencia. Deja claras las intenciones y los peligros de no darte permiso para poder poner palabras a tu dolor.

La visión del duelo

Lo que más me ha gustado e interesado es la visión ampliada que ofrece del concepto de duelo. En otros textos me he encontrado con la visión solamente de perder a un ser querido, aunque Sigmund Freud ya se dio cuenta de que la desaparición de un objeto amado por la persona, desde una persona hasta un trabajo, causa un dolor y es necesario recuperar ese «amor perdido».

El texto no lo aborda, pero sí que deja entrever de vez en cuando, que cuando esta recuperación no se da, se puede enquistar y producir un duelo patológico. Esto suele ser muy habitual en las estructuras melancólicas, si no conoces nada de toda esta realidad, te recomiendo ver los trabajos de Jose María Álvarez.

Aspectos negativos…

El libro tiene dos partes muy diferenciadas, la psicológica y al del trabajo social. Hasta aquí no hay pega alguna. Sin embargo, las curvas vienen cuando el contenido se repite literalmente en ambos capítulos y dentro del mismo. Es bastante cansado leer tres o cuatro veces en menos de 150 páginas las fases del duelo.

Mencionan muchas veces la importancia de la resiliencia y como antes he mencionado, te van a explicar de manera académica lo que significa, pero no terminan nunca de aterrizar cómo se puede evaluar esta resiliencia o alguna técnica concreta que pueda posibilitar este aspecto.

A su vez, la parte del trabajo social, me ha parecido repetitiva y no creo que añada ningún valor añadido a lo explicado en los anteriores capítulos. Es más, roza muchas veces los ámbitos psicológicos, aspecto que no puede suceder, debido a que no se han formado para ejercer como psicólogas o psicólogos. 

El planteamiento de los grupos terapéuticos

Me parece importante destacar este punto, ya que en el capítulo del trabajo social hace algunas afirmaciones que van en contra de cualquier grupo terapéutico. La más escandalosa que me ha parecido es la siguiente idea: «Las personas que se encuentran en el grupo pueden encontrar una red de apoyo cuando se acaba el grupo». Da igual del modelo que seas, una regla fundamental siempre es que el grupo empieza y acaba en un momento y las personas no pueden tener relación entre ellas.

Me da igual que recurras a los textos clásicos de Bion, a los grupos humanistas y más laxos de Carl Rogers u opciones más cognitivo conductuales. En ninguno de los casos se permite que las relaciones del grupo se puedan reproducir fuera del mismo. Otra cosa es que se promocionen diversas actividades, que enfoquen el objetivo en que se puedan conocer entre las personas y así posibilitar una red de apoyo. Si aún te quedan dudas, te animo a que leas este clásico de Irvin YalomUn año con Schopenhauer.

Valoración final…

El libro no es una mala opción si te interesa comenzar a indagar sobre el duelo y la importancia de poder cultivar la resiliencia. No te preocupes por el hecho de que Cyrulnik fuese uno de los grandes autores de la psicología positiva. Su visión no es ni tan comercial como la de Martin Seligman ni tiene grandes deseos de fama.

Me parece importante poder advertirte, que todos los aspectos sobre el grupo terapéutico los ignores, ya que no están sustentados en ninguna teoría psicológica sobre grupos. Sin embargo, la aportación del trabajo social nos recuerda que también hay que insistir a las instituciones públicas en la importancia en que propicien espacios en dónde las personas se puedan encontrar e «intercuidar». 

¿Para quién lo recomendaría?

A pesar del lenguaje tan sencillo  y accesible, creo que está más dirigido a personas profesionales de la psicología o a personas del sector social, pero que tengan alguna formación en una rama psicológica, como puede ser la Terapia Gestalt. Creo que les dará las herramientas suficientes para poder entender bien el libro y poder diferenciar la paja del trigo.

Llegados a este punto solamente me queda agradecer nuevamente a Gedisa por este pedazo de regalazo y a vosotras, queridas personas lectoras, ¡animaros a que compréis el libro!