Mary Cover Jones (1896-1987)

Mary

Mary Cover Jones fue discípula de J.B. Watson, el padre del conductismo. Quizás solamente con estos datos no tengas muy claro de quién hablamos, pero y si te digo ¿qué se le considera la madre del conductismo?

Esta autora, poco a poco más conocida, pudo dar al movimiento conductista muchísima más credibilidad al poder terminar, más o menos el experimento que le hizo tan famoso a su predecesor.

¿Por qué se le considera la madre del conductismo?

Mary Cover Jones no fue cualquier discípula, fue una alumna extraordinaria que desde el inició demostró tener grandes facultades. Es más fue presidenta del área de Psicología para las mujeres de la APA «American Psychological Association» un puesto muy importante en el mundo de la psicología académica y experimental.

El experimento del pequeño Albert

Watson se hizo mundialmente famoso al demostrar que podía desarrollar fobias diversas a un niño pequeño. Sin embargo, la madre del pequeño Albert nunca le dejó intentar a quitarle dichas fobias, ya que le pareció espantoso el experimento de este autor.

Parece que fue una herida que quedó en su historia y en la del conductismo, hasta que fue su propia discípula pudo sanarla.

El experimento del pequeño Peter

Mary Cover Jones nunca desistió en su empeño de poder demostrar que las herramientas conductistas podían ser útiles tanto para generar como para poder solucionar problemas de diversa índole, en este caso las fobias.

El pequeño Peter tenía un miedo atroz a los perros. Mary vio una oportunidad para poder demostrar lo que no pudo hacer su mentor. Al principio Peter tenía que estar muy lejos del perro, pero la astuta autora le decía que si se acercaba un poquito le daría una golosina, ¿os recuerda a las palomas de Skinner?

Finalmente Peter pudo acariciar al perro con el que trabajo y con otros perros. Es decir, pudo demostrar que las fobias se pueden «poner» y «quitar» de alguna manera.

Es verdad que Mary Cover Jones hizo muchos más aportes a la psicología, pero este fue el que más famosa le hizo y le procuró el título de «madre del conductismo», ya que pudo cerrar el círculo que su mentor no pudo.

Bases para el conductismo operante

Es verdad que esta autora no tenía en mente el refuerzo positivo y toda la teoría desarrollada por el famosísimo Skinner que pudo ampliar los experimentos de Pávlov.

Con este experimento Mary demostró la importancia de poder utilizar algo que nos gusta para poder enfrentarnos a lo que no nos gusta.

Soy psicólogo holístico y mezclo 5 enfoques ¿fiable?

holístico

Actualmente a la hora de buscar un psicólogo es muy probable que te encuentres con una vorágine de enfoques distintos. Normalmente yo los he presentado de manera separada, pero actualmente hay enfoques que se autodefinen como holísticos, un conjunto de enfoques distintos.

Este tipo de modelos teóricos suelen coger un poco de la psicología cognitivo conductual, otro poco de psicoanálisis, otro poco de gestalt, etc. ¿Pero todo esto es fiable, es decir tiene algún fundamento?

Origen de estos enfoques

La psicoterapia Gestalt cuando la desarrollaron Laura y Fritz Perls la concibieron como un enfoque en dónde pudieran encontrar espacio corrientes tan diversas como el psicoanálisis y todas las ramas del humanismo, como puede ser la terapia centrada en la persona, de Carl Rogers, o la Bionergética, de Wilhelm Reich y Alexander Lowen.

Sin embargo, estos dos autores eran expertos en psicoanálisis. Estuvieron muchísimos años formándose y trabajando desde esta perspectiva. Es más Laura se formó en la universidad con los teóricos de la Escuela de Gestalt.

Actualmente muchas de las personas que utilizan estos modelos no se han formado en ninguna de las corrientes en las que se basa el modelo. Esto significa que al definirse como holísticos, quieren hacer entender que cuentan con una visión más global del ser humano, pero no en realidad solo conocen herramientas parciales y sin mucho contexto de distintos enfoques.

Es verdad que hay escuelas holísticas que se preocupan de que el alumnado aprenda las bases de cada enfoque, pero esto no suele ser lo más habitual.

Problemas que pueden suceder con los enfoques holísticos

Antes he comentado que las patas de este enfoque se suele basar en las corrientes terapéuticas clásicas, humanismo, psicoanálisis y cognitivo conductual. Sin embargo, este enfoque a pesar de su globalidad, se olvidan de que tienen que contar también con el cerebro o la parte espiritual de la persona. Es decir, un enfoque holístico que no cuenta con todos los apartados del saber en relación al ser humano, no sé hasta que punto puede ser útil o fiable.

A su vez, beber de 5 fuentes diferentes a la vez es un tanto complicado. Haz el sencillo experimento en tu casa de probar a beber de dos vasos al mismo tiempo. Un fracaso importante. Desde mi punto de vista utilizar tantos enfoques sin conocerlos y sin haber leído las obras fundamentales es terriblemente complicado hacer algo de calidad.

El siguiente argumento seguramente te sonará muchísimo, ya que en este blog lo hemos repetido varias veces, incluso hasta la saciedad diría yo. El enfoque holístico defiende que se pueden hacer una única corriente terapéutica con todas las ramas, pero ya sabemos que la completud no existe.

¿Cuál es tu opinión respecto a este enfoque? ¿Te gustaría formarte o ser paciente de un terapeuta holístico? Te leo en los comentarios

Bibliografía

Ahora te dejo un pequeño listado de libros sobre psicología holística como tal. Si conoces alguno, ¡no dudes en decirme tu opinión!

¿Hay vida después de un accidente cerebral?

vida

Hoy hablamos del nuevo regalazo de Gedisa Historias con alma, una obra que demuestra de manera realista que después de sufrir daño cerebral, sea de la naturaleza que sea, puedes seguir desarrollando tu vida.

Es importante que no confundas este libro con la sección de autoayuda, ya que la Dra. Irene tiene una amplia experiencia trabajando y acompañando a personas que se encuentran en esta situación. Si te esperas un texto muy azucarado o frases vacías de sentido, te vas a llevar una grata sorpresa. 

Aspectos positivos…

La recuperación de un ictus, derrame cerebral, etc.; siempre son complicadas y con difícil pronóstico, ya que hay muchos factores intervinientes en la recuperación, pero lo que está claro es que sí que hay vida. Ésta no será la misma que la que se llevaba antes, eso está claro. Esta es una de las claves que da el libro y me parece importante tenerla claro. Hay vida, sí, sin ninguna duda, pero no la misma de antes.

Otro aspecto que me parece muy importante a remarcar es el trato que demandan las familias. Sin lugar a dudas este libro debería de llegar a todos los despachos de todos los hospitales para que puedan incluir toda la información que las personas afectadas y sus familias exigen. Algunas veces son cosas tan básicas como avisar de que la persona tendrá cambios de humor o cosas más concretas de cada patología.

Me da la sensación de que los relatos han tenido muy poca alteración. Supongo que algo se habrá reescrito para que quede más coherente o cosas así, pero lo que está claro es que ninguna de las personas entrevistadas deja entrever que su progreso vital ha sido sencillo. Una constante clara durante toda la obra es la necesidad de esforzarse continuamente.

A su vez los capítulos son temáticos, al igual que los relatos. Esto tiene dos ventajas, por una parte te permite saltarte al capítulo del tema  que te interese y poder saber cómo se puede puede tener relaciones sexuales por ejemplo. Toca temas que normalmente no suelen estar presentes en guías o manuales, pero son aspectos importantes dentro de la vida de cualquier persona.

Historias con alma. Cuando el daño cerebral te cambia la vida utiliza una metodología de investigación poco conocida, aunque poco a poco se va presentando de una manera más clara. Estoy hablando como no, de la metodología cualitativa.

Aspectos negativos…

Los relatos son un tanto parecidos entre sí. Sin lugar a dudas, las personas que los cuentan, familiares o las y los pacientes mismos; tienen un mérito invalorable. Sin embargo, me hubiese gustado también que se hubiese recogido las realidades de aquellas personas que no han conseguido seguir con su vida. Quizás no en forma de relato, pero sí en estadísticas o algún dato parecido. Sobre todo, para prevenir a quién lo lea, no todo es posible y en algunos casos por mucho esfuerzo que haya, no se obtienen resultados.

Nunca se habla de manera clara sobre factores de protección bien conocidos como pueden ser los rasgos de personalidad, infancia, apoyo percibido, alimentación, etc. Es decir, el planteamiento es un tanto positivista. Cuanto más te esfuerces por hacer vida normal, tu cerebro lo agradecerá, pero no sólo éste es el único factor y en algunos casos no es ni el determinante siquiera.

Valoración final…

Si te interesan los accidentes cerebrales y cómo poder sobreponerse a semejante piedra en el camino este es tu libro. De una forma bastante realista te presentarán algunas claves actitudinales y conductuales que puedes tener para poder seguir desarrollando tu vida, con ciertos matices claro está.

En ningún relato he visto que pongan claramente qué factores han podido propiciar que una persona pueda desarrollar, afinar o recuperar habilidades que en un principio no estaban previstas según el pronóstico médico ofrecido. Esto puede dar falsas esperanzas a algunas personas. Por lo que mi recomendación es que tengas claro que tu vida ha cambiado, sigues pudiendo disfrutarla y es importante poder retar al pronóstico, aunque algunas veces éste sea fijo en algunos aspectos.

El libro es muy recomendable, a pesar del anterior punto. Es sencillo de leer, bien documentado y realista. Cumple otro objetivo, educarnos en relación a cómo se puede apoyar a una persona que haya sufrido un accidente cerebral.

Si te interesa comprarlo, sólo tienes que pinchar aquí.

El niño agresivo, mucho más que un cuento

agresivo

Hoy os traigo un nuevo regalazo de Ediciones Pirámide que nos va a acercar a cómo poder gestionar a un «niño/a agresivo». Los cuentos siempre han estado cerca de la humanidad no hay más que recordar el legado de los hermanos Grimm, que han sido tan importante en la sociedad que incluso se han analizado desde el psicoanálisis.

Lo interesante de este recurso es que como todos los cuentos es que nos permiten acercarnos a un  tema complicado, como puede ser la agresividad de nuestras hijas e hijos de una manera didáctica y perder el miedo a cuando nuestro hijo se muestra enfadado.

Aspectos positivos…

Es un recurso muy sencillo para poder saber gestionar a aquellas niñas o niños agresivos, que es muy habitual tener en cualquier familia. Lo que más me interesa de este recurso es la importancia que le dan a la prevención de dichas conductas. Sin lugar a dudas, es un enfoque muy interesante que tiene la psicología cognitivo conductual, esto va a permitir que tengamos una mejor salud mental a nivel de sociedad.

Es intergeracional, por lo que el mismo psicocuento sirve para leerlo a la vez entre las figuras adultas y las infantiles. A su vez, te va dar herramientas para poder explicarle a tu hija cómo entiendes tú la agresividad, por qué no te gusta que la muestre de esas formas, etc.

Cuenta con una guía sencilla para poder detectar las variables que pueden disparar los comportamientos que queremos cambiar. Lo bueno es que no necesitamos haber estudiado psicología ni tampoco contar con grandes habilidades de observación. Solamente estar mínimamente atentos a que le rodea a nuestra hija o hijo. En caso de que la hayas rellenado y quieras seguir usándola, es muy sencillo poder hacerlo en algún programa de edición de texto. 

Aspectos negativos…

He echado de menos que deje más claro la importancia de que el niño pueda expresar cómo está sintiéndose en su estado agresivo. Es importantísimo que la persona pueda describir qué le ha sucedido, que le ponga palabras a esa situación que tanto le está doliendo.

No deja lo suficientemente claro, en mi opinión, que es imprescindible decir algo parecido a «Está bien que te enfades, pero no puedes mostrarlo gritando, pegando, etc.» Lo que hay que invalidar son las conductas no la emoción. El introyecto a desarrollar es no puedes gritar, golpear…, si no se pone este matiz lo que haces es decir que si se enfada es malo. Fritz Perls lo dejó muy claro en su primera obra, Yo, hambre y agresión, necesitamos de esta característica para poder seguir viviendo.

Creo que sería interesante dar más pautas a cómo atender a las sensaciones corporales del niño o la niña cuando está en un estado agresivo. Es importante dar claves que le ayuden a poder avisar en caso de que la agresividad sea muy grande o incontrolable. Unos gestos varios pueden ser que se fije en su boca, en sus puños, tensión corporal, etc.

¿A quién le conviene leerlo?

A cualquier persona que tenga cierto interés en la psicología infantil, que esté preocupada por la agresividad de sus hijos o que vaya a ser madre o padre y quiera tener algunos recursos antes de que nazca el vástago. Es importante, tener en cuenta que este libro no sustituye ni a tu buen juicio y tampoco lo que conoces a tu hija o hijo. Ese conocimiento es importantísimo para poder saber cómo guiar la vida de tu hijo e hija.

Valoración final…

Es un libro muy interesante para poder ayudar a los momentos agresivos que seguramente vayan a tener durante toda su vida. Lo más importante es poder sembrar conductas preventivas, como comunicación asertiva, técnicas de apego seguro, etc.

Es verdad que no hace mucho hincapié en que pueda expresar su vivencia del evento, pero lo deja entrever. La guía con la que cuenta es muy fácil de hacer en casa  y poder ampliarla en caso de ser necesario a la vez que te resultará un muy buen apoyo para entender mejor el mundo emocional del menor.

Si te interesa adquirirlo, puedes hacerlo aquí.

¿Qué vale más la teoría o la práctica?

teoría

El famoso psicólogo Kurt Lewin dijo una vez «No hay nada más práctico que una buena teoría». Este importantísimo psicólogo de los fenómenos grupales no dijo esta frase porque sí. Sin lugar a dudas él tenía claro que lo que está sucediendo actualmente no es un buen presagio ni para la ciencia ni para la sociedad en general.

Actualmente hay cada vez más personas que optan por ver vídeos en youtube, que en algunos casos no tienen ninguna validez, para hacerse una idea de lo que saben las personas que se han formado durante años.

Material de autoayuda

Hay multitud de vídeos, libros, charlas, etc.; que se autodenominan como terapéuticas o psicológicas con el apellido de autoayuda. El problema está en que estos materiales no suelen estar contrastados con teorías científicas o son tergiversaciones de diversas corrientes.

Insisto en que es importante saber distinguir la paja del grano y eso no siempre es sencillo. Te recomiendo que leas el post que dedicamos a las fake news de corte científico para que tengas unas pautas claras, sencillas y realistas para poder evitar ser engañada.

¿Por qué prefiero una teoría a la práctica?

Karl Popper afirmaba que una investigación que pueda desbancar a la anterior sería una mejor investigación y por ende así se puede mejorar cualquier teoría. Yo no soy de una opinión tan radical como la del filósofo, pero sí que es verdad que cualquier teoría guía nuestros pasos. En este blog intentamos presentar un espacio en dónde puedas saber qué puede merecer la pena y qué no.

Una teoría es capaz de explicar algunos fenómenos humanos y predecirlos. Es más, son capaces de orientar nuestro trabajo. Sin lugar a dudas, la intuición puede ser una buena aliada dependiendo en qué casos, pero nunca puede ser la herramienta definitiva. Nuestros sentidos nos pueden engañar de maneras distintas y ya sabemos que el lenguaje no verbal no es una herramienta infalible. (Si te interesa este campo, te recomiendo que investigues a Paul Ekman y sus experimentos).

La teoría sin práctica no tiene mucho recorrido, pero una práctica sin teoría es mucho peor. Puedes tener un «gran olfato» en cualquier ámbito, pero si no cuentas con un buen faro que te guíe es muy seguro que te encuentres con las rocas y te hundas. No hay que ir muy lejos, los juicios de Salem, los genocidios nazis basados en la idea de que las personas negras eran menos inteligentes que las blancas, que algunos rasgos físicos son mejores que otros, etc. Actualmente cualquier persona razonable condena todos estos actos bárbaros e injustificables, desde aquí también lo hago por si queda alguna duda; pero en la época en la que sucedieron estos actos hubo muchas personas que esbozaron razonamientos «médicos y biológicos» que justificaban todas las atrocidades.

¿De verdad podemos ser objetivos?

A aquellas personas que declaran tener la objetividad por bandera y no necesitar ninguna teoría, es decir, que su práctica está totalmente justificada, siento decirles que se equivocan. Da igual que lleven años meditando o que incluso sean el mismísimo Dalai – Lama, que la subjetividad es algo intrínseco al ser humano y nadie nos podemos escapar de ella.

Está claro que no existe una teoría perfecta o absoluta, ya que los seres humanos somos imperfectos. Sin embargo, cuando se discuten los resultados y se decide un camino u otro, es más probable que sea más cierto que si se elabora en un espacio cerrado. Una persona ella sola, por muy prudente que quiera ser si no es capaz de contrastar sus ideas con otras nunca podrá elaborar una teoría realmente veraz y útil.

Esto es lo que nos explica Boris Cyrulnik en su libro Escribí soles de noche respecto a la forma de trabajar de Alice Miller cuando decidió aislarse del mundo psicoanalítico. Esta autora tiene apuntes muy interesantes respecto a la importancia de la familia, cómo vivirla, etc.; que se recogen en El cuerpo nunca miente. Esta autora, pudo desarrollar aspectos teóricos muy interesantes a pesar de su ostracismo, ya que tenía un bagaje teórico y laboral muy extenso.

¿Qué pasa con la psicología basada en la experiencia?

Sin lugar a dudas, la psicología es la ciencia dónde más influye la experiencia. Da igual que sea desde la perspectiva cognitivo conductual, en dónde se da mucha importancia a nuestras conductas y también a nuestros pensamientos, pero en definitiva no dejan de ser nuestras experiencias; o la sistémica, que trabaja muy cerca de los roles que hemos tenido en nuestra familia, cómo la hemos vivido, etc.

Ahora os quiero presentar las principales corrientes psicológicas que trabajan con la experiencia.

La terapia Gestalt

La corriente terapéutica desarrollada por Fritz Perls y por Laura Perls es verdad que tiene su base en la experiencia de los pacientes. Los procesos terapéuticos desde esta perspectiva huyen de grandes teorías e intentan desarrollar técnicas para poder mejorar la capacidad de experiencia de la persona.

Sin embargo, Fritz estudió medicina, psicoanálisis y estuvo en varias clases de diversas universidades como oyente.  A su vez, hizo muchos años de procesos psicoanalíticos entre otras muchas cosas. Laura Perls por otra parte, era bailarina profesional, psicóloga y también tenía estudios sobre arte. A su vez, ella también se formó en psicoanálisis y también tuvo varios procesos propios. Con todo esto lo que quiero remarcar es que los fundadores de la corriente que aboga por la experiencia, tenían un gran bagaje teórico y muchas teorías en su mochila de recursos.

Claudio Naranjo, uno de los mayores exponentes de esta corriente en varios puntos del planeta, era psicólogo, médico y se formó en muchísimas disciplinas. A su vez, era un ávido lector, desde medicina tradicional hasta física.

El psicoanálisis

El psicoanálisis siempre ha prestado atención a cómo siente la persona y también como interpreta nuestro inconsciente lo que nos sucede, a nivel fisiológico, emocional y en nuestro entorno. El padre de esta corriente, Sigmund Freud, estudió medicina y se especializó en neurología. A su vez, estudió hipnosis, aunque luego la abandonó y también aprendió castellano por el placer de leer Don Quijote de la Mancha.

Una vez más, esta célebre figura de la historia de la psicología, necesitó de muchas teorías, que fue continuamente renovando, para poder describir aspectos subjetivos y poder entender también lo que a él le sucedía.

La escuela de la gestalt

Seguramente, habrás visto la famosa imagen en la que se puede ver una copa, o dos mujeres. Sino, puedes jugar a ver qué ves y que no.

Seguramente, se podrían sacar muchas conclusiones basadas en la práctica de la visión de esta imagen. Sin embargo, detrás de estas imágenes hay una gran cantidad de teoría, sobre todo desde el punto de vista neuropsicológico.

Conclusión

En definitiva, no se puede pretender hacer nada práctico sin entender la parte teórica que lo sustenta. Si quieres recorrer ese camino, es muy probable que te des de bruces muchas veces con varios muros y en el peor de los casos puedas hacer alguna barbaridad.

Un buen ejemplo es lo mal que acabó Wilhelm Reich y su teoría del orgón. Pseudociencia que le llevó a ser juzgado como estafador en Estados Unidos y a morir en la cárcel con su salud mental terriblemente deteriorada.

Aforismos lacanianos, una puerta a Lacan

aforismo

Aforismos Lacanianos es un regalazo de NED Ediciones que te va a permitir acercarte de una manera muy interesante a la obra del famoso psicoanalista francés Jaques Lacan.

No es una introducción al autor como tal, sino más bien una traducción de algunas de sus frases más célebres que encierran una gran dosis de teoría psicoanalítica y por otra parte un gran enigma. Si es la primera vez que te vas a acercar al autor, no creo que sea el mejor libro al que puedes acceder.

Lo primero que hay que destacar antes de meternos en faena, es la cantidad de autores célebres con los que se cuentan. Uno de ellos es un «viejo conocido en el blog», José Ramón Ubieto o el famoso Gustavo Dessal. A nada que les conozcas al resto de psicoanalistas, verás que estarás en muy buenas manos a la hora de poder entender mejor los famosos aforismos lacanianos.

Aspectos positivos…

Sin lugar a dudas Lacan dejó unas líneas de conocimiento muy importantes e interesantes. Sin embargo, cualquier aforismo suyo es la semilla para una larga y paciente reflexión. Para poder guiarla, necesitamos saber el contexto en el que sale, por qué lo enuncia, etc. Esta carta de presentación creo que es lo primero que hay que resaltar del libro.

Han participado muchísimas personas en la escritura del libro, lo cuál va a enriquecerte una barbaridad, ya que podrás encontrarte con diversidad de estilos de escritura, explicativos y nuevas hipótesis de trabajo respecto a las obras de Lacan.

Hay una selección de todas los aforismos disponibles. Esto me gusta, ya que sino sería como intentar tragarte un banquete de un bocado. También creo que es un buen reflejo de la máxima lacaniana, la totalidad no existe. Un buen ejercicio para poder enfrentarnos a esa dura prueba de sabernos castrados y limitados. 

Como buenos psicoanalistas lacanianos, te van a dejar con un deseo de seguir alimentando tu docta ignorancia. Recuerda que este tipo de obras es mejor leerlas poco a poco, leerla, dejarla y volver a leerla al de un tiempo. Cada vez que te acerques a ella encontrarás una nueva perla de sabiduría.

Aspectos negativos…

Algunas explicaciones son un tanto farragosas o se nota que para acercarte a algunos aforismos el nivel exigido sobre teoría lacaniana es bastante más alto que para otros. En sí mismo no es negativo, pero es posible que veas que uno lo «entiendes» mucho mejor que otros, lo cual algunas veces puede ser un tanto frustrante.

Es verdad, que Aforismos Lacanianos no tiene como objetivo hacer una introducción a la obra de Lacan, lo dice en la propia introducción, pero no hubiera estado de más un pequeño glosario explicando algunos conceptos básicos de su obra.

¿A quién va dirigido?

Si es la primera vez que te vas a acercar al psicoanálisis, no creo que esta sea la mejor vía. El libro es una joya, sin lugar a dudas, muy interesante y necesario releer varias veces. Sin embargo, tiene un nivel de exigencia bastante alto. Si te interesa esta corriente, te recomiendo empezar por Introducción al psicoanálisis de Freud.

Si en cambio, ya tienes una buena formación en psicoanálisis y conoces algo de este psicoanalista francés, quizás te resulte interesante. Si no te atreves, siempre puedes recurrir a grandes autores como nuestro amado Massimo Recalcati que explican algunos conceptos de una manera suave y sencilla.

Si ya eres psicoanalista lacaniano o en proceso, creo que lo vas a poder disfrutar muchísimo. Bien sepas mucho o poco, podrás dar una nueva vuelta a todas las perlas que hayas podido encontrar en sus múltiples obras y sobre todo repensar lo aprendido respecto a los mencionados aforismos.

Valoración final

El libro es una muy buena oportunidad de conseguir devolverle la seriedad a frases tan famosas como «Amar es dar lo que no se tiene a quién no es» o «El inconsciente estás estructurado como un lenguaje«. Dependiendo de en qué círculo te muevas, parece que se están repitiendo sin dotarles de la seriedad que se merecen (esto lo exponen en el libro).

Aforismos Lacanianos creo que es necesario que lo tengas junto a alguna introducción a la obra del psicoanalista francés que tengas, ya que te servirá como un excelente complemento en tu viaje hacia el conocimiento.

Insisto, en que puedes empezar también con algunos libros de Massimo Recalcati, yo te recomiendo Las manos de la madre  y El secreto del Hijo, ¡puedes leer la reseña aquí!

¡¡Y una vez más, muchísimas gracias a NED Ediciones por el regalazo!!

 

He comenzado una terapia y me va peor… ¿seguro?

terapia

Comenzar una terapia, sea de la rama que sea, nunca es un paso sencillo. Desde que da mucho miedo hablar con alguien a quién no se conoce, hasta el temor de encontrar algo que nunca vamos a esperar.

Sin embargo, la queja o rechazo que más he escuchado en consulta es la sensación de que no se encuentran mejor, ¡sino que están peor! En todos los casos mi percepción ha sido, que por primera vez son más conscientes de la situación en la que se encuentran y esto puede asustar a todas las personas.

Esto se explica muy bien en el regalazo por parte de Gedisa en el que se nos explica con bastante detalle cómo es un proceso de análisis, el nombre que recibe la terapia de corte psicoanalítico. Da igual la corriente con la que se trabaje, ya que es posible que en cualquier proceso terapéutico te suceda esto mismo.

Yo te animo a que cuando estés en este momento sigas ahondando en ese miedo que te esté atosigando. Cuando nos hacemos conscientes del dolor que estamos sintiendo nos asustamos, es totalmente normal. El inicio de cualquier terapia tiene que pasar por bajar a la realidad de lo que nos sucede. Si te interesa poder indagar un poco más, te recomiendo la última obra de Pedro de Casso, en dónde encontrarás múltiples claves para entenderlo.

Parte de la salud mental pasa poder aceptar que no somos como pensábamos que éramos y a la vez, comenzar a entender cómo funcionan nuestros propios mecanismos de defensa. La función de estas herramientas son las de asustarnos para no enfrentarnos al dolor que sentimos. Quizás pienses que vaya faena el tenerlos, pero la realidad es que sin esos mecanismos la vida nos sería muchísimo más dura y difícil de gestionar.

Espero que esto no te asuste y evite que acudas a dónde un psicólogo. Simplemente espero que lo vivas como una pequeña advertencia, vas a tener momentos en los que te vas a asustar en tu terapia, pero ese susto va a ser saludable. Desmontar poco a poco las piezas del cuadro que nos hemos construido ni es fácil, rápido y mucho menos algo placentero.

Sin embargo, ir pudiendo relajar esas defensas, ser más conscientes de quiénes somos y descubrir formas más creativas para poder salir adelante, van a ser unas muy buenas claves para poder salir adelante de manera airosa de cualquier situación. Es decir, estamos hablando del proceso de resiliencia, una de las recompensas de toda terapia bien hecha y acabada.

Si te interesa conocer un poco más de los distintos enfoques psicoterapéuticos, te dejo tres vídeos muy interesantes en dónde verás a Fritz Perls, padre de la terapia Gestalt; Albert Ellis, el padre de la terapia racional emotiva; y Carl Rogers, uno de los grandes exponentes de la psicología humanista.

Fritz Perls:

Carl Rogers:

Albert Ellis:

Si tienes cualquier duda, curiosidad, etc.; no dudes en dejar un comentario con todo lo que necesites para poder tranquilizarte lo máximo posible.

¿Qué son los sueños lúcidos y como tenerlos?

lúcido

Un nuevo regalazo de parte de Kairós, una de mis editoriales amadas como ya sabéis, nos presenta una joya para poder dar respuestas a muchas preguntas que se nos pueden presentar en relación a los sueños lúcidos. ¡Una joya muy interesante!

El mundo onírico ha fascinado a muchísimas culturas y autores. El más famoso fue Sigmund Freud con la publicación de su libro: «Interpretación de los sueños«. Dejó un gran interés en la sociedad sobre qué se puede hacer con ellos y en este libro podrás encontrar nuevas orientaciones.

Sueños lúcidos. Aprende a tenerlos  es la obra de la que os hablo y que personalmente he disfrutado mucho. Como un breve entrante os comento que es complicado escribir ciencia, ya que hay licencias literarias que no te puedes tomar y se puede hacer pesado su lectura. Sin embargo, Javier García Campayo, el autor del libro, consigue mezclar con una gran habilidad la divulgación científica al igual que las conclusiones que se recogen de tradiciones budistas o tibetanas.

Aspectos positivos…

El libro es sencillo de leer, es decir no tienes que saber nada sobre metodología científica, pero verás que el autor te va a explicar qué resultados son fiables, cuáles no tanto  y lo más importante, verás qué técnicas son más efectivas y cuáles no. Esto no es tan habitual, en los libros que se presentan datos científicos, muchas veces se les olvida decir cuán buena es la técnica.

Hay mucha literatura sobre psicología que solo presentan datos pseudocientíficos y más cuando se hablan sobre los sueños y más sobre aquellos que son lúcidos. Aquellos en los que te das cuenta de que estás soñando. Es fácil poder acabar pensando que encontrarás una gran verdad oculta en ellos, etc.; pero el autor recuerda que es un viaje personal, lo cual significa que no se puede hacer grandes generalizaciones.

Si tienes interés en tener desarrollar sueños lúcidos, en esta obra encontrarás diversas técnicas muy útiles y bien contrastadas para poder desarrollarlos. Es importante que tengas en cuenta que es un camino largo y puede resultarte tortuoso, pero poco a poco irás encontrando grandes beneficios.

Curiosamente hace una combinación muy interesante entre técnicas gestálticas y cognitivo conductuales.  En ningún momento lo menciona, pero la descripción que hace de atender las técnicas y atender al cuerpo. Es una buen ejemplo de cómo corrientes enfrentadas en muchos aspectos pueden combinar saberes y aumentar así el cuidado de la persona.

Aspectos negativos…

En algunos momentos se hace un tanto aburrido leer las descripciones tan detalladas de las técnicas, ya que algunas no difieren en demasía de las otras. Por otra parte, también hace muchas referencias a las mismas y siempre con la misma coletilla «luego hablaré de ellas». Esto está bien una o dos veces en el libro, pero una vez por capítulo como mínimo se hace cansado de leer.

A pesar de la gran calidad científica del libro, el autor algunas veces se decanta claramente por algunos argumentos no tan científicos, lo cuál afea un poco el relato. Es decir, se nota que el autor cede ante su gran deseo de que los sueños lúcidos tengan una parte transcendental para la vida de las personas.

Valoración final…

En definitiva, si te interesa el mundo de lo onírico y te gustaría poder ampliar tu lucidez aun cuando estás soñando esta obra seguramente será tu mejor aliado. Es importante que recuerdes que tener sueños lúcidos no es una tarea sencilla ni cosa de dos días, pero seguramente será un viaje muy entretenido y con sorpresas varias.

La única pega importante que se le puede sacar al libro es que en algunos momentos resulta pesado leer las técnicas, ya que están muy detalladas. En mi opinión podría ser más interesante poder prescindir de aquellas que claramente no tienen ningún éxito o que no tienen respaldo científico alguno. De esta forma creo que se haría la lectura más amena.

No creo que vayas a encontrar una gran verdad secreta en el mundo lúcido de los sueños, mas seguramente en todo el proceso sí que desarrollarás una conciencia bastante más ampliada y te ayudará a ser más feliz.

¿Recuerdas con asiduidad tus sueños? ¿Alguna vez los has tenido lúcidos? ¡Te leo en los comentarios!

Si te interesa comprar la obra, ¡puedes hacerlo aquí mismo!

¿Qué es el efecto nocebo? Enemigo acérrimo del placebo

nocebo

Es muy habitual hablar del efecto placebo, tanto en el mundo de la investigación como en el coloquial. Sin embargo, no nos podemos hablar de su gran némesis, ¡el efecto nocebo!

La diferencia es muy clara, el efecto placebo se presenta cuando creemos que un medicamento o intervención más o menos invasiva nos va a reportar salud  o mayor bienestar. Un ejemplo claro es de las pseudociencias, en dónde creemos que por hacer un ritual podemos sanar.  Si mejoramos, es por otros factores no por el ritual en sí o también nos podemos quedar igual. Los fármacos tienen una parte de efecto placebo, la confianza que ponemos en la persona que nos lo receta o el personal de la farmacia dónde lo compramos.

Sin embargo, también existe le efecto nocebo. Éste es justo al contrario, creer que algo no va a ser saludable, lo cual hace que en caso de que tenga algún efecto potencialmente saludable éste se reduzca o que algo que es inocuo resulte dañino.

¿Es importante conocer este efecto?

Nuestra mente algunas veces nos puede jugar malas pasadas. Tenemos desde las ilusiones ópticas de la clásica escuela alemana de la Gestalt, hasta el mundo onírico, en dónde hay personas que disfrutan de una gran libertad creativa y otras se encuentran sufriendo enormemente.

La psicología positiva ha hecho un gran hincapié en dar a conocer la importancia de poder pensar de manera positiva y los beneficios que tiene para la salud, aunque no nos olvidemos de ir con pies de plomo…

La sombra del efecto nocebo en los síntomas

Como ya se sabe muchísimos fármacos o todos tienen algún efecto secundario. Los hay cuyos efectos son muy probables y notorios, como la caída de pelo en la quimioterapia o aquellos que se presentan muy de vez en cuando como zumbido en los oídos al tomar ibuprofeno.

Sin lugar a dudas, cualquier fármaco nos puede generar alguna vez efectos secundarios y no siempre tiene por qué ser gracias al efecto nocebo, pero éste los puede amplificar en caso de que tengan que estar.

Otra forma de entenderlo puede ser gracias a Patch Adams, el padre de la risoterapia. La risa como tal no es una rama terapéutica, pero sí que puede ayudar a sobrellevar experiencias muy complicadas como los procesos oncológicos. Si te interesa investigar un poco más, te recomiendo este regalazo de Bibiana Ripol, Mi único sí. Es decir, si durante el tratamiento mantenemos una actitud pesimista y depresiva, tendremos peores resultados.

Mejoría reducida

Actualmente se habla mucho sobre los efectos del estrés tan dañinos en la salud y poco a poco se va hablando cada vez más sobre la importancia de aumentar nuestros niveles de oxitocina en nuestro día a día, la hormona del placer.

Esta hormona también puede aparecer mientras tenemos una charla amable y alegre. Esto es extrapolable a la confianza que podemos depositar en la persona que nos de el tratamiento. La bata blanca, por ejemplo, pone una distancia entre médico y paciente que puede aumentar este efecto.

Ámbito de la investigación

Sin duda, el efecto placebo en el mundo de la investigación ha sido ampliamente estudiado para así decidir cuándo un medicamento, tratamiento, etc.; es eficaz o no. Sin embargo, hay datos que demuestran que dependiendo de los detalles que tengan las personas pueden tener una reacción negativa ante el experimento.

Cuanto más sepamos sobre este efecto, podremos presentar los tratamientos de una manera más adecuada para así conseguir que el efecto nocebo sea lo más ínfimo posible y así aumentar los beneficios del mismo.

¿Conocías esta realidad respecto a las investigaciones? Si te dedicas a la investigación y puedes arrojar más luz sobre este tema, ¡estaré encantado de poder leer tus aportaciones en los comentarios!

Duelos seguros del 2021 – 2022, ¿se te ocurre alguno más?

duelo

Sin lugar a dudas, estos últimos tres años están siendo muy distintos a los que estábamos habituados y llenos de duelos. Actualmente todas y todos hemos oído varias veces que actualmente hemos pasado de la «nueva normalidad» a la normalidad prepandemia. Es decir, nos han avisado de dos cambios de estilos de vida en muy poco tiempo, ¿crees que ha sido inocuo?

Duelos que arrastramos desde el 2021

Es verdad que hace varios meses que hemos dejado el año anterior, posiblemente el más odiado de esta década, pero dudo mucho que hayamos podido cerrar todas las heridas que nos abrió.

La nueva normalidad

Después de muchos cambios, tuvimos que acostumbrarnos a utilizar mascarilla, por lo menos en Europa era desconocida, un elemento que nos impide ver los rostros de las personas que nos rodean y por ende nos dificulta en gran medida poder vincularnos con otras personas.

El hecho de ver un bar lleno de gente, una calle con mucha algarabía, antes podía ser motivo de alegría para aquellas personas que querían fiesta o para otras podían ser un motivo de desánimo, por querer un espacio más calmado, pero en ningún caso sentían miedo, en general, por poder enfermar.

Es decir, por una parte hemos tenido que renunciar a ver los rostros de nuestros congéneres, sus expresiones faciales, entre otras cosas. A su vez, tuvimos que tener miedo de estar con otras personas, en un momento en el que necesitábamos más que nunca estar con cualquier persona.

Duelos que han empezado, pero de difícil cierre

Posiblemente conozcas a alguna persona que ha tenido un fallecimiento de un familiar, amistad o cualquier otro ser querido. Depende de en qué momento haya sucedido este desgraciado incidente quizás la persona no haya tenido la oportunidad de de despedirse.

Da igual que haya sido al comienzo de la pandemia o durante la misma, la cuestión es que no se haya podido hacer el ritual de despedida, sea de carácter religioso o civilEstos están desapareciendo poco a poco, pero es necesario que puedas hacer algo para poder dar el primer paso para comenzar el proceso de despedida.

Aunque aparezcan en muchas series, actos como escribir una carta de despedida y luego quemarla o poder hacer un pequeño encuentro familiar en el que se presenten fotos de la persona y se hable sobre ella finalizando en cuando falleció. Todo esto, si se hace con cuidado, permite comenzar el duelo o seguir con él.

Duelos que tenemos o tendremos en 2022

Este año ha comenzado con muchos altibajos, con una amenaza de la tercera guerra mundial, con datos un tanto incoherentes sobre el virus que nos ha estado atormentando todo este tiempo.

La guerra de Ucrania

Vivas en dónde vivas, la guerra más cruenta de Europa de estos últimos años seguramente no te ha dejado indiferente. Ver las duras imágenes que está dejando esa barbarie nos tocan a todas las personas.

Si tu país está recibiendo a personas refugiadas de ucrania, es muy posible que en algún momento tendrás que dar espacio al duelo de dichas personas. Han dejado sus países de manera repentina y con pocas garantías de seguridad dependiendo de dónde venga uno o una. 

El duelo por semejante cambio de vida obligada, es muy posible que sea acompañado por el Síndrome de Ulises. Es decir, como sociedad tendremos que darles un espacio en dónde puedan llorar su dolor, gritar toda su rabia y poder darle espacio a lo que tenga que venir.

La normalidad prepandemia

El último gran duelo que tenemos por delante es conseguir intentar volver a la vida que teníamos antes. Sin embargo, hay dos velocidades sociales. Personas que no quieren o pueden volver a confiar en estar sin mascarilla en ningún espacio cerrado o incluso por la calle y otras que solamente se la ponen en los transportes públicos y a regañadientes.

Ninguna de las dos me parece mejor o peor, cada quién necesita sus tiempos para hacer frente a las distintas situaciones a las que nos enfrentamos diariamente. Ante estas dos realidades nos toca como sociedad ser muy pacientes y por otra parte dar cabida a esos sentimientos que puedan aflorarnos.

¿Crees que se me ha olvidado algún duelo que pueda estar por ahí deambulando y no me haya dado cuenta? ¡Te leo!