Mejores libros para regalar sobre psicología

LIBROS

Están llegando las navidades y con esta época las dudas habituales ¿Qué puedo regalar? No tengo la idea magnífica, pero si tu ser querido le gusta leer y le gusta la psicología este tus post.

Regalar libros es una tarea complicada, ya que hay muchas opciones en las tiendas, editoriales, formatos, etc. En este post te voy a proponer muchas opciones en base a los criterios que suelo seguir yo, que son:

      • Editorial
      • Autoría

Si tienes alguna propuesta más, ¡no dudes en decirme!

Editorial

¿Por qué es importante saber la editorial de los libros?

Hoy en día el número de sellos editoriales es inmenso, por lo que saber escoger una casa especializada en psicología es importante, ya que lo que nos llegue a las manos o demos, será de buena calidad.

No es lo mismo comprar un destornillador de la marca Hasbro, que de una marca especializada en el mundo del bricolaje o construcción. Lo mismo ocurre con los libros de psicología, no es lo mismo buscar libros de autoayuda, que leer libros de psicología seria.

Da igual si la persona a la que vas a regalar es profesional de la psicología, estudiante o tiene esta afición. Seguro que encuentras el libro idóneo para regalar.

Lo que tienes que tener en cuenta a la hora de mirar la editorial, es ver qué ha publicado en otros libros sobre dicha temática, en este caso la psicología. Una forma sencilla puede ser usar el buscador de este mismo blog poniendo conceptos genéricos como «Psicología infantil«, «Psicología positiva«, «Psicoanálisis» o cosas más concretas como «Lenguaje no verbal» o «Como detectar mentiras» encontrarás diversos posts que te podrán orientar para no comprar pseudociencia y poder acertar al 100% con el regalo.

En caso de que no te de tiempo a buscar con detalle, te recomiendo que pongas en Amazon el nombre de la editorial y la palabra psicología, Nombre editorial Psicología, para ver si tienen más publicaciones sobre esta rama de la ciencia o si tienen únicamente ese libro.

Es verdad que esto no es una ciencia, algunas veces menos es más, pero en este caso, el que la casa que lo vende tenga experiencia siempre es un buen referente.

Mis recomendaciones

Seguramente ya sabrás que tengo una gran predilección por leer psicoanálisis y gestalt, pero la realidad es que leo un poco de todo, por lo que ahora te voy a recomendar en función de mis editoriales favoritas, pero de diversas corrientes.

Gedisa

Esta editorial tiene títulos muy interesantes de psicoanálisis, resiliencia y de psicología sistémica o también conocida como terapia familiar. Uno de los autores más conocidos en el mundo de la psicología y a nivel social es Boris Cyrulnik.

Te dejo aquí varios títulos:

Kairós

Esta editorial también ha editado muchos libros de psicología, pero en este caso se ha decantado más por otras ramas de la psicología. Las que vamos a destacar son: Psicología positiva, Psicología transpersonal Mindfulness. A su vez, dejaré un cuarto libro muy icónico.

Los títulos que te recomiendo son:

Desclée De Brouwer

Esta editorial cualquier persona profesional de la psicología conoce o debería, a nivel de Europa por lo menos. Tiene un catálogo de libros muy amplio y de gran calidad. Esta editorial también toca algunas corrientes anteriormente mencionadas, pero las más exclusivas suyas son: Manuales concretos para profesionalesManuales de corrientes terapéuticas concretas y Estudio del trauma. Quizás pienses que los dos primeros son similares, pero espera a ver mis recomendaciones y verás las diferencias…

Autoría

Al igual que en las novelas hay autorías muy famosas, como puede ser J.K. Rowling o Juan Gómez Jurado, que son personas que tienen fans por todo el mundo, lo mismo ocurre en psicología. En este caso, en vez de traerte a los archiconocidos, que es muy fácil que tengan todas las obras o las más famosas por lo menos, te traigo unos cuantos nombres muy conocidos en ciertos ámbitos.

Joël Dor

Este autor psicoanalista es de corte lacaniano, una corriente muy concreta, pero ha escrito muchas cosas sobre psicoanálisis en general. Si la persona a la que le quieres regalar le has escuchado hablar de Sigmund Freud, pero todavía no domina sus conocimientos,  los libros de este autor le pueden orientar muchísimo.

Lucy Vincent

Hay muchas obras que hablan sobre neurociencias y muchas son de una gran calidad, pero en este caso te presento a una neurocientífica que divulga de una manera concreta, explicando la función del cerebro en ciertos aspectos concretos de la vida de una persona.

Albert Ellis

Este autor, aunque en sus inicios fue psicoanalista, incluso se analizó con Karen Horney, ¡una de las analistas de Fritz Perls!; luego se decantó por la psicología cognitivo conductual. Albert Ellis, entre otras muchas cosas, escribió muchísimos libros, pero hubo una serie de ellos, que estaban dirigidos a poder acercar la psicología a la sociedad profana. Es verdad que los títulos de los libros pueden recordar a los de autoayuda, pero la realidad es que tienen veracidad y calidad.

Joseba Achotegui

No se puede hablar de la psicología social, sin mencionar la extensa obra de este magnífico autor. Todos sus libros están dirigidos a como entender las heridas que deja cualquier proceso migratorio, por lo que es adecuado para un gran número de personas, desde educadoras, trabajadoras y educadoras sociales, psicólogas y un larguísimo etcétera. Actualmente en casi todas los trabajos encontramos a personas migrantes, por lo que hay que saber cómo se pueden encontrar.

Los libros más interesantes, desde mi punto de vista son:

Hasta aquí llego con mis recomendaciones para las navidades de 2022. Espero que te resulten estos títulos y ¡que los libros que regales sean hechos con mucho amor!

3500 años después la muerte nos sigue fascinando

En estas fechas, finales de octubre hacemos diversas festividades para la muerte, desde Halloween hasta el día de Todos los Santos, pasando por el Día de Muertos. Varias formas de entender y de enfrentarnos a una situación que lleva sucediendo desde el inicio de la existencia, ni siquiera de la vida.

La muerte es un concepto que es la excepción que confirma la regla, ya que varias teorías de corte cognitivo conductual demuestran que si se nos expone a un estímulo de manera muy repetida llega un momento en el que nos habituamos y lo dejamos de percibir, como el ruido de la campana de una cocina. Si lo apagamos, notamos el descanso auditivo que ésta deja.

Sin embargo… ¿por que en tantos países existe una festividad relacionada con los que se han ido? Aquí os explico algunos apuntes teóricos y mis reflexiones personales.

No voy a hacer un recorrido sobre cómo se ha visto este fenómeno natural durante toda la historia, no es el objetivo de este espacio, pero es importante e interesante poder ver, cómo la pintura la ha representado por ejemplo.

Lo siniestro

Si has visitado un poquito mi blog habrás visto que hay muchas cosas escritas sobre diversos temas, pero quizás te hayas pasado la obra clásica de Sigmund FreudLo siniestro. Quizás te preguntes qué pinta el padre de la corriente psicoanalítica con el tema de la muerte.

Lo primero que hay que decir es cuando alguien fallece, hay una parte de nuestro ser que se altera y rozamos la sensación de que hay algo siniestro, algo que no encaja del todo. Me da igual que sea de una persona que se esperaba o de manera repentina. Siempre hay un leve momento en el que una parte de ti piensa «¿Ha ocurrido de verdad?» o la manida, pero realista, frase «Parece que está durmiendo». Nos resistimos a aceptar que eso es natural, algo que no debería suceder sucede.

 

Si habéis tenido la suerte de haber leído Un mundo feliz de Aldous Huxley recordaréis el momento del hospital en el que las futuras generaciones del mundo van a jugar y a reír al hospital, para quitarle miedo y respeto a la muerte. Un vez más, la humanidad busca una alternativa para poder evitar ese aspecto tan truculento y complicado de gestionar que engloba a la parca.

Las religiones, alquimia, pseudociencias… todas buscan algo en la muerte

No ha habido ninguna cultura humana que no hayan intentado dar alguna respuesta a la muerte. Es verdad que la arqueología ha hecho varias hipótesis muy interesantes sobre algunos yacimientos en los que se han encontrado una piedra tallada de una forma especial junto al sepulcro de una persona fallecida, pensando que podía ser una ofrenda, un tótem, etc.; pero no se tiene claro.

Lo que sí que se sabe es que en todas las sociedades humanas hay un código para poder entender y hacer frente al fallecimiento de un animal, planta o persona. Tenemos desde el descenso al Hades, el momento de la balanza enfrente de Anubis o guardar el cráneo de tu ser querido para después llenarlo con flores. El punto en común de todas estas tradiciones es la firme convicción de que después de la muerte hay algo y normalmente hay una justicia divina, en la que los malvados van al infierno o al cielo como nos explica Dante en su Divina comedia

Es verdad que la mitología griega y egipcia ya no está tan en boga, aunque Rick Riordan haya devuelto el interés en estas corrientes a través de la literatura infanto – juvenil. Sin embargo, todavía nos encontramos con algunos discursos propios y originales de la Edad Media, más concretamente pertenecientes a la alquimia. Esta rama tan famosa y trillada que parece que solo querían convertir el plomo en oro, pero también querían saber como burlarse de la muerte.

Nuevas pseudociencias nos llevan a pensar que cuando alguien muere se puede atrapar su espíritu, podemos escoger en quién reencarnarnos, etc. Si crees que estoy mintiendo, te invito a que investigues sobre Short Creek y también sobre algunas sectas que están todavía en auge. Después de hacerlo, puedes escribirme para comentarme a ver qué te parece.

¿Qué hay después de la muerte?

Esta pregunta ha estado en la mente de la humanidad toda la vida. Es la mayor de las incertidumbres a las que cualquier ser humano se enfrenta. Es verdad que la Parca nos visitará a toda la existencia, pero hasta dónde se sabe, solamente el género humano es el que tiene conciencia de estar vivo y por ende, de que puede morir. Un gran trauma de la infancia, sin lugar a dudas.

Nadie tiene una respuesta clara y cierta. Esto no significa que las religiones estén equivocadas o que tengan la verdad absoluta, solamente que es una interpretación más y como tal hay que respetarlo. Lo que sí es verdad, es que es importante poder tener un rito para poder hacer frente a una de las experiencias más complejas de nuestra vida. Tener la fe en que aparecerás en los Campos Elíseos y no delante de los tres jueces del inframundo, puede ser una tabla de seguridad.

La conclusión de todo esto es muy sencilla, la muerte nos fascina, por no ser capaces de darle una respuesta única y definitiva, solamente podemos especular de ella. Podemos intentar reírnos de ella, pensar que hay vida después o aterrorizarnos ante su sola mención, pero sea como sea, es mejor que tengas una explicación para poder hacerla frente antes que no tener nada.

Bibliografía

Te dejo algunos libros que quizás te puedan interesar sobre el duelo, la muerte y una novela que leí de joven hace mucho tiempo sobre una intriga alquímica divertida e interesante.

 

 

¿1 like ayuda más al autoestima que el dulce?

dulce

En la sociedad en general se asocia tomar chocolate o helado, en definitiva cualquier cosa dulce, como el mejor antidepresivo o por lo menos un trampolín para poder alejarnos de la emoción de la tristeza. Es verdad que hoy en día también hay otra tendencia, los antidepresivos. Lo siento Platón, no has conseguido desbancar al Prozac y eso que Freud ya nos lo avisó

“La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas”.

Pero este post no va a criticar al abusivo consumo de los medicamentos en general y las recomendaciones excesivas y locas que se hacen para poder acallar nuestras defensas psíquicas. Vayamos a pensar y hablar sobre qué le pasa al autoestima con los likes, el dulce y emociones.

¿La neurociencia tiene algo que contarnos?

Espero que tu respuesta haya sido un sí rotundo, claro y sonoro. Seguro que has escuchado que el consumo de alimentos dulces producen endorfinas y es verdad, pero la neurociencia nos recuerda que la endorfina no es la hormona de la felicidad, sino del placer. Esto es importante, ya que el placer es adictivo y muy perecedero. Lo importante es la serotonina, que tarda más en hacer efecto, pero es más importante e interesante. Entonces lo más importante es poder encontrar experiencias que te generen serotonina, como puede ser el contacto físico o el amor. Curioso, ¿no?

El dulce

Consumir algo dulce en un momento duro de  tu vida puede resultarte interesante para poder tomar un poco de aire y respirar. Sin embargo, es necesario que entiendas que esa sensación será temporal y que tampoco va a ser definitivo.

Mucho más saludable es poder acudir a dónde tu pareja, amistades, familiares, etc.; y poder expresar te como mejor sepas y sentirte acompañada o acompañado. Este hecho «tan sencillo» es la base de la psicoterapia.

En caso de que sigas optando por tomar algo dulce, no te recomiendo el famoso chocolate. Además de la gran cantidad de grasas y el azúcar, no te va a resultar tan útil. Te recomiendo tomar alguna fruta dulce, por una parte porque tiene menos azúcar y porque el refinamiento del mismo es mucho más dañino que el natural.

La nueva mirada

Las pantallas

Es bien sabido que las pantallas tienen un gran potencial para desarrollar adicciones e incluso interferir en nuestro propio estado de ánimo. Es verdad que la neurociencia explica que es porque aumenta el llamado circuito de la recompensa, el que es estimulado a la hora de consumir. Sin embargo, lo que yo escucho en la consulta a personas jóvenes y no tan jóvenes es que el like o me gusta, número de interacciones es el elemento fundamental y lo que de verdad les motiva para estar viendo la pantalla.

No hablo de las personas que te dicen «se me pasan las horas en tik tok sin yo darme cuenta», sino de aquellas que suben fotos, vídeos, comentarios, etc.; y en caso  de no obtener cierto grado de reconocimiento personal borran lo subido para no dejar evidencia.

Antes podíamos encontrar la dulzura en una llamada de teléfono, en un gesto, etc.; pero ahora obtenemos ese amor con un sonidito y vamos con una sed voraz a recibir nuestra gota de amor. Antes decía que las endorfinas generadas por el dulce no eran la base de la felicidad, pero por lo menos podemos compartir dicha experiencia con otra persona, en cambio, beber de los corazones que nos dan, es individual.

Se puede generar serotonina y endorfina a la vez, claro que sí, que sería lo mejor evidentemente, porque obtienes «placer y felicidad». Esta combinación no es tan efímera como la de los corazones, que es una satisfacción inmediata y que depende del gusto, disponibilidad y motivación de dicha persona.

¿Qué puedo leer?

Si te ha interesado esta diferencia entre los beneficios que otorga lo dulce, el contacto social e Instagram te voy  a dejar algunos libros que te pueden ayudar a ahondar más en esta temática y también orientar tus próximas lecturas.

¿Dolor y sufrimiento es lo mismo al 100%?

dolor

En la consulta estoy escuchando muchas veces soy idiota por sufrir a lo tonto, parece que me gusta. Siempre respondo lo mismo, sentir dolor es placentero, pero sufrir no. Nadie sufre por placer. Normalmente me suelen mirar mis pacientes con caras extrañas, pero es importante poder entender esta diferencia.

En este caso nos vamos a basar en dos corrientes terapéuticas muy distintas, el psicoanálisis y la PNL, que aunque esté muy cerca de las pseudociencias, hay aspectos que son interesantes de rescatar. Desde el psicoanálisis hablaremos sobre el cuerpo y haremos un brevísimo y superficial al concepto lacaniano de Goce y luego también lo que nos puede explicar esta corriente americana tan curiosa.

¿Qué es el dolor?

Hablar sobre dolor es siempre muy complejo, ya que a pesar de que es una sensación universal, todos los seres con sistema nervios lo podemos sentir, incluso hay algunas ciertas investigaciones que dicen que quizás hasta las plantas puedan sentirla. Hoy en día todavía se sigue discutiendo como se siente el dolor a nivel físico.

Sin embargo, hay que entender este concepto como una sensación displacentera que aparece ante un estímulo externo o interno. Siempre que se habla sobre una sensación dolorosa podemos pensar en un golpe, duelos, emociones desagradables como tristeza, melancolía, etc. Sin embargo, en muchas conductas que las sentimos como placenteras hay ciertas dosis de displacer. El mejor ejemplo son las cosquillas. Hay quiénes aguantan horas y otras personas ni segundos, pero el principio es similar siempre, un cierto displacer. Lo que cambia es la tolerancia a éste.

Otra actividad en dónde suele estar presente nuestro protagonista es el sexo. No estoy hablando ni de relaciones sexuales violentas como las BDSM, sino de gestos como agarrar del pelo, morder alguna parte del cuerpo de la otra persona, etc. Está claro, que los tirones de pelo no son a priori lo más interesante que nos puede ocurrir, pero resulta que dependiendo de la situación puede resultar incluso excitante. Curioso, ¿verdad? 

Esto explica la gran influencia que han tenido las obras del Marqués de Sade en la sociedad, sino ¿de dónde crees que sale entonces el nombre de sadomasoquismo? En estas prácticas, a diferencia de cómo se cree coloquialmente, no es ejercer dolor a diestro y siniestro. Sohaila Abdulali en su interesantísima obra De qué hablamos cuando hablamos de violación explica con gran atino que en estas prácticas hay palabras de seguridad para cuando el dolor pasa de placentero a sufrimiento.

¿Adicción al dolor?

Quizás te pueda resultar curioso este apartado, pero recuerda que el placer es muy adictivo. Sino, preguntadles a las ratas del experimento de la caja de Skinner que murieron de placer… El gran problema de esta adicción, no solamente es que puede traer algunos problemas legales, éticos, etc.; sino que además se corre el riesgo de que se quiere ir subiendo de escalones en relación a los estímulos que dolorosos que son necesarios.

Actualmente existen prácticas cada vez más peligrosas en relación a la mezcla de dolor y placer, como puede ser introducir un puño por el recto o por la vagina, quizás con esta descripción no lo conozcas, pero seguro que conoces el término inglés de fisting. Ha habido varias personas hospitalizadas e incluso que han acabado falleciendo por este acto. El placer tiene que tener algún límite. 

¿Qué es el sufrimiento?

El sufrimiento, ya lo hemos adelantado en el anterior párrafo, es la tasa de dolor excesiva, es decir, pasa de ser placentero a displacentero. No se puede saber de antemano qué es lo que va a pasar de doloroso a sufrimiento. Un martillazo en la mano, es directamente sufrimiento, ya que la tasa de dolor inicial es tan alta que no cabe duda que hay una gran ausencia de placer. Sin embargo, ¿derramar cera caliente? Depende de la persona… ¿ves por dónde voy?

El sufrimiento nunca puede ser placentero, ya que a priori no te reporta nada. Aquí viene una de las tesis de los psicólogos Richard Blander y John Grinder, Nadie quiere sufrir.  Por lo que si crees que sufres por gusto, siento decirte que no es correcto, aunque sí que es probable que si que busques una cierta dosis de dolor, que después se convierte en sufrimiento. 

¿Qué es eso del goce?

El psicoanálisis entiende que durante el proceso analítico  tienes que poder renunciar a parte del goce. Éste, insisto, voy a describirlo de una manera muy sencilla y superficial, sería ese dolor que se transforma en sufrimiento en un momento dado. Dicho de otra manera, es una compleja mezcla entre el placer y sufrimiento. Esta mezcla, también explica por qué nos cuesta tanto desprendernos de ciertos síntomas. Además de tener una función, el hueco que estos dejan puede agobiarnos muchísimo, ya que es un fragmento de placer al que hemos decidido renunciar. Si te interesa seguir ahondando, te recomiendo que leas algunos de los libros que te explico en el último apartado.

¿Y todo esto para qué me sirve Paul?

Quizás pienses que este post es el más inútil de todos, porque quizás tu no tengas interés en las prácticas sadomasoquistas o que creas que eso del goce no va contigo. Es imprescindible que te des cuenta de que como todo el mundo sentimos dolor, si no hay ninguna afección médica que lo impida, todas las personas tenemos el riesgo de disfrutar tanto de ese dolor, que pase a ser sufrimiento, engancharnos en esa rueda y alimentar nuestro goce. 

A su vez, si no estás en disposición de renunciar a algo de tu forma de actuar, entonces lo más probable es que tu proceso terapéutico sea infructuoso o sea tan superficial el trabajo que hagas, que entonces verás que tus síntomas vuelven de una manera u otra.

A su vez, tienes que ser consciente de que si estás sufriendo mucho en este momento, no es porque te apetezca o haya una parte de ti ultra sádica que le encante verte con un dolor desenfrenado. Sí es muy posible, que tengas una parte sádica en tu interior, que busca cierta tasa de dolor, pero que si está demasiado exagerada todo lo que obtengas de ella siempre sea sufrimiento. 

Si te interesa poder explorar estos aspectos de tu persona, no dudes en escribirme un correo, paul@indautxupsicolog.es, o entra en mi perfil profesional para poder solicitarme más información. 

Bibliografía…

Ahora te dejo algunas ideas sobre libros varios que te pueden orientar en la exploración de ciertas áreas de tu persona, que sin lugar a dudas es la investigación más interesante que vas a llevar a cabo.

Hace tiempo os presenté el libro Aforismos lacanianos, un pequeño compendio de diversos aforismos de Jaques Lacan y una lectura moderna de los mismos.

Introducción a la lectura de Lacan: El inconsciente estructurado como lenguaje es un libro que no he tenido la suerte de leer, pero si conoces algo del psicoanálisis seguramente el nombre de Joël Dor te tiene que sonar, ya que es un autor importantísimo y tiene obras muy interesantes, como por ejemplo: Estructuras Clínicas Y Psicoanálisis.

La ansiedad que no cesa es un viejo conocido, pero es una maravilla de libro y encierra muchísimos secretos muy interesantes. Ya sea porque te interesa el mundo del psicoanálisis o porque quieres poder entender mejor el origen de tu ansiedad, este libro será tu mejor acompañante de viaje.

 

Infidelidad¿La muerte de una pareja?

infidelidad

El mundo de las parejas siempre  es complicado, ya que la comunicación entre dos personas nunca está fuera de conflictos. Uno de los más clásicos es la infidelidad, entendida como la ruptura del acuerdo de la pareja respecto a otras personas. Actualmente las parejas posibles son muy variopintas, lo cuál permite nuevas formas de vivir el amor, pero la infidelidad sigue estable.

Ahora vamos a pasar a hablar de las posibles infidelidades que existen hoy en día y también qué posibilidades hay para dicha pareja. A su vez, hablaremos sobre cómo podemos ir haciendo el duelo, sea de la ruptura o para recuperar la confianza, y así poder seguir con nuestras vidas.

¿Qué entiendo por pareja?

Antes he comentado que en el mundo actual existen diversas opciones de pareja, desde la monógama, entendida como dos personas que solamente tienen relaciones sexuales entre ellas, sean de la orientación que sea. Otras opciones son aquellas de corte polígamo o también conocidas como parejas abiertas. Estas últimas son aquellas, cada cual con sus peculiaridades, permiten que haya otras personas. En todos los casos, dichas personas tienen una relación especial y de un nivel superior a la que tienen con otras personas.

En resumen, una pareja tiene que ser un conjunto de mínimo de dos personas en la que el lazo que les une es de un mayor nivel que el que se tiene con otras amistades. Debido a la naturaleza tan especial de dicha unión, tenga las normas que tenga, siempre cabe la posibilidad de que haya una infidelidad, ya que ésta sería replicar dicho lazo especial con otra persona.

Tipos de infidelidad en las parejas

Una infidelidad es una vulneración de las normas que tengan en la relación. Puede ir desde mandar una foto a otra persona o tener una relación sexual con alguien distinto a tu pareja. Todo depende de la naturaleza de la relación.

Sé que esto es bastante lógico, pero es importante tener una cosa clara, sobre infidelidades no se puede hacer una tesis doctoral, es decir, depende de cada persona. Sé que lo he repetido en muchas ocasiones, pero es importante que recuerdes que los libros de autoayuda sobre este temática no suelen ser muy fiables, aunque sean los escritos por Albert Ellis.

Lo lógico es que si tienes alguna duda sobre si vas a romper la confianza y el trato de la pareja lo primero es que lo consultes. Es verdad que la frase coloquial mejor pedir perdón que pedir permiso puede darte grandes alegrías, pero también traerte muchos problemas. A pesar de que existe bastante bibliografía científica que apoya la teoría de que es importante de que vivir en pareja para prevenir problemas de salud, aunque si no tienes pareja, también hay bibliografía que recuerda que puede ser una opción saludable.

En cualquier caso, me parece importante que te des cuenta de que si te estás planteando ser infiel a tu pareja, quizás sea el momento de poder hablar sobre las normas de la pareja, quizás prefieras una relación abierta, es decir, puedes tener encuentros sexuales con otras personas además de tu pareja, una relación polígama, etc. Lo mejor es que puedas hablar y saber si la otra persona prefiere también cambiar la naturaleza de la pareja. Total, es una decisión que es vuestra y la decisión que toméis no es irreversible.

Razones para ser infiel

Daniel Gottman es de los psicólogos más importantes en el estudio de las parejas. Además de utilizar metodología cualitativa a la hora de recabar datos, como entrevistas, grupos focales, análisis del discurso, etc.; también utiliza datos cuantitativos, nivel de cortisol en sangre, número de interacciones entre las dos personas, etc. Es decir, que no es una persona que se ha levantado una mañana y ha decidido escribir algo y ten  seguro de que también odia los discursos pseudocientíficos.

Este autor lo tiene bastante claro, las infidelidades se dan cuando en una pareja las necesidades emocionales no se cubren. En la sociedad muchas veces se achaca a la falta de relaciones sexuales, pero la falta de sexo suele ser uno de los motivos menos habituales para romper las normas. No se busca tener un orgasmo o estar con una persona concreta, sino más bien poder sentirse mirado, querido y apreciado.

En definitiva, si la tentación de romper las normas o los cristales, como diría Platero y tú, quizás lo que tienes que hacer es sentarte con tu pareja y expresarle que quizás echas de menos tener más interacciones amorosas, ser mirado, etc. En definitiva, puedes buscar la forma de romper la pareja y tener que hacer un duelo o poder expresarte con él, ellos, ella o ellas, y conseguir que la salud de la pareja pueda mejorar.

¿Y ahora qué?

¿Se puede seguir con la relación

Después de una infidelidad la pareja puede seguir viva. Sin lugar a dudas la pareja está herida, pero no de muerte. Durante un tiempo vais a necesitar hablar, hablar y volver a hablar del tema. Lo que sí es verdad es que vais a correr el riesgo de estar en un estado de reproche constante, lo cual no os va a ayudar a poder avanzar absolutamente nada.

Si tienes dudas sobre  si estás en este punto, hazte la siguiente pregunta, ¿Cuándo hablamos del tema salgo peor o puedo calmar un poco mi dolor? Si la pregunta es afirmativa a la primera, posiblemente estés en el punto que os estáis haciendo más daño que bien. Si os estancáis en este punto, la ruptura está servida, ya que en vez de regaros con algo de vida solo os estáis dando golpes mutuamente. Para salir, lo mejor que podéis hacer es solicitar cita con un terapeuta o intentar conseguir descubrir una forma más creativa de poder expresar vuestro dolor.

Tenéis que tener en cuenta el hecho de que tendréis que dedicar mucho tiempo a poder cuidaros mutuamente, que puede ser desde volver a conoceros, saber de vuestros intereses comunes, etc. Uno de los aspectos más importantes para poder superar la infidelidad, es poder también en vuestras conversaciones rescatar los aspectos positivos de la pareja y sanos. Desde experiencias divertidas, viajes gratificantes, etc. Quizás al principio sea artificial, pero poco a poco se irá naturalizando y de esa manera podréis ir mitigando el dolor producido por la infidelidad.

Síndrome del impostor ¡llévame preso!

impostor

Hoy hablamos sobre la sensación de que los logros conseguidos por una misma no son reales y pertenecen a otra persona. ¿Te suena? Quizás lo conozcas como el Síndrome del impostor. Antes de que sigamos ahondando un poco en este tema, lo primero que hay que decir es que este síndrome no tiene el reconocimiento como tal. Es decir, no está recogido como una enfermedad mental a nivel internacional y tampoco está recogido en ningún manual de salud mental.

Con esto no quiero decir que tu sensación sea inventada, sino que puedes coger un poquito de aire y quitarte la idea de que estás enferma de gravedad. A pesar de tener esa sensación de que no te pertenecen tus logros, puedes seguir progresando en tu carrera.

El origen de este síndrome

En 1978 dos psicólogas Clance y Imes hicieron un grupo terapéutico con mujeres exitosas y se encontraron con que a pesar de tener grandes logros en sus respectivos ámbitos, sentían que esos logros que les atribuían no eran verdaderos, que eran de otras personas. De esta sensación, las terapeutas acuñaron el término de Síndrome del impostor. Sin embargo, no fue hasta 2011 cuando llegó con mucha fuerza con el bestseller de la Doctora Valerie Young, un libro que explica y explora por qué las mujeres son la parte de la población que más presenta los síntomas de este síndrome.

Esto no quiere decir que si eres hombre y lo sientes, estés equivocado al identificarte con este síndrome o que estés pudiendo quitarle veracidad a estas investigaciones. Es importante recordar, que la tendencia de aparición del síndrome del impostor es mayor en la población femenina, lo cual no descarta que haya hombres que puedan presentarlo.

Si te interesa leer el artículo original, no te preocupes porque lo he referenciado al final del post. ¡Las normas APA son importantes! Aunque sea un rollo aprendérselas.

¿Qué es un síndrome?

Es muy habitual escuchar nombres de enfermedades, pero no siempre sabemos lo que significa. En este caso el término de síndrome es un conjunto de síntomas que pueden dar origen a una enfermedad o no.

Después del confinamiento se escuchaba mucho el término de Síndrome de la cabaña, que hacía referencia al deseo de no salir de casa por todo el miedo que pasamos durante varios meses, la cuantía dependió de cada país. Fue una explicación que se dio para poder acompañar a las personas, pero no se definió a nivel ni teórico ni práctico.

Otro síndrome muy famoso es el Síndrome de Ulises descrito y muy bien argumentado por parte de Joseba Achotegui. Este conjunto de síntomas depresivos, ansiosos e insomnio, suele estar presente en las personas migrantes. Esto demuestra lo que a nivel cultural ya se sabía, migrar no es sencillo y nunca es gratuito.

¿Todas las personas son propensas a sentirse impostoras?

El síndrome del impostor, suele estar más presentes en las mujeres, sobre todo en aquellas que han tenido éxito en sus ámbitos. Da igual que sea en el mundo empresarial, científico o social. Lo curioso es que las mujeres que padecen este síndrome no suelen ser herederas de empresas o contar con un punto de partida muy alto, como por ejemplo pertenecer a una familia acaudalada. 

Entonces… ¿por qué estas mujeres se sienten impostoras si normalmente es objetivo que su éxito se debe en gran parte a su esfuerzo continuado? Hay teorías diversas, pero es verdad que todas coinciden en que a nivel social los éxitos femeninos se suelen destacar menos y cuentan con menos reconocimiento. 

A su vez, se ha visto que una constante suele ser una baja autoestima. Estas personas se sienten impostoras ante sus congéneres en el momento en el que se les alaba por ciertos logros que superan la imagen que ellas sienten que tiene el resto de ellas mismas. Dicho de otra manera, me puedo sentir un impostor en el momento en el que me ponen más galones de los que creo que soy capaz de tener. 

Una forma de prevenir este síndrome es poder cuidar tu autoestima, desde ejercicio físico hasta tu propia salud mental. No hace falta tener un cuerpo apolíneo, sino que lo importante es poder hacer algo de ejercicio de manera que puedas generar neurotransmisores que te ayuden a regular tu estado de ánimo y mejorarlo.

Si a esto le añades el cuidado de tu salud mental, posiblemente tengas el suficiente conocimiento sobre tu persona como para poder darte cuenta de que cuándo asoma la cara del impostor o impostora y también como poder indicarle la salida. Es verdad que algunas veces el síntoma es parte de la estructura y no puede desaparecer, pero se puede limar.

¿Puedo hacer algo?

Si crees que tienes este síndrome, te invitaría a que busques a una amistad cercana y en la que confíes y le comentes como te sientes. No intentes contarle un relato racional, sino simplemente comenta como te sientes. Esto hará que el dolor de los síntomas disminuya bastante y te sea más factible poder seguir con tu día a día.

Si ves que la situación te está superando, te recomiendo que acudas a terapia. Como he dicho antes, este conjunto de síntomas quizás no vaya a desaparecer, pero cuanto más conciencia cultives en tu propia persona, la impostora podrá estar menos tiempo de protagonista y tampoco tanto tiempo jugando entre bambalinas.

Si te da miedo iniciar un proceso terapéutico porque quizás crees que vas a sufrir más  o que el resto de las personas no van a cambiar, te recomiendo que me escribas y podré responderte a todas tus preguntas. Si eres de las personas valientes, también puedes pedirme cita. Trabajo de manera presencial y de manera online.

Algo de bibliografía

Aquí te dejo la referencia del artículo que hemos mencionado antes, ¡que la literatura científica también es importante! 

      • Clance, P. R., y Imes, S. A. (1978). The imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention. Psychotherapy: Theory, Research y Practice, 15(3), 241–247. https://doi.org/10.1037/h0086006

Si prefieres ir a la primera obra en dónde se habla de este síndrome, tienes que leer entonces The Secret Thoughts of Successful Women: Why Capable People Suffer from the Impostor Syndrome and How to Thrive in Spite of It de la Doctora Valerie Young.

En caso de que el inglés no sea lo tuyo, no te preocupes, El síndrome de la impostora: ¿Por qué las mujeres siguen sin creer en ellas mismas? es el recurso que estabas buscando. Está escrito por Elisabeth Cadoche y Anne de Montarlot.

La autoestima y la importancia de la mirada

autoestima

La autoestima es uno de los términos de la psicología que más se suele oír en cualquier conversación de la calle y también, me aventuro, una de las cosas que más preocupa a la población en general.

Es verdad que en la adolescencia suele venir las grandes preocupaciones sobre quiénes somos, quiénes somos para las demás personas y cuando la frase estrella es «tengo una baja autoestima». En parte es lógico por todos los cambios hormonales que se suceden en esta época y también, porque a nivel psicológico todas las normas se tambalean y es hora de rehacerlas. Es verdad, que dependiendo de la base que se haya generado en la infancia, la autoestima se verá más tocada o no.  

Pasemos a ver en detalle algunos aspectos sobre este concepto tan interesante y escurridizo.

Origen de la autoestima

Lo primero que tenemos que hacer es echar un vistazo rápido y evidente a la etimología del término, auto y estima. Auto hace referencia a uno mismo y estima que significa aprecio o cariño.

Es necesario de diferenciarla del autoconcepto que es parecido, pero no igual. Éste habla sobre qué pensamos sobre nosotros mismos, no si nos queremos o no. Esta diferencia, bastante evidente, no siempre se aclara y hay discursos que lo confunden para poder barbaridades, pero de eso hablaremos más adelante.

La autoestima comienza desde el sexto mes de gestación del bebé. Quizás te haya descolocado, pero es así. Boris Cyrulnik, uno de los padres de la resiliencia, en múltiples estudios sobre etiología humana ha descubierto que cualquier bebé en la tripa de su madre a partir de los 6 meses distingue el sonido de ésta frente al del ruido exterior. Es decir, si la madre le habla sintiendo ella amor, el tono de voz será más suave, ella estará más relajada y además, va a generar un montón de serotonina y oxitocina. El primer neurotransmisor seguramente será el más conocido, pero el segundo es el responsable de que haya relaciones humanas.

Dicho de otra manera, cuanto más le hables a tu bebé, te acaricies la tripa y si te gusta que tus seres queridos te la acaricien, permíteles también que lo hagan. El contacto físico es otra fuente de oxitocina, pero tiene que estar acompañado de un estado de relajación. Por lo tanto, que te toquen, si te parece bien; permitirá que tu bebé tenga cantidades industriales de bienestar y por tanto un gran potencial para que pueda tener un vínculo seguro con el mundo.

Ahora pasaremos a analizar y ampliar un poquito qué hacer cuando esa pequeña criaturita vaya creciendo. Un proceso interesante y complicado, ¿no?

La importancia de la mirada

Si has leído algunos posts de este blog seguramente te habrás encontrado muchísimas veces con aspectos relacionados con el psicoanálisis y con muchos posts dedicados a hablar sobre la psicología infantil. Sin embargo, quizás se te haya pasado el famosísimo autor Donald Winnicott.

Este autor, desarrolló el concepto de la mirada amorosa. Hay distintas miradas y eso lo sabemos todo el mundo.  No es lo mismo mirar de como si lo que vieras fuera un ser vacío o una especie de mueble

o que mires a tu criatura con todo el amor que puedas.

En las dos imágenes seguramente verás claras diferencias, chiste a parte, es importante que le mires con todo el cariño que sientas. Esto será un alimento mucho más importante que la leche materna.

¿Quieres que me quiera? Háblame

Antes hablábamos de la importancia de la mirada, ahora hablaremos de la voz. Cuanto más podamos impregnar de amor nuestro tono de voz, nuestro bebé podrá sentirse mucho más arropado y además le dará una gran gusto escucharte con un tono de voz amoroso.

Este ejercicio es importante para ambas partes de la pareja, ya que, exceptuando a las madres solteras, la otra parte de la pareja tiene que darse a conocer al bebé y también conocerle a él o a ella. Ten en cuenta que una de las partes ha estado, de media, 9 meses sintiendo a la criatura dentro de sí, sus movimientos, etc.; en cambio, para la otra persona es un cambio radical y repentino, aparece una nueva persona en su vida y ambas se tienen que conocer. El tono de voz será el vehículo que impulse el amor y permita que os améis.

Seguramente estarás pensando ¿y qué pasa con las personas sordas? La respuesta es un tanto compleja, pero lo que tienes que tener en cuenta es que las personas sordas pueden emitir sonidos. Lo que no pueden es articular palabras, aunque en algunos casos alguna sí que puedan. Es decir, las personas con esta realidad son capaces de emitir sonidos cargados de amor que le hagan sentirse amado al bebé, curioso, ¿verdad?

En definitiva, cuanto más mirado y hablado se sienta esa personita, más aumentará su autoestima. Se siente importante, amado y reconocido, los ingredientes para que cualquier persona pueda sembrar flores de felicidad.

Autoestima en la adultez

Quizás al leer este título te venga a la cabeza la siguiente pregunta ¿Qué tendrá que ver el origen de la autoestima en la infancia con la adultez? La respuesta es que en nuestra infancia se encierran gran parte de las respuesta de quiénes somos. Tanto el psicoanálisis como la gestalt explican cómo las vivencias infantiles nos marcan en la vida adulta.

En este caso, el resultado de lo anteriormente hablado se va a presentar, es decir, dependiendo de cómo se haya desarrollado nuestra autoestima en la infancia seremos de una manera u otra en la vida adulta. En resumen, si en nuestra tierna infancia nos miraron, hablaron y tocaron, lo más probable es que tengamos un amor propio mucho más potente y mejor formado, menos inestable y dependiente de factores externos. 

Lo que sí es verdad es que esto no es algo definitivo. Podemos tener grandes cimientos a nivel emocional desde que nacimos, pero si en la adolescencia tenemos grandes problemas y vericuetos vitales, posiblemente esos cimientos se vean mermados. Lo mismo pasa al lado contrario, hemos podido tener poca base en la infancia, pero en la adolescencia y vida adulta puede haber personas que permitan cuidar de que las pocas flores que haya crezcan sanas y permitan polinizar todo ese jardín.

Con esto lo que quiero dejar claro es que la infancia no es algo definitivo, pero es verdad que dejan huella, que en algunas corrientes terapéuticas intentamos seguirlas, y cuando somos capaces de ir entendiéndolas y dándoles un sentido, los síntomas dejan de aflorar.

Mitos varios

Pseudociencias y pseudo discursos

En esta época están aflorando las pseudociencias como champiñones. Es verdad que la facilidad que da la conectividad online ha permitido que haya muchos charlatanes desperdigados por el mundo.

Muchas de estas corrientes hacen alegaciones como Tienes un trauma heredado de algún antepasado tuyo o Si enfermas es porque tienes emociones estancadas, quizás hayas escuchado variaciones de estas mismos argumentos. Como la autoestima  es un asunto muy importante para cualquier persona, estos discursos se aprovechan de ello para contar paparruchadas.

Es verdad que la psicología sistémica ha demostrado que en algunas familias hay patrones o problemáticas que se repiten. Esto no significa que puedas heredar el alcoholismo de tu bisabuela o la esquizofrenia de tu tía abuela segunda. Hay ciertos patrones conductuales y psíquicos que se pueden mantener en una familia, pero en cada caso la presentación de dichos síntomas siempre es distinta, cada quién es único. 

Quizás no te convenza del todo este argumento, pero piensa en el siguiente ejemplo. Tú comienzas con una dieta alta en azúcares, la probabilidad de desarrollar diabetes, entre otras cosas, aumenta una barbaridad. Si tu descendencia hace lo mismo, lo más probable es que sufra la misma problemática. No es una energía cósmica que conspira contra tu familia, sino simplemente la repetición de un patrón concreto y evitable.

Antes he dejado claro, que la infancia deja huellas y aunque algunas sean imborrables, otras son gestionables. No hay que hacer rituales extraños y peligrosos para poder sanar las heridas de una madre o un padre deficiente, sino simplemente poder ponerle palabras.

Si en algún momento te sientes tentado o tentada para acudir a algún discurso de dudosa eficiencia, te recomiendo que acudas a un profesional para poder explorar qué te sucede con tu autoestima o con cualquier otro aspecto de tu persona, antes de confiar en algo que puede ser peligroso o mortal en el algunos casos.

¿Es siempre necesario ir a terapia?

Si crees que tienes una baja autoestima lo primero que te recomiendo es que intentes apoyarte en tu red social. No hace falta que tengas contarles todo el rato como te sientes, pero sí que intentes aumentar tus interacciones sociales e incluso las táctiles. A su vez, intenta buscar un hobbie, no tiene por qué ser ni complejo ni extremadamente costoso.

Puede ser quizás cuidar de tus flores por ejemplo o apuntar los pájaros que ves en el parque. Lo importante es que tengas algo que te aumente un poco la chispa por el placer de la vida, ya que esto te hará poder intentar disfrutar más de las cosas y ver que tienes más opciones que las que te pensabas.

¿Qué es el ghosting? 5 claves para superarlo

ghosting

Con el surgimiento de las redes sociales y la comunicación masiva online se ha visto que hay algunas prácticas muy detestables y dolorosas como es el ghosting.

Seguramente habrá aspectos que te suenen o te parezcan totalmente esperables, pero a pesar de ello, te recomiendo que te quedes, quizás aprendas algo nuevo. Si en algún momento ves que algo te mueve o que necesitas contactarme puedes hacerlo por los comentarios, en mi perfil profesional o escribiéndome a mi correo: paul@indautxupsicologo.es

Antes de comenzar, me gustaría poder dejar claro un aspecto, vivimos en una sociedad de usar y tirar. Es verdad que antes eran las cámaras de fotos, pero actualmente tenemos desde ropa hasta las personas. Es verdad que hay un gran auge de la defensa de los derechos humanos, pero a la vez estamos apostando por relaciones cada vez más superficiales y menos duraderas.

¿Qué es el ghosting?

Este anglicismo que con tanta fuerza ha entrado en nuestras vidas hace referencia a la práctica de ignorar a una personas con la que has estado hablando durante mucho tiempo y normalmente después de haber tenido una relación sexual. También es una forma de romper una relación de pareja, que por desgracia no se circunscribe únicamente a la adolescencia.

Esta práctica es un ejemplo de la dificultad para poder tener vínculos significativos y profundos. John Bowlby desarrolló la teoría del apego y su discípula, Mary Ainsworth, nos  demostró los distintos estilos de apego. Ahora creo que además de cuidar con mucho más cuidado la crianza de nuestras hijas e hijos, que no significa seguir ahogándolos en amor. 

¿Por qué es doloroso?

A la hora de romper cualquier relación, sea laboral, amistosa o amorosa, entre otras muchas, es necesario hacer un duelo. Quizás has pensado en los del antiguo oeste, pero no es ese tipo de peleas.

Cuando hablamos de duelo, nos referimos a la pérdida de un objeto amado. En este caso, el ghosting es tan doloroso, para quién lo hace como para el que lo recibe, porque no se puede cerrar el duelo. Es muy lícito que quieras romper con tu pareja, ya que esa idea de hasta que la muerte nos separe hace tiempo que se ha caído. Si en cambio tienes miedo a que la relación se rompa y quieres intentar salvarla, te invito a que leas Siete reglas de oro para vivir en pareja.

Lo que sucede cuando no se puede hacer un duelo, es que te quedas como un fantasma, con un gran agujero que te ata a la persona, mi interpretación de la palabra ghosting. Has visto una serie hasta la mitad y de repente desaparece la faz de la tierra. La curiosidad y la incertidumbre es tan irresistible como una luz a una polilla. El problema está en que nunca termina de caer el premio y esto para la persona ignorada es una fuente de dolor, como intentar llenar un cubo con agujeros.  

Ahora eso sí, la persona que ha hecho el ghosting no sale indemne. Por una parte, en cuanto sus pares lo sepan posiblemente tenga un castigo por su comportamiento. El castigo puede ser desde una reprimenda o que se corra la noticia como la pólvora y los rumores son una gran fuente de dolor. Además, el duelo tampoco se hace por la otra persona, por mucho que haya decidido convertirse en un fantasma.

Si te dedicas a hacer ghosting de manera habitual siento decirte que estás acumulando muchos duelos sin terminar y estos te van a dificultar poder tener relaciones sentimentales de calidad, ya que en el momento en el que veas que la otra persona no cumple tus expectativas querrás desaparecer. Ninguna persona, trabajo, lugar, etc.; van a cumplir tus expectativas ideales, ninguna.

5 claves para superarlo

Admitir que te han hecho ghosting

Se han hecho grandes chistes sobre uno de los pasos de alcohólicos anónimos, el famoso Hola, soy ____ y soy alcohólico. Es verdad que en multitud de series y películas se han hecho parodias. Sin embargo, poder anunciar que has sufrido un caso de ghosting te ayuda a aterrizar lo sucedido. Si lo piensas, pero no lo pasas por la palabra, lo que sucede es que solamente vive en tu mente.

El objetivo no es que te conviertas en una víctima o que inicies una caza de brujas contra la persona agresora, ya que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. (Es verdad que hay refranes muy machistas, pero hay otros que nos pueden enseñar muchas cosas y orientar cuando estamos en dudas). Lo que se busca es poder cortarle las alas a la fantasía e ir pudiendo esclarecer qué es lo que te duele y cómo, qué es lo que te enfada y qué puedes necesitar.

A su vez, el buscar el apoyo de tu red te va a permitir sentirte más acompañada o acompañado y que eres una persona merecedora de amar. Quizás te suene cursi o un cliché, pero es muy habitual escuchar si me ha sucedido, es porque no merezco amor. Me da igual que no hayas sentido o creído esto que comento, el cuidado de la comunidad es uno de los mejores bálsamos que puedes tener.

Palabras y más palabras

Es importante que hables sobre lo que ha sucedido, sobre cómo te sientes y los miedos que puedes tener. Cuantas más palabras puedas encontrar para describir como te sientes, te irás pudiendo vaciar de ese dolor y permitir seguir avanzando en tu vida. Esto es aplicable a cualquier situación, sea un caso de ghosting, haber perdido un trabajo o cualquier otra situación.

Sigmund Freud, ya dejó claro que la cura por la palabra es un método útil, sano y que da grandes resultados. Una de las máximas es di lo que se te pase por la cabeza, la famosa asociación libre. Lo que nos deja esta corriente es la importancia de poder encontrar las palabras que puedan ayudarnos a profundizar y también que la persona que nos escuche, dedique tiempo a escuchar para poder decirnos alguna palabra balsámica. 

En cualquier caso, sea ghosting, divorcio, etc.; si eres la persona que tienes que escuchar, recuerda que si no sabes qué decir, no digas nada, escucha. Esta clave fue una de las mejores frases que escuché de una profesora mía y la aplico a cada día en mi consulta. Poder decir una palabra acertada puede ser más sanadora que dos horas de discurso.

Ritual de despedida

Hoy en día tener rituales se asocia bastante rápido con el trastorno obsesivo compulsivo o también conocido como TOC. Sin embargo, la pérdida de rituales está siendo un grave problema. Estos nos permiten poder cerrar etapas o poder abrirlas. La famosa fiesta de los quince que suele ser muy habitual en los países latinoamericanos es parecido a los rituales que tienen todavía algunas poblaciones no tan desarrolladas. Esta fiesta permite diferenciar la infancia de la adultez. En vez de que sea algo etéreo, se hace algo que quede en el recuerdo y permita dejar claro que algo importante ha pasado.

En este caso, es importante que más allá de bloquearle a la persona, si así lo quieres, es que pienses un ritual de despedida de esa relación, aunque haya sido muy efímera. Hay algunos más famosos que otros, como el de escribir una carta y quemarla o enterrar un papel biodegradable y poner unas semillas, para hacer un símbolo de como se convierte en otra cosa.  Es importante, que el ritual tenga algo de transformador. No te recomiendo que hagas algo para recordar o reproducir, tiene que haber o un cierre definitivo o una transformación. ¡Dale rienda suelta a tu creatividad!

Prevención

Antes de comenzar necesito hacer un matiz importante. No quiero insinuar que los casos de ghosting se den por culpa de la persona agredida. Sin embargo, hay algunos aspectos que pueden permitir evitar esta práctica o por lo menos paliar los efectos.

Tener citas previas

En algunos casos la comunicación se da por entero por redes sociales y cuando por fin se conocen las personas en persona o tienen relaciones sexuales o a la siguiente. Es importante también poder tomar un cierto tiempo para ver si te interesa tener algo con dicha persona y también ver si hay incoherencias en su discurso, si te convence lo que sientes, etc.

Es importante también ser paciente, no hace falta correr, aunque nos bombardeen con el mensaje la vida son dos días o el tergiversado Carpe Diem. No quiero decir, que si la otra persona quiere correr en tener un encuentro sexual vaya a hacerte ghosting, pero sí es verdad que suele ser más habitual. Ten en cuenta que una relación, sea de la naturaleza que sea, exige cuidado, atención y cuidado.

Conoce su entorno

Poder conocer a sus amistades, sitios de interés, aficiones, etc.; te va a permitir tener una mayor conexión con la persona y por ende que si quiere ignorarte de manera flagrante le sea más complicado, porque hay mayores lazos de interconexión.

A su vez, a ti te va a dar la oportunidad de ver si te da confianza, te gusta, te interesa, etc.; la persona a la que estás conociendo. Quizás no te va a dejar de hablar, pero sí que luego te puedas arrepentir porque teníais valores totalmente distintos.

Ten claro qué buscas y qué busca la otra persona

La comunicación es algo fundamental. Ésta no es sólo hablar horas y horas sobre banalidades o sobre el último cotilleo que haya en el mundo, sino también poder expresar y escuchar qué quieres tú y qué quiere la otra persona. Si no hay un equilibrio entre lo que ambas partes buscáis el problema está servido. 

¿Y si me miente? Esto no tiene prevención ninguna. Tendrás que decidir si esa persona es digna de tu confianza o no. Hay personas que son muy hábiles a la hora de mentir y otras muy torpes. Si esto te preocupa, siento decirte que ha sido la preocupación de toda la humanidad. Hay algunos libros más o menos serios, pero la respuesta final es que no hay un método infalible, solamente pequeñas pistas, pero con poco éxito.

¿Y ahora qué?

Espero que no te haya asustado para buscar una nueva pareja o que si estás en una, tengas un miedo atroz ante la posibilidad de un caso de ghosting. Si tienes una pareja y estás agusto en ella, no hay nada que temer. Si te preocupa mucho, recuerda que hemos hablado sobre un muy buen recurso.

En caso de que hayas sufrido un caso de ghosting, te recomiendo que hagas el ritual de duelo. Dedícale tiempo y paciencia. Cuando lo hayas hecho, permítete un tiempo de barbecho. Te animo a que te sigas relacionando con tus amistades, familia, etc.; pero no busques con urgencia otra nueva pareja. Ese dicho un clavo quita otro clavo es peligroso e incluso puede darte más problemas que soluciones.

Si ves que se te hace muy cuesta arriba, no lo dudes y pide ayuda. Algunas veces el dolor puede ser tan grande que seguir adelante resulta complicado. ¡Si tienes dudas, recuerda que siempre me puedes preguntar!

La crianza ese gran lío… ¿todo vale?

crianza

Hace poco leí un artículo muy interesante del diario Público sobre la paternidad en referencia a algunas declaraciones de algunas personas famosas. En este post, quiero hablar sobre algunos aspectos de la crianza que comentan en ese interesante artículo que creo que son importantes para el correcto desarrollo de nuestra descendencia.

Nace el bebé… ¿Qué es importante?

Boris Cyrulnik avisa de un hecho muy importante, el progenitor que no está gestando al bebé tiene 8 meses desde su nacimiento para poder ser parte del mundo psicológico del bebé. Poder meterse en su mundo emocional no es algo tan sencillo como parece. El primer paso es que la madre gestante tenga sentimientos amorosos hacia la otra persona. Quizás parezca algo obvio, pero hay algunas parejas que tienen hijos sin quererse y este hecho es crucial para la correcta o incorrecta crianza. 

Winnicott nos recuerda que quién no haya parido tiene una función importantísima, fomentar la sensación de seguridad y de tranquilidad para la madre y el bebé. Esto se hace desde, acariciar a la madre y  al bebé mientras está lactando, recordar a la madre que ella tiene también sus necesidades propias, como ducharse, alimentarse, dormir, etc.; es decir, hay que ser un solucionador de problemas para esa dupla madre – hijo hijo-madre.

Si consigues hacer esto, vas a ayudar a construir una gran base segura sobre la que podrá caminar ese bebé y el día del mañana podrá tener una mejor salud mental y también poder disfrutar más de la vida.

Cambiar los pañales y la crianza ¿De verdad es importante?

Sigmund Freud ya nos explicó en su día lo importante que es que los padres admiren las heces de sus hijos e hijas para poder facilitar el paso de la etapa psicosexual anal. Poder cambiar los pañales, por estúpido que parezca, te va a permitir profundizar el vínculo con el bebé y mejorar la crianza.

En el artículo del que antes hablábamos, se habla de dejar que otra persona sea quién haga esas tareas «desagradables» y esto lo que conllevará es que el vínculo paterno o materno -filial se vea muy reducida o incluso destruido. Si crees que esto es una tontería o que no tiene sentido, dedica un poco de tiempo a alabar los excrementos de tu bebé y verás como su cara cambia radicalmente.

Saber los nombres de compañeros

Si recuerdas cuando hablamos del libro las Siete reglas de oro para vivir en pareja, era importante saber los nombres de las personas importantes de tu pareja para poder demostrar que además de que le prestas atención también podrás tener más elementos para poder saber más de su mundo emocional.

Lo mismo pasa cuando queremos ser una parte significativa de la crianza de nuestros hijos e hijas. Saber cómo se llaman sus docentes, el curso o incluso saber el nombre de la persona responsable de la extraescolar que haga, permite demostrar que el padre o la madre se interesa por el mundo de ese niño. Esto, además de facilitar la comunicación en casa, va a conseguir también prevenir situaciones complejas como el bullying o el ciberbullying

En conclusión ¿Cómo podemos acertar en la crianza?

Cuanto más podamos saber del mundo de nuestras hijas o hijos, desde cómo eran sus heces hasta cómo se llaman la persona que le cuida en el autobús de vuelta a casa, podremos mejorar la vida de nuestros hijos e hijas. No hay que ser un lumbreras para darse cuenta de esto, pero muchas veces se nos olvida.

Jugar en el parque con ella o él vestido de traje es aceptable, pero aún mejor para la crianza de nuestro pequeño es que te puedas quitar la corbata y la chaqueta. Poder poner menos distancia entre tú y tu hija va a permitiros tener un vínculo mucho más profundo y sano.

Bibliografía interesante…

Te dejo algunos libros que te pueden resultar interesantes que te pueden orientar en la crianza de tus hijos e hijas.

Psicoanálisis de los cuentos de hadas, ya es un clásico de este blog, mas me sigue encantando cada día más. Si te interesa comprarlo, puedes hacerlo aquí.

El amor que nos cura, un precioso libro de Boris Cyrulnik que nos demuestra lo importante que puede resultar ser un buen vínculo de amor tanto en la crianza infantil como en la vida adulta. Si te interesa comprarlo, puedes hacerlo aquí.

Cuando un niño se da muerte, otro libro del autor anterior. Es verdad que es un tema muy duro y de difícil gestión, pero es importante recordar de que en la infancia también hay suicidios y algunas veces se pueden prevenir desde el nacimiento. Si te interesa comprarlo, puedes hacerlo aquí.

(El último de Boris Cyrulnik lo prometo), Bajo el signo del vínculo: Una historia natural del apego, una pequeña revisión sobre las obras de John Bowlby y Mary Ainsworth incluyendo algunos datos también de la neuropsicología. Si te interesa, puedes compararlo aquí.

El secreto del hijo, del psicoanalista Massimo Recalcati, es una obra importantísima para poder entender cómo están cambiando las cosas entre los padres y los hijos. La caída de ese padre autoritario y recto casi sin compasión ha dado paso a otra figura, que no tampoco es óptima. Si te interesa, puedes comprarlo aquí.

Ideas para padres en apuros, de Joseph Knobel Freud, es un libro muy sencillo de leer, que incluso puedes leer por capítulos sueltos. Te dará pistas concretas para poder mejorar la crianza y no morir en el intento. Si te interesa, puedes comprarlo aquí.

La relación hurtada, del famoso gestaltista Francisco Peñarrubia, nos dirige la mirada también a las heridas que deja la ausencia paterna en la vida de los hijos. Quizás sea el libro para todos esos padres que creen que no saber datos relevantes de la vida de sus hijos no es importante. Si te interesa comprarlo, puedes hacerlo aquí.

¿Conversar online es igual que en persona?

online

Hoy en día pensar en una conversación online es totalmente habitual, ya sea por mediante nuestro teléfono móvil o cualquier otro tipo de dispositivo con conexión a internet.

A causa de la pandemia el número de aplicaciones para poder ver a otra persona se ha multiplicado y su uso igual. Es más, hay empresas que todavía apuestan por el teletrabajo o por lo menos por aumentar el número de videoconferencias. Sin embargo, creo que es importante que nos podamos parar a pensar a ver si esta práctica tan presente en nuestra vida tiene tantos beneficios como nos dicen.

A pesar de que escribo en un blog, sigo pensando que Carl Sagan tenía mucho razón al decir «Vivimos en una sociedad extremadamente dependiente de la ciencia y la tecnología, en que casi nadie tiene unas mínimas nociones sobre ciencia y tecnología.» Esta lapidaria, pero cierta, frase la mencionó el importantísimo divulgador científico en 1996 en su última entrevista. Si te interesa conocer más sobre esta entrevista, aquí puedes ver el vídeo:

¿Qué perdemos vía tecnología?

Por mucho que nos hayamos acostumbrado a los entornos online y pasemos mucho tiempo usando videollamadas, tenemos que recordar que la comunicación no es similar. No nos podemos oler, aspecto fundamental como ya nos demostró  Lucy Vicent en su maravilloso libro Neurobiología del amor; Los secretos del enamoramiento y la bioquímica del deseo

A su vez, perdemos la opción de tocarnos. Puede parecer una tontería, pero si te fijas en cualquier libro serio sobre la comunicación no verbal se le da una gran importancia a la capacidad de poder sentir a la otra persona. No sólo el mero hecho de palpar la piel de la otra persona ayuda, sino que datos como temperatura, rugosidad, sequedad, etc.; de la piel facilita o entorpece la comunicación. La tecnología podrá avanzar mucho, pero lo online nunca llegará al nivel de la realidad.

Es evidente que la escucha y la visión no es la misma. Podemos ver parte del torso de la persona, pero nunca podremos verle tan bien  como cara a cara y lo mismo sucede cuando oímos. Por muy buenos micrófonos que se tengan o altavoces, siempre se corre el riesgo de que el internet falle, el ordenador no quiera trabajar, etc.

Ventajas indudables de la conversación online…

Está claro que la comunicación online ha revolucionado nuestra forma de relacionarnos. Está claro que cada vez más personas deciden viajar por el mundo, por lo que poder hablar o escuchar a una persona que está en Estambul desde Madagascar es una maravilla y un lujo. Es verdad que con los horarios tan caóticos que llevamos, es muy fácil que nunca encontremos tiempo para juntarnos y la opción de la plataforma cibernética ayuda mucho.

Desde reuniones de trabajo, hasta relaciones amorosas se dan gracias a la tecnología y la capacidad de nuestras sociedades para conectarnos vía internet con otra persona esté en dónde esté, o eso creemos. Aunque como todo, también existe una parte oscura del asunto y no hay más que ver algunas noticias.

Lo que se nos olvida de esta práctica…

Tanta pantalla nos hace mal. Esto es un hecho. No hay que hacer grandes reflexiones ni leer grandes compendios, solamente hazte esta pregunta. ¿Te cuesta más leer un texto en un folio o ver 4 minutos de vídeo? Me da igual que sea en una pantalla el folio o no. Seguramente tu respuesta será que te es más fácil la parte audiovisual.

Es un hecho, que nos cuesta cada vez más poder leer y comprender un texto, bien esté presentado en formato de papel o vía online, como ebook o proyectado en una pantalla. Las conversaciones orales nos cuestan cada vez más, solo hay que ir en el metro y ver cuantas personas conocidas van charlando tranquilamente entre ellas o cada cual mirando su pantalla.

Es verdad que hay algunos raros que seguimos leyendo, pero si eres una persona extraña de esas, seguro que habrás notado que hay épocas que te tira más ver un vídeo que leer. Es verdad que el leer exige más concentración, pero si fuese el único factor, las personas mayores que no han vivido apenas con las pantallas, no tendrían problemas en estar horas viendo la pantalla.

Es más, cada vez se usan menos palabras y más emoticonos, una vez más imágenes. Si te paras a escuchar conversaciones de personas jóvenes el número de palabras se reduce a una velocidad alarmante. El uso de las palabras nos permite poder explorar nuestro mundo racional y emocional. Ya nos lo dijo Freud: «La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas». Estas palabras datan del siglo pasado y hoy en día siguen siendo tan vigentes como cuando él las enunció.

No quiero decir que todo lo online sea malo, yo de hecho algunas veces tengo sesiones terapéuticas a través del ordenador. Sin embargo, creo que es importante recalcar y recordar la importancia de la expresión oral. Las palabras nos sanan. Quizás te suene a cliché, pero es una verdad como una catedral, sino echa un vistazo a las obras que hemos comentado de José María Álvarez o Massimo Recalcati. En todas ellas verás que la palabra es crucial para la salud mental.

Una vez más, te dejo en negrita y en grande la frase del padre del psicoanálisis, que creo que lo resume perfectamente mi sentir y pensar.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas