Algunas claves para gestionar el estrés al 99%

Una de las grandes quejas que se escuchan en la consulta es el estrés y una gran ausencia de conocimiento para su gestión.

Aquí te vamos a dar algunas claves, en forma de libros, técnicas e indicaciones. Antes de comenzar es importante que vuelvas a leer el título, al 99%. Si has leído algún post sobre el blog habrás visto que rara vez hablo en términos absolutos y esta vez vuelve a ser así. Bajo ningún concepto lo que aquí presento sustituye a una orientación médica o de tu  terapeuta, analista.

¿Cuál es el problema del estrés?

Principales dificultades para su correcta gestión

El primer problema de que una persona esté estresada es que si no encuentra momentos para desestresarse la salud, tanto mental como física, se va a ver muy castigada. Es decir, el primer paso para poder tener a ralla el estrés es conseguir encontrar un momento para relajarte.

No es necesario que tengas que irte a un spa, que te den masajes con aceites varios o estar sin hacer nada. Esto sin lugar a dudas puede ser muy útil y beneficioso, pero no está al alcance de cualquier persona.

Otro gran error suele ser buscar momentos de «paz interior» de carácter artificial. Con esto me refiero a las frases o indicaciones de algunos libros de autoayuda que dicen algo como «¡Haz tu momento de relajación!» con una serie de indicaciones muy genéricas. Yo te recomiendo que puedas dedicar a cómo sería tu momento de tranquilidad utópico. Cuando lo tengas claro quita todos los elementos imposibles o nada factibles. Intenta comenzar por un momento sencillo y sin grandes gestos. Algunas veces menos es más.

Si pretendes tener 0 estrés, eso significará que te has muerto. Un cierto grado tensión es necesario para vivir. Desde ir al baño hasta participar en cualquier competición deportiva de alto nivel. La problemática no radica en un alto o bajo nivel de estrés, sino el tiempo que dure la situación estresante.

¿Es posible desestresarse?

La respuesta es un sí rotundo. Gestionar el agobio del día a día no significa que no exista rastro de éste. Gestionar, hace referencia a que haya momentos de estrés, sea de la naturaleza que sea, y también de relajación.

El estrés genera cortisol, éste es muy necesario para el correcto funcionamiento del cuerpo, pero los problemas vienen cuando ese nivel de cortisol aumenta demasiado. La forma más efectiva de conseguir bajar ese nivel es con la oxitocina. Esta hormona aparece siempre que tenemos una situación placentera, bien sea de carácter sexual o de cualquier otra naturaleza.

Una forma de conseguir aumentar la oxitocina es con el contacto corporal con otra persona, como caricias, besos y también el sexo. Las personas que están en un período de enamoramiento suelen producir en grandes cantidades esta hormona. Esto no significa que tengamos que estar enamorados o teniendo sexo cada vez que necesitamos desestresarnos. Es más, el sexo como tal no produce la oxitocina, tiene que haber placer.

Una forma de poder generar oxitocina, que a su vez ayuda a gestionar de una mejor manera el estrés es el baile. Por una parte, es una actividad física que ayuda mucho a que el cerebro se nutra e incluso ayude a en casos de daño cerebral y por otra parte, al ser una actividad que normalmente se suele hacer con otras personas el contacto está asegurado. Si añadimos a la ecuación una sensación de que lo estamos pasando bien, tenemos el caldo de cultivo perfecto para que la oxitocina campe a sus anchas por nuestro cuerpo.

Ligado con esto último, es importante también tener vínculos de calidad con distintas personas. Si tenemos un entorno que nos hace sentirnos amados y que nos hacen ver que podemos confiar en las personas que nos rodean, cada vez que estemos con dichas personas estaremos gestionando nuestro estrés con altos niveles de oxitocina.

En caso de que no tengas opción de nada de lo anteriormente mencionado, te recomiendo que recurras a técnicas de meditación o que atiendas con mucho cuidado y mimo tu higiene del sueño. Dormir es importantísimo para poder gestionar cualquier situación emocional complicada, incluida un exceso de estrés. Si te cuesta dormir habitualmente, quizás la logoterapia te pueda resultar de interés.

Finalmente, si tienes pocas amistades o ninguna, te recomiendo que preguntes en tu ayuntamiento, centro deportivo más cercano, sobre alguna actividad que sea de tu gusto que se haga con otras personas, puede ser desde cocinar hasta practicar un deporte. La cuestión es que disfrutes con esa actividad y que a poder ser estés con otras personas, ya que una conversación agradable puede ser tan placentera como una caricia o un beso.

Recursos

Meditación

Cuando se habla de meditación, siempre pensamos en algo parecido al mindfulness, es decir, respirar de manera tranquila, estar en un estado «zen» constante. Sin embargo, se puede meditar utilizando mantras, repitiendo frases constantemente que permiten que enfoques la atención en lo que estás diciendo; o pintando mandalas. Quizás has visto que se utilizan en ferias o fiestas, pero bien utilizadas pueden ser un poderoso aliado en la gestión del estrés, ansiedad e incluso poder aliviar síntomas de la depresión.

Lo importante de esta herramienta no es hacer una obra de arte, sino poder centrarte en el acto de dibujar. Permitiéndote sólo centrarte en algo tan sencillo como posar un lapicero de color y hacer un movimiento rítmico. Es importante, que si utilizas esta herramienta, cuides el momento Intenta estar sola o solo, atendiendo a la respiración y con todo lo que necesites a tu disposición, para que no tengas que ir a buscar nada varias veces.

Literatura

El estrés es algo que se ha estudiado mucho en psicología y por tanto te vas a encontrar con muchísima literatura. Es importante que recuerdes que no existe ninguna técnica definitiva, ni que nadie tiene una verdad absoluta.

Los libros que te recomiendo para poder gestionar de la mejor manera posible el estrés, siempre desde mi punto de vista son los siguientes:

Libros con reseña

Libros sin reseña

Los dos libros que siguen, no los conozco, por lo que me he guiado únicamente por los títulos y los comentarios de las personas. Esto no significa que la calidad de estas obras sea buena o mala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: