5 claves para mejorar tu memoria

Una gran preocupación actual es la memoria. Tenemos mucha tecnología que nos ayuda a guardar recuerdos de todo tipo, ordenadores, cámaras, etc. Sin embargo, cada día hay más productos que nos prometen mejorar la memoria, etc.

El cerebro, en cierta manera, es como un músculo, cuanto más lo ejercitas mejor le irá. También tiene sus límites y sus fallos, sino probad a mirar múltiples estímulos artísticos de manera continuada y en grandes cantidades. Si lo hacéis, conoceréis lo que le sucedió a Stendhal.

Es verdad, que por muy buena memoria que tengas, ésta no es nunca totalmente fiable. En caso de que te guste el cine, te recomiendo que veas la película Regresión

1ª clave: Bailar ayuda a tener mejor memoria

Quizás esto te resulte un tanto curioso, pero el conjunto de ritmo, instrumentos y movimientos concretos hacen que tu cerebro se ponga más saludable y por ende tu memoria. Bailar no sólo te ayudará para poder recordar que Descartes estaba equivocado, sino que aunque tengas una lesión cerebral grave, solamente por ver bailar e imaginarte bailando te ayudará.

Quizás esto te parezca un poco fantástico, pero Milton H. Erickson consiguió levantarse de la cama por sí mismo cuando sufría polio. La verdad es que el cerebro tiene todavía muchos misterios que enseñarnos.

En definitiva, si estás estudiando unas oposiciones o una serie de exámenes bastante duros, te ayudará el poder utilizar el baile como un buen complemento. Es verdad que la danza no te va a aprobar el examen, pero ayudará.

2ª clave: Come para cuidar tu cerebro

Es bien sabido que «Somos lo que comemos» y en cierta manera es así. Alrededor de cada 8 bocados van directamente a nuestro cerebro, por lo que la gastronomía va a influir en nuestro músculo más importante.

Si somos lo que comemos entonces, quizás haya algo que podamos comer para cuidar la memoria. En este caso, no es mejorar nuestra memoria, sino reavivar nuevos recuerdos y aumentar las conexiones neuronales. Comidas especiadas, gastronomía nueva, sabores distintos a los habituales o texturas distintas son pequeñas explosiones en forma de estímulos para nuestra cabeza. Cuanto más puedas ampliar la concepción de un sabor, textura, etc.; entonces tendrás más datos asociados a esa experiencia y por ende, tendrás un recuerdo más nítido.

En definitiva, cuanto más variada, sana y «novedosa» sea tu comida mejor le irá a tu cerebro y a tu memoria en general. No hace falta que todos los días hagas platos novedosos y de explosiones de sabor. Es más sencillo que todo eso, intenta explorar nuevos sabores o incluso lo que siempre cocinas igual, arroz por ejemplo, hazlo con distintas recetas.

3ª clave: Ver fotos antiguas

Actualmente hay muchísimas redes sociales que apuestan por las fotografías. La más famosa sin lugar a dudas es Instagram, mas la solución no es tan sencilla como subir fotos sin control para tener una mejor memoria. Sino justo al contrario, ver de manera pausada cada fotografía y ver las caras, lugares, rememorar anécdotas, etc.

Hay varios experimentos muy interesantes con personas con alzheimer y con máquinas de fotografía. Éstas sacan fotos en momentos aleatorios del lugar en el que están y cuando las personas las ven, pueden ir paliando los efectos neurodegenerativos de la enfermedad.

Si tienes álbumes de fotos, te recomiendo que los cojas y dediques tiempo a poder verlas con cuidado, intentar recordar las caras, etc.; ya que ello hará que vuestra memoria a largo plazo se ponga a funcionar como una loca. El summum sería si junto a esos recuerdos puedes tener una conversación con alguien que también las conociera y que te pueda ampliar detalles.

La base es similar a la del punto anterior, cuantos más matices tengas de un recuerdo más claro estará en tu memoria y también ésta se encontrará más fortalecida.

4ª clave: ¡Conoce gente y ve caras!

Algo tan sencillo como conocer a distintas personas y ver caras, aunque sea con mascarillas, nos van a ayudar a mejorar nuestra memoria. Ten en cuenta que el hecho de ver a una persona conocida nos obliga a recordar qué experiencias tenemos asociadas a ella, momentos compartidos y un larguísimo etc.

Conocer a gente nueva es importante también para nuestra propia gimnasia mental. Esas nuevas conexiones neuronales tienes que entenderlas como si fuesen más y más caminos interconectados. Cuantos más caminos haya, la información podrá circular más y más rápido y también en mayores cantidades. Este ejemplo tiene muchos fallos de matices, pero creo que es sencillo de entender.

La construcción de nuevos caminos rápida, efectiva y  potente es conocer gente, con todos los estímulos que a esta experiencia le acompaña.

5ª Clave: Huele olores nuevos

Educar el olfato es una habilidad muy importante si tienes interés en tener una buena memoria. Construir esos caminos novedosos a través del olfato es muy interesante, ya que un olor también nos puede traer recuerdos.

Cuantos más olores seas capaz de distinguir serás capaz de introducir nuevos matices a todos tus recuerdos y esto significa que esos caminos nuevos que crees tendrán señales más claras, una calzada más sólida…

Si tienes problemas de memoria, te invito a que te dediques a buscar olores que te sean conocidos y poder buscar todos los matices que tenga. A la vez, intenta investigar otros olores que te sean desconocidos. Intenta que no sean ni muy complejos ni tampoco excesivamente difíciles de conseguir.

La solución más sencilla, desde mi punto de vista, es el uso de aceites esenciales. Hay muchísimas opciones olfativas, por lo que comienza por las más conocidas y después a las desconocidas.

Puedes jugar a adivinar cuál es cuál y hacerlo con otras personas te ayudará a que te resulte más ameno y divertido, y de paso afianzar esos caminos. 

Si te interesa más sobre la memoria te invito a leer estos libros:

Los falsos recuerdos

Escritos esenciales de Milton Erickson Vol. 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: