Gestalt… Viajemos durante 25 años de la Gestalt

Veinticinco años de la Gestalt es una introducción a la obra de Fritz Perls de la mano de un discípulo muy importante de Claudio Naranjo, Albert Rams. Además de beber de lo escrito por el padre de la terapia, también nos hace alguna que otra introducción al psicoanálisis lacaniano

Antes de pasar a los aspectos positivos y negativos, hay que decir que el libro es terriblemente extraño. Comienza con una serie de avisos, que yo no los tomé en serio, pensé que era una exageración, pero luego vi que era un aviso muy correcto y amable por parte de Albert. Juega mucho con el lenguaje, con frases hechas, etc. Habrá varios momentos en los que te sientas un poco abrumado con todos los giros que da. La Gestalt no suele ser tan complicada, pero es verdad que parece ser una característica del autor. 

Aspectos positivos…

El libro es una joya. Es un libro que requiere ser leído una vez más, sino hemos tirado el dinero. Lo bueno es que el mismísimo autor te dice que te des tiempo, que lo dejes reposar. Hay que dejar que los conocimientos hagan poso, como el vino macerando o la cerveza. Lo lees este año, lo coges dentro de 3 y luego al de otros 4. Posiblemente, lo volverás a coger al de otro tanto y seguirás aprendiendo y creciendo como persona.

El autor nos ofrece una parte de la historia de Fritz Perls, el padre de la Gestalt. Si te interesa profundizar en la historia de la corriente te recomiendo que conozcas a Pedro de Casso un experto en la vida de Perls y su trabajo. Sin embargo, la silla se quedaría coja si no hablamos de Laura Perls, la madre de la gestalt. 

Si te interesa el eneagrama, este libro te dará algunas claves, aunque si tienes mucho interés, lo mejor es que después de leer este libro te acerques a este otro, Clown Esencial.

Aspectos negativos…

A pesar de que Albert nos avisa de que tiene un lenguaje especial cuanto menos, pero aún así yo he tenido momentos en los que me planteaba quemar el libro o quemarme yo y dejar el libro tranquilo (Albert también te avisa de esto, ¡igual el problema es mío!). En varios momentos, se hace pesado leerlo, necesitas bastante tiempo para poder chupar toda la esencia (pero claro, ya hemos dicho que eso es parte de su peculiaridad)…

Al principio hemos dicho que hace una breve introducción al psicoanálisis lacaniano. El problema radica en que el autor no es psicoanalista, por mucho que haya leído textos de la corriente. Sin embargo, es importante haber hecho la formación, además de haber pasado por un proceso psicoanalítico. Es decir, es necesario haber leído a Freud para poder explicarlo, pero más importante es aún haberlo estudiado en profundidad. Algunos aspectos que presenta, lo hace de una manera liosa y confusa. 

Es una verdadera pena que apenas hable de Laura Perls. Ella fue una figura clave en el desarrollo de la corriente y también le dotó de mucha teoría, ya que ella fue quién estudió con la escuela de la Gestalt. Si te interesa conocer mejor a esta autora, te recomiendo leer esta magnífica obra.

Valoración final…

Si estás pensando en comprar por placer el libro, tienes que tener en cuenta que no es un manual sobre psicoterapia Gestalt. Es importante que tengas alguna base sobre ésta, para poder entender algo.

Este libro no tiene una estructura habitual y tampoco es sencillo de leer, por lo que si eres impaciente o dispones de poco tiempo, quizás no sea tu momento.

Yo lo disfruté enormemente el libro y la verdad es que solo rasqué la superficie de la magnífica obra. 

Si te interesa y vivas dónde vivas, pincha aquí.

A %d blogueros les gusta esto: