El Hombre de las ratas, el obsesivo 1.0

Este libro posiblemente lo conozcáis mejor por el pseudónimo de «El hombre de las ratas». Este libro es un clásico de Sigmund Freud y evidentemente del psicoanálisis, al igual que de la historia de la psicología. Lo primero que hay que tener en cuenta que es un libro escrito en 1909 en base a un caso clínico, por lo que la prosa es muy distinta a la actual. En cualquier caso, es una obra que os animo a que la tengáis en vuestra biblioteca. 

Aspectos positivos…

El libro explica muy bien el trabajo del primer Freud, hay que sacar todo lo que hay en el inconsciente y ahí se da la cura, parecida a la visión que plantean en Ingenuos. En el libro se explica cómo va Freud desgranando el relato del paciente amante de las ratas a la vez que explica por qué hace qué. Es una muy buena opción para entender cómo funciona la estructura obsesiva.

Además de lo anterior, también explica teoría psicoanalítica. Es muy interesante poder leer al propio autor explicar los conceptos, porque él mismo admite que hay limitaciones y errores que comete. En la parte de las pulsiones se ve claro que la crítica de John Bowlby en su libro, compartida por Lacan, son muy acertadas.

La forma de escribir de Freud, es como si fuese el de una serie de misterio en la que hay que buscar al «culpable», aspecto que comparte Yalom, aquí. Esta forma de escribir permite entender cómo va sacando la conclusiones. A su vez, que es lo más importante de cualquier metodología, cómo construye más hipótesis. Al igual que dice Boris Cyrulnik, una explicación que no permite seguir investigando no suele ser una buena explicación.

Aspectos negativos…

Lo adelantaba al principio, la forma de escribir de Freud es un poco farragosa y complicada de entender algunas veces, parecida al del libro psicodrama. Al igual que en el libro de Anna Freud, también utilizan latinismos o vocabulario propio de Latinoamérica, lo cual dificulta un poco la lectura.

Ahora hago un 2×1. Su teoría pulsional está basada en la física de su época, la cuál se demostró que era incorrecta. Todo esto viene a que  cuando explica como los impulsos pulsionales trabajan en la estructura obsesiva, resulta complicado de leer, recordemos que él lo trata como algo de la física, que hay que coger con pinzas.

La traducción del alemán al castellano en algunos casos está mal hecha. Esto se observa en aquellos  momentos en los que la frase en castellano carece de sentido, pero al leer el término en alemán, algunos los ponen, entiendes mejor lo que quería decir el autor.

Valoración final…

El libro es una muy buena manera de estudiar la estructura obsesiva desde el punto de vista del psicoanálisis. A su vez, seas de la rama que seas, tiene muchas explicaciones que posiblemente te ayuden a entender mucho mejor que se juega en la mente de una persona con esta sintomatología.

Es verdad que es un poco farragoso leer una obra de hace dos siglos, pero es una oportunidad de oro para poder ver cómo hacía Freud sus apuntes, entender su forma de trabajar y sobretodo, de acercarse de primera mano a su teoría. Leer lo que piensa otra persona sobre un tema siempre tiene un pequeño precio, como el de las metáforas.

Este libro es posible que también te mueva cosas, como es el caso de La relación hurtada o De que hablamos cuando hablamos de violaciónCon esto me refiero a que leer, casi nunca, siempre nos lleva por nuestro mundo, lo que siempre mueve algo.

Le hemos presentado como el hombre de las ratas un clásico en las películas cuando hablan de la obsesión. Sin embargo, en este caso las ratas, os dejo una pista, tiene más que ver con el ejército.

¡Si quieres comprar el libro, te llevas 2 en uno, el caso del pequeño Hans!

Una respuesta a «El Hombre de las ratas, el obsesivo 1.0»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: